El Magazín Cultural

Publicidad
25 Mar 2022 - 8:43 p. m.

A partir de hoy los Gabos descansan juntos

Los restos de Mercedes Bacha fueron trasladados al Claustro de La Merced, de la Universidad de Cartagena, para ser sepultados junto a las cenizas de Gabriel García Márquez, quien fue su esposo por cincuenta y seis años.

Ricardo Maldonado Rozo/EFE

En la imagen familiares de Gabriel García Márquez junto al busto del Premio Nobel de Literatura erigido en el Claustro de La Merced, de la Universidad de Cartagena, lugar donde reposan los restos del escritor desde el 2016. A partir de este viernes las cenizas de Mercedes Bacha, quien fue esposa de García Márquez, serán sepultadas junto a las de él.
En la imagen familiares de Gabriel García Márquez junto al busto del Premio Nobel de Literatura erigido en el Claustro de La Merced, de la Universidad de Cartagena, lugar donde reposan los restos del escritor desde el 2016. A partir de este viernes las cenizas de Mercedes Bacha, quien fue esposa de García Márquez, serán sepultadas junto a las de él.
Foto: (EPA) EFE - Ricardo Maldonado Rozo

Las cenizas de Mercedes Barcha, fallecida el 15 de agosto de 2020 en Ciudad de México, reposarán desde este viernes en Cartagena de Indias al lado de las de su esposo, el Premio Nobel de Literatura de 1982, Gabriel García Márquez.

La urna con las cenizas de “La Gaba”, como le decían a Barcha sus amigos más cercanos, no habían podido ser trasladadas a Colombia para ser sepultadas junto a las del laureado escritor, con quien estuvo casada durante 56 años, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de la covid-19.

García Márquez también falleció en Ciudad de México, el 17 de abril de 2014, y sus cenizas fueron depositadas el 23 de mayo de 2016 en un memorial construido en su honor en el Claustro de La Merced, de la Universidad de Cartagena, ciudad en la que vivió cuando joven, donde se inició en el oficio del periodismo y que fue fuente de inspiración de su obra.

Le invitamos a leer: Cartagena, la ciudad que reunirá a Gabo con su esposa

La ceremonia de disposición final de las cenizas de Barcha en el claustro será “un acto privado, no pequeño, porque ellos tenían un mundo muy grande de amigos”, explicó Rodrigo García Barcha, el mayor de sus hijos.

“Vienen amigos de México, de Bogotá, de Estados Unidos, de España”, dijo García Barcha durante un encuentro con periodistas en Barranquilla donde es el invitado central del XVI Festival Internacional de las Artes.

La despedida

García Barcha, que ha dedicado su vida al cine y que vino a presentar su película “Los últimos días en el desierto” (2015), dijo que en la ceremonia van a “decir algunas palabras, despedirnos de ‘La Gaba’, por ahora y colocar las cenizas junto a las de Gabo”.

El memorial que contiene las cenizas del nobel colombiano y a partir de hoy también las de su esposa, incluye un busto del escritor que fue esculpido por la artista británica Katie Murray e instalado sobre una plataforma flotante construida en el patio central del Claustro de La Merced, construcción española de los tiempos de la Colonia.

García Márquez conoció a Mercedes en 1941, cuando ella tenía nueve años y él 13, en Sucre, un pequeño poblado ubicado entre ciénagas y ríos en el departamento homónimo de Sucre, en el norte de Colombia, y que también fue inspiración y escenario para algunas de las novelas del escritor.

Le recomendamos leer: Inteligencia artificial para reconstruir textos antiguos

La pareja se casó en 1958 y dos años después se instalaron en Ciudad de México donde García Márquez escribió “Cien años de soledad”, cuya publicación no habría sido posible sin Mercedes Barcha, que empeñó todo lo que pudo de su casa para reunir el dinero necesario para enviar la obra a la editorial Buenos Aires, relataba Gabo.

Cien años de soledad en Netflix

En su participación en el Carnaval de las Artes en Barranquilla, García Barcha se refirió además a la adaptación por Netflix de “Cien años de soledad” de la que dijo que va muy bien de la mano del guionista puertorriqueño-estadounidense José Rivera.

“Yo he leído algunos de los guiones y los ha adaptado muy bien”, dijo al elogiar el trabajo de Rivera.

García Barcha añadió: “Es un proyecto ambicioso, pero creo que era inevitable que tarde o temprano alguien lo quisiera intentar” y explicó que a Netflix le pusieron “ciertas condiciones buenas” antes de aprobar que la novela fuera llevada a la pantalla.

Le puede interesar: Una vigilia para honrar la sangre

Explicó que entre las condiciones estuvo que la serie “durara las horas que tuviera que durar, que se filmara en Colombia y que se filmara en español”.

“Entonces creo que se emprendió (la producción) bajo buenos auspicios”, manifestó

Finalmente dijo que espera que “funcione, pero como toda obra literaria llevada al cine tendrá admiradores y detractores, es imposible que eso no ocurra”.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.