Publicidad
14 May 2022 - 1:41 a. m.

Una exposición que grita libertad

Llega una nueva edición del “Open San Felipe”, y la exposición “Cimarrones” del artista Gonzalo León en colaboración con la fotógrafa Laura Hernández es una de las imperdibles para esta versión.

Carolina Guatava R

Parte del proceso de León en su línea continua incluye arte en vivo.
Parte del proceso de León en su línea continua incluye arte en vivo.
Foto: Cortesía Lura Hernández, fotógrafa

Regresa Open San Felipe, circuito artístico, cultural y gastronómico que se ha posicionado desde hace casi cuatro años en el tradicional barrio del mismo nombre, en Bogotá. Para esta edición, así como en las anteriores, su fundadora y creadora Johanna Ramírez se ha encargado de vincular y fortalecer relaciones con el sector cultural, el espacio público, vecinos, terceros relacionados y establecimientos comerciales. Un espacio de cielo abierto que entrega diferentes alternativas para disfrutar del arte, la cultura, el teatro itinerante, la música en vivo y una gran variedad gastronómica del mismo sector.

Más de 70 espacios y galerías, sin contar los artistas que hacen parte de las exposiciones, son los encargados de convertir un fin de semana de mayo en un espacio vinculante para todos los visitantes de la capital. Tal como menciona Johanna, la intención de abrir un espacio como Open San Felipe y convertirlo en un distrito cultural ha sido una de las premisas desde que llegó a vivir hace nueve años a Colombia: “Hacer que el arte se vuelva vinculante y que sea para todos es un derecho por el cual se ha trabajado dentro de este circuito y hasta hoy lo hemos logrado, cuando el arte se vuelve cotidiano se hace parte de la vida y eso es necesario”.

Le invitamos a leer: Mauricio Gómez, el hombre que partió sabiendo “menos” y no “más”

A la par de este objetivo, la Galería 12:00 abre sus puertas al artista venezolano Gonzalo León, quien llega con la serie número siete de su trabajo a una sola línea: Cimarrones. Partiendo de la curiosidad y la riqueza que ha demostrado tener en la cultura afro, el artista indaga más sobre ella para empaparse de la mística y de la abundante historia que encierran los ‘cimarrones’. Gracias al acercamiento que tuvo con personas como la antropóloga Manuela Caicedo, el artista encuentra una historia de libertad que vale la pena contar.

En esta oportunidad, el trabajo colectivo cobra relevancia. La creación artística vinculó a diferentes profesionales, entre ellos, la fotógrafa y retratista colombiana, Laura Hernández, quien con más de siete años de carrera profesional entiende la propuesta fotográfica que hizo para Cimarrones como la posibilidad de contar una historia a través de su percepción e interpretación: “Ambas, la pintura y la fotografía, se complementan perfectamente y se comunican entre sí. Me encanta llevar mi trabajo a otro nivel y en este caso ver mis fotos transformadas en el arte de Gonzalo es fenomenal y me enorgullece. Los dos somos atentos a los detalles y eso se nota tanto en las fotos como en las obras”.

Le recomendamos leer: Concretar un sueño es morir un poco

Junto al trabajo artístico, hubo otras participaciones que se encargaron de brindar su conocimiento desde sus especialidades. Bajo la curaduría de Milena Berdugo y la participación del productor audiovisual, Axel Capurro; los asistentes de San Felipe podrán disfrutar un montaje elaborado, compuesto por diferentes técnicas y estilos de hacer arte, donde se destaca la fuerza, el color y los materiales utilizados. Las obras que conforman la serie Cimarrones, sobrepasan la belleza de la cultura afro. El artista pretende reivindicar parte de la lucha de sus protagonistas dentro de la historia de Colombia y del mundo.

La serie tiene por objetivo mostrar parte de esa historia de lucha por la libertad. Una historia que le fue robada a quienes conforman la cultura afro y al resto de la sociedad, la cual desconoce lo que pasó y el cómo las luchas de pueblos como este han traspasado fronteras para tener la fuerza que tienen hoy junto con esa voz que se refleja en el empoderamiento y la conciencia de su cuerpo.

Le puede interesar: La metamorfosis pictórica de Georgia O’Keeffe

Esta exposición que estará el 14 y 15 de mayo en el circuito San Felipe, es la oportunidad para León de hacer una propuesta contestataria en relación a temas sociales como el que en ella se reflejan: “Soy pintor venezolano viviendo en Colombia, un país hermoso. Donde lastimosamente, la xenofobia crece a diario, sintiendo su repercusión no solo en mi vida personal sino también profesional. Me inspiro en estas vivencias y las uso como batería para crear ‘arte consciencia’ que contrarreste de forma positiva, sin juzgar, sino al contrario resaltando lo bello, lo magnífico, único y auténtico, eso que rara vez nos detenemos a ver.

Recibe alertas desde Google News