3 Apr 2019 - 10:15 p. m.

Movo y su apuesta para democratizar el uso de las patinetas eléctricas

Este nuevo participante en Colombia, a mediano plazo, planea diferenciarse de sus competidores al disponer zonas de cobertura en sectores no tan exclusivos y permitir diversas formas de pago.

Diego Ojeda / @diegoojeda95.

La micromovilidad es un concepto que en los últimos meses se ha popularizado en Colombia. Lo anterior ha sido producto de la llegada de empresas que buscan ofrecer alternativas de transporte como alquiler de patinetas y bicicletas eléctricas, tal es el caso de la mexicana Grin y la colombiana Muvo, respectivamente.

Sin embargo, un nuevo participante llega al país, Movo, con ‘o’, compañía que pone sobre la mesa una apuesta que, a simple vista, plantea una revolución de la movilidad tal y como la conocemos.

Le puede interesar: Infraestructura y seguridad: los retos para regular la micromovilidad en Bogotá

En su entrevista con El Espectador, Juan José Acosta, quien es el country manager de Movo para Colombia, explicó que uno de los principales diferenciales que tienen como participante es que no se encuentran solos en la industria. Esta compañía, de origen español, hace parte del grupo empresarial Maxi Mobility, mismo que tiene bajo sus alas otras marcas como Cabify y Easy Taxi.

Lea también: Usuarios de Cabify ahora podrán pedir taxi desde la aplicación

Para Acosta, lo anterior se traduce en la posibilidad de implementar tecnologías que permitan ofrecer mejores alternativas de transporte a los usuarios. Por ejemplo, esta integración podría permitir que si en el futuro una persona se dirije a determinado lugar en un carro, pero que en medio del trayecto hay un trancón, la aplicación puede sugerir bajarse en determinado lugar y completar el trayecto con una patineta eléctrica.

En concreto, el nuevo concepto que proponen alianzas como estas es todo un ecosistema de plataformas dedicadas a la movilidad que pueden trabajar en conjunto con el fin de permitir que los pasajeros lleguen a sus destinos en el mejor tiempo posible. Lo anterior apalancándose con tecnologías como Inteligencia Artificial.

Por lo pronto, esperan dar los primeros pasos en esta materia al integrar a Movo en la app de Cabify durante los próximos dos meses. Así las cosas, esta aplicación quedaría con Movo y Easy Taxi al interior de su interfaz.

Otro de los pasos que espera dar esta compañía, que ya arranca su operación en Colombia, es ampliar sus zonas de cobertura a mediano plazo.

Por el momento, Movo dispone de unas 1.000 patinetas que se encuentran disponibles en la ciudad de Bogotá entre la calle 72 y 134 y desde la Carrera Séptima hasta la Autopista Norte.

Sin embargo, Acosta dijo a este diario que planean ampliar el servicio a otras zonas de la ciudad, como el centro o la Avenida El Dorado, que también tienen necesidades de movilidad que podrían ser resueltas con su servicio.

“Esto representa un reto, porque abrir cobertura en otras zonas es abrir otro centro de operaciones. No obstante, creemos que esta debería ser una solución para toda la ciudad y no una zona en específico”, señaló acosta.

La compañía, que también tiene presencia en México, Perú y Chile, espera expandirse durante este año a otras ciudades como Barranquilla, Cartagena, Medellín y Cali.

Le puede interesar: El debate por la legalidad de las apps de transporte

 

Funcionamiento, tarifas y modo de pago

 

Al igual que Grin,su principal contrincante, Movo funciona con una aplicación mediante la cual el usuario puede saber dónde están las patinetas.

En esencia lo que debe hacer un pasajero es dirigirse a una patineta y desbloquearla escaneando un código QR que hay en la misma. Una vez activada, la persona puede iniciar su viaje hasta llegar al punto de destino, lugar donde deberá indicar a la aplicación el fin del recorrido.

El precio de este servicio curiosamente es similar al de Grin, $1.500 por desbloquear la patineta y $300 por cada minuto de uso.

Acosta concuerda con la idea de que pagar con tarjeta de crédito por un servicio como estos, en un país latinoamericano, puede llegar a ser restrictivo. En un esfuerzo por democratizar el uso de las patinetas de Movo, afirmó que a un mediano plazo buscarán implementar otras formas de pago, como por ejemplo, que el usuario pueda recargargar con su tarjeta débito cierta cantidad de tiempo, o que haga lo mismo con efectivo en puntos físicos.

“No deberíamos tardar mucho a llegar a esto, sabemos en el mercado en el que estamos”, precisó.

Dentro de otros aspectos relacionados a esta patineta se encuentra que el peso máximo que pueden transportar son 105 kilogramos, tienen 250 Watts de potencia, puede andar hasta 32 kilómetros por hora (aunque las tienen configuradas para que anden a una velocidad cercana a los 20 kilómetros por hora) y su vida útil en un negocio como estos es de cinco o seis meses, después de esto son recicladas ya que la reparación fácilmente puede llegar a igualar el costo total del vehículo.

En su entrevista Acosta también destacó que, junto con otros participantes presentes en la industria de la micromovilidad en Bogotá, han adelantado diálogos con la Secretaría de Movilidad en búsqueda de regulaciones que permitan definir una ruta de cuál es el comportamiento que deben tener las compañías y usuarios de este servicio en una ciudad como Bogotá.

Le sugerimos leer: "La micromovilidad permite viajes limpios, económicos y rápidos": Andrew Savage

Comparte: