“Construyendo país”: los consejos comunitarios de Iván Duque

Siguiendo la política de gobierno del expresidente Álvaro Uribe, su mentor, el presidente electo del Centro Democrático anunció que realizará todos los sábados estos talleres en distintos municipios del país.

El presidente electo del Centro Democrático anunció que realizará todos los sábados estos talleres. Prensa Iván Duque

La estrategia se la ideó el expresidente Álvaro Uribe cuando era gobernador de Antioquia. Y básicamente, consistía en visitar a las comunidades cada tanto tiempo, escuchar sus necesidades, llevar a los funcionarios de mandato y, al final, se coordinaban acciones para responder a sus requerimientos. La política de los consejos comunitarios se mantuvo en el mandato de Uribe Vélez, cuando resultó electo presidente de Colombia. Su idea era realizar estos encuentros, cada sábado, al punto que a los tres días de posesionado en el cargo en su primera elección realizó el primero.

(Lea: Los departamentos que impulsaron la victoria de Iván Duque)

Esa política de cogobernar con la comunidad parece que estará de regreso con el nuevo gobierno próximo a posesionarse, el 7 de agosto. Pero dichos encuentros fueron rebautizados y ahora se llaman ‘Construyendo país’, el sello del mandatario entrante Iván Duque, elegido con más de 10 millones de votos y bajo la sombra política de su mentor, el hoy senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez. Se trata de unos encuentros que Duque viene organizando desde hace dos meses pero, según lo confirmó hace unas horas, ahora serán todos los sábados.

(Lea: Paz, Hidroituango y finanzas, los ejes del empalme)

Hoy empieza el estilo de nuestro de gobierno: con la ciudadanía, con afecto, con amor, con diálogo”, afirmó Duque, durante su visita al municipio de Gómez Plata, en Antioquia. Allí, donde fue recibido por el gobernador del departamento, Luis Pérez, se comprometió a recorrer el país durante los próximos cuatro años “dándoles a los ciudadanos la presencia del gobernante; escuchando para que nosotros saquemos adelante una gran agenda social; así que alcaldes, prepárense porque vamos a trabajar por ustedes”, les dijo Duque a los mandatarios locales.

Pero ¿cómo funcionarían esos consejos comunitarios de Duque? El antecedente de Uribe refleja que era una visita como mínimo a la semana, a una determinada región del país, a la que el entonces presidente mandatario llegaba en compañía de todo su gabinete, o casi todo. La antesala era un discurso suyo, rodeado de cientos de personas quienes, durante todo el encuentro, se apropiaban del micrófono. Uribe escuchaba sus peticiones, tratando de evidenciar el contacto directo entre un jefe de Estado y las personas a quienes representa.

(Lea: “Nunca me le volteé a Uribe”: Santos)

Evidentemente, era el principal escenario del hoy senador en donde más cómodo se sentía. Indudablemente, influyó en sus altos índices de popularidad que aún mantiene –aunque se ha venido reduciendo-, y pese a que han pasado ya ocho años desde que abandonó la Casa de Nariño. Los encuentros tardaban, aproximadamente, 12 horas y al final, se adoptaban medidas para ayudar a la comunidad. No obstante, la tarea de parte del gabinete era la de llevar su propio estudio sobre el estado de la región que era visitada y se verificaba la viabilidad de las soluciones propuestas.

“Esto es un compromiso de lo que queremos sea nuestro gobierno. Nuestro gobierno va a estar en el territorio, en los municipios, con la ciudadanía. Lo nuestro es el ejercicio de la Presidencia al servicio del pueblo colombiano”, dijo Duque y anunció que también estará pasando revista a los integrantes de la Fuerza Pública semanalmente. “Acá van a tener un comandante en jefe que va a estar desde tempranas horas de la mañana pasando revista, hablando con las Fuerzas Militares, devolviéndole a los alcaldes el diálogo directo”, agregó.

En esencia, los consejos comunitarios de Duque con sello propio podrían ayudarle a catapultar la imagen como mandatario electo, que no ha sido medida por las firmas encuestadoras después de las elecciones de segunda vuelta. El contacto directo, según lo reclamó el propio gobernador antioqueño, es necesario en la transición de mandatos que apenas comienza a surtir el empalme y que ya tiene fecha perentoria: el próximo 15 de julio.