El Magazín Cultural
Publicidad

De los Santos Arias: mirar el mundo desde los ojos de un latinoamericano

El director dominicano se llevó en la noche del 24 de febrero el Oso de Plata en la categoría a mejor director por su película Pepe, estudios de la imaginación. Es el primer realizador latinoamericano que gana este reconocimiento.

Carla Hannover / Berlín
26 de febrero de 2024 - 07:58 p. m.
Nelson Carlo de los Santos Arias se llevó el Oso de Plata en la Berlinale 2024 por su película "Pepe" en la categoría de mejor director. El realizador comparte este premio con Philippe Garrel (2023), Hong Sang-soo (2020), Wes Anderson (2018) y Roman Polanski (2010).
Nelson Carlo de los Santos Arias se llevó el Oso de Plata en la Berlinale 2024 por su película "Pepe" en la categoría de mejor director. El realizador comparte este premio con Philippe Garrel (2023), Hong Sang-soo (2020), Wes Anderson (2018) y Roman Polanski (2010).
Foto: AP

Para Nelson Carlo de los Santos Arias, Pepe es una película que le permite hablar del mundo. Algo que, desde su perspectiva, siempre se le permitió al cine norteamericano o europeo. Con esa premisa, la de tomar ese privilegio para su cine, es que él concibió su más reciente producción y esa valentía lo ha llevado a ser el primer cineasta latinoamericano que recibe el Oso de Plata a mejor director, en el Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale), que finalizó este domingo en la capital alemana con la proyección de las últimas películas de su programación.

Le recomendamos leer: Y bajó el telón de la Berlinale 74: imágenes y detalles de la premiación

De los Santos Arias comparte este premio con directores como el francés Philippe Garrel (2023); el surcoreano Hong Sang-soo (2020); el estadounidense Wes Anderson (2018) y el director francopolaco Roman Polanski (2010). Durante la ceremonia de premiación, el realizador señaló, entre otras cosas, que esta película parte de la imaginación. “Creo que tenemos un problema hoy y al pensar más allá del eurocentrismo o la americanización. Hay una falta de imaginación en las teorías políticas y la filosofía”. Eso es lo que él plantea, precisamente, con su película.

Pepe, estudios de la imaginación, es una propuesta que más allá de contar la historia del primer hipopótamo nacido y asesinado en América Latina, es también una cinta que le permite al director abordar problemas del mundo desde su mirada e identidad centroamericana. “Yo salí de mi país a los 20 y desde entonces he vivido en todas partes y hay cosas de las que siempre quise hablar y que siempre pienso a través de mi identidad caribeña y dominicana”, contó el cineasta de 38 años, días previos a la ceremonia.

No deje de leer: Un hipopótamo “cimarrón”, político y filósofo llamado Pepe

Lograr esta premisa fue todo un desafío a la hora de la preproducción. “Existe el prejuicio de que los latinoamericanos, africanos, asiáticos o los que venimos de las periferias solo podemos hacer películas nacionales (...) y que los americanos y los europeos son los que pueden salir al mundo y hacer películas sobre él”, dijo. Por ello, lograr una financiación para Pepe fue un desafío que pasó por cambiar las dinámicas de las estructuras que actualmente rigen a las instancias que apoyan el cine. Pepe es una película que se trabajó en coproducción entre República Dominicana, Namibia, Alemania y Francia.

Para el director, esa estructura que impera a la hora de asignar fondos hacía “casi imposible decir soy dominicano y quiero hablar sobre el mundo”. La lucha para llevar adelante Pepe inició en su tierra, en la Comisión del Cine Dominicano, y se extendió en los diferentes fondos a los que aplicaron posteriormente. “Hicimos malabarismos para conseguirlo. Parecía que esto era una decisión solo de producción, pero en realidad esta es una decisión política”, explicó el realizador.

Fue de esa manera que planteó un guion en el que buscaba mostrar cómo el proceso de colonización sigue presente incluso en la actualidad y cómo es que este, está aún conectado entre África y América Latina. “Soy dominicano y pienso en la historia. La colonización de alguna forma es una pandemia que todavía la padecemos y el caribe fue paciente cero, sobre todo la República Dominicana, y los hipopótamos de alguna forma me llevaron a ese lugar”, contó De los Santos Arias.

Le puede interesar: La RTVE pide explicaciones a la BBC por presunto plagio de “Ministerio del tiempo”

En 2018, durante el proceso de investigación para el guion, el director se ganó una de las becas del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Allí se enteró de que Alemania tuvo una colonia en África, “un hecho que no todos saben”, señaló el director. Ese elemento permitió darle al guion esa idea de circularidad al proceso de colonización, pues la cinta inicia en África con un grupo de turistas alemanes que van a observar hipopótamos en los 70 –luego de que Alemania perdiera la Segunda Guerra Mundial y Gran Bretaña se quedó con esos territorios– y finaliza con un cazador alemán quien, junto con el ejército Colombiano, es responsable de la muerte de Pepe. La colonización, a decir del realizador, “es algo de lo que no se puede escapar, que produce una subjetividad sobre el eurocentrismo y (que nos lleva a cuestionar) cómo escapamos de eso, a lo mejor es con la muerte o una muerte simbólica”.

Estas reflexiones le llevaron al director a plantear a Pepe como “un filósofo decolonial, que tiene su propia poesía en cuanto a esta situación. Esto se me hizo bastante fuerte para mostrar simbólicamente esa circularidad y cómo es que no se puede escapar del eurocentrismo”, explicó el director.

Le puede interesar leer: FundéuRAE: “especializar(se) en algo”, no “sobre algo”

En esa circularidad es que la película plantea una serie de cuestionamientos que se van relatando en afrikáans, mbukushu y español, otorgándole así al lenguaje no solo un medio de expresión, sino también una forma de comprender los sentidos y la forma de mirar el mundo desde estos lugares.

De los Santos Arias es director de Cocote (2017), Santa Teresa y otras historias (2015) y Canciones de Cuna (2014), entre otras. Como cineasta se adscribe dentro del cine experimental y esto le ha llevado a ser reconocido en diversos festivales. A fines de enero, el director artístico de la Berlinale, Carlo Chatrian, señalaba que este director ya había dado pruebas de su habilidad para mezclar géneros y que con Pepe sorprendía “con una verdadera montaña rusa estilística”.

Cada jueves podrán recibir en sus correos el newsletter de El Magazín Cultural, un espacio en el que habrá reflexiones sobre nuestro presente, ensayos, reseñas de libros y películas y varias recomendaciones sobre la agenda cultural para sus fines de semana. Si desean inscribirse a nuestro newsletter, que estará disponible desde la segunda semana de marzo, puede hacerlo ingresando al siguiente link.

Por Carla Hannover / Berlín

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar