Publicidad
6 Oct 2021 - 9:30 p. m.

Moody’s mantuvo grado de inversión de Colombia y elevó la perspectiva a estable

La agencia Moody’s Investors Service mantuvo la calificación de la deuda a largo plazo en moneda extranjera de Colombia en Baa2 (equivalente a BBB en otras escalas internacionales). Además, mejoró la perspectiva de negativa a estable.
Colombia mantiene el grado de inversión. - Imagen de referencia
Colombia mantiene el grado de inversión. - Imagen de referencia
Foto: Archivo

Moody’s reafirmó la calificación crediticia del país en Baa2, un escalón por encima de grado de inversión, y mejoró la perspectiva de negativa a estable.

Respecto al anuncio, el ministro de Hacienda y Crédito Público, José Manuel Restrepo, dijo que con la decisión de Moody’s se estabilizan las perspectivas de las cuatro calificaciones de riesgo de la deuda pública colombiana: Moody’s, al nivel Baa2/Estable; DBRS, en BBB Low/Estable; Fitch, BB+/Estable; y S&P Global Rating, BB+/Estable.

Es valido recordar que en julio Fitch Ratings rebajó calificación del país, de BBB- a BB+ con perspectiva estable, por el aumento del déficit fiscal y la deuda pública, así como por la incertidumbre en la evolución de la economía nacional en el mediano plazo. Standard & Poor’s ya había tomado la misma decisión en mayo. En ese momento, hubo preocupación por la pérdida del grado de inversión de Colombia, una calificación que el país ostentaba desde 2011 y que era un baluarte de orgullo para gobierno y empresarios.

Ahora, es una buena noticia la calificación de Moody’s que se soporta en la capacidad de las instituciones para construir consensos e implementar políticas macroeconómicas prudentes y efectivas ante los desafíos de la pandemia; la aprobación de medidas fiscales en el Congreso de la República, que promueven la estabilización de la deuda pública en los próximos años y los efectos favorables de la reactivación económica sobre las finanzas públicas.

También puede leer: Colombia venderá al menos $500.000 millones en bonos verdes

Restrepo también afirmó que el mantenimiento del grado de inversión reconoce la fortaleza institucional del país, “de construir consensos con sentido de grandeza, como se logró con la Ley de Inversión Social, así como de haber abierto un diálogo constructivo alrededor de la sostenibilidad social y fiscal y la reactivación económica, con distintos actores de la sociedad”. Igualmente, expresó que “es fruto de la enorme capacidad de resiliencia que tenemos los colombianos”.

La calificación ubica a Colombia al mismo nivel de países como Filipinas, Hungría, Indonesia, Kazajistán, Panamá, Portugal y Uruguay.

“La expectativa de Moody’s de que el crecimiento seguirá siendo robusto en los próximos años denota la fuerte resistencia de Colombia”, destacó la calificadora, refiriéndose a las adversidades monetarias que ha enfrentado el país. Agregó que la perspectiva estable asume que el próximo Gobierno mantendrá las políticas macroeconómicas prudentes para conducir a la estabilización de las métricas crediticias y para reducir los desequilibrios fiscales y externos.

La firma dijo que Colombia tiene un historial bien establecido en cuanto a sus políticas macroeconómicas que le permiten superar grandes desafíos; sin embargo, indicó que la pandemia y la subsiguiente respuesta política (tanto para mitigar la crisis de salud como para apoyar la recuperación) resultó en un deterioro en los índices de endeudamiento, aunque está en línea con el de otros países.

¿Qué es el grado de inversión?

El grado de inversión es simplemente un umbral en una tabla de calificaciones que determina una nota mínimamente aceptable, similar al 3,0 que en muchas universidades establece quién pasa o no una materia (aunque sea raspando). Pero en el mundo de las finanzas globales ese umbral determina qué país tiene unos estándares razonables de solidez económica y reputacional ante sus acreedores. Es decir, si tiene grado de inversión, no hay tanto riesgo y por ende se le puede prestar con intereses atractivos (entre más escalones se encuentre por encima del grado de inversión, menos intereses paga).

Por la importancia de estos puntajes es que existe la industria de las calificadoras de riesgo. Se trata de entidades que se especializan en valorar el riesgo de cada nación, y asignar una nota a su deuda con base al riesgo que determinan diferentes factores claves (como la inflación, endeudamiento, PIB, y la fortaleza de las instituciones). Si bien hay muchas calificadoras, las más importantes, las que más miran los inversionistas (acreedores), son Standard & Poor´s (S&P), Fitch Ratings y Moody´s.

También es necesario entender cómo se leen las calificaciones crediticias que tienen dos partes: una nota y una perspectiva. La perspectiva da información de cómo podría cambiar la calificación a futuro, por lo general 12 meses, puede ser positiva (la calificación puede subir), estable (se mantendría igual) o negativa (hay riesgo de una rebaja). En Standard & Poor´s y en Fitch Ratings el grado de inversión se obtiene desde la calificación BBB- (el signo negativo no significa perspectiva negativa), y en Moody´s desde Baa3. Y por supuesto hay toda una escalera de notas tanto arriba como abajo de estos umbrales.

En este caso, Moody’s mantuvo la calificación crediticia del país en Baa2 (un escalón por encima de grado de inversión) y mejoró perspectiva de negativa a estable.

Read more!

Puede leer: Economía colombiana crecería 7,7% en 2021: Banco Mundial

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.