Inscripciones abiertas en Missuniversecolombia.org

Miss Universo comienza nueva etapa en Colombia

Noticias destacadas de Gente

Desde este año la Señorita Colombia no será la representante del país en el reinado internacional. Natalie Ackermann, nueva dueña de Miss Universe Colombia, explica las novedades.

Durante décadas la Señorita Colombia fue la representante del país en Miss Universo. La tradición era que la ganadora del Concurso Nacional de la Belleza participara en el certamen internacional, el cual coronó en 1958 a Luz Marina Zuluaga y en 2014 a Paulina Vega; y en el que se destacaron Paula Andrea Betancourt, Paola Turbay, Carolina Gómez, Taliana Vargas y Andrea Tovar, entre otras participantes.

La relación entre estos dos reinados duró hasta el principio de 2020. De hecho, Gabriela Tafur fue la última Señorita Colombia que representó al país en Miss Universo, evento que desde este año tiene una franquicia en el país a cargo de Natalie Ackermann, quien sucedió a Jolie de Vogue —que tuvo los derechos durante tres décadas hasta 2017— y al Canal RCN —que los tuvo hasta 2019—. (Lea: Una reina a la que no le faltará el café)

“No queremos compararnos con el pasado ni mirar al vecino, queremos iniciar una propia historia y tener en cuenta que estamos en una transición de una tradición que es muy conservadora”, dice la presidenta de Miss Universe Colombia, quien cree que los concursos de belleza siguen vigentes, sobre todo en un país como el nuestro, en el que cada región tiene sus propios reinados.

Los lazos rotos entre el Concurso Nacional de la Belleza, presidido por Raimundo Angulo —quien está hospitalizado por COVID-19— y Miss Universo no permiten que la actual representante de la corona colombiana, María Fernanda Aristizábal, represente al país en la próxima edición del reinado internacional. Ackermann sostiene que el contrato de la Señorita Colombia “no se lo permite, no me cedieron los derechos para poder llevarla”.

Ante esta situación, Miss Universe Colombia debe elegir, a más tardar el próximo 24 de octubre, a la candidata que participará en la edición 2020, una gala que aún no tiene fecha, pero que se podría realizar en diciembre o a más tardar el primer trimestre de 2021. (Puede leer: Miss Universo Colombia cambia de sede: ahora se realizará en Barranquilla)

Y aquí comienzan los cambios y las diferencias entre el reinado de las últimas décadas que vimos los colombianos y el que escribe desde ahora su historia. Miss Universe Colombia no busca elegir a la mujer más bella del país, ni a una reina nacional; sino a una “embajadora internacional que tenga un mensaje que dar, que sea una mujer libre y empoderada”.

En ese sentido, este nuevo concurso no coronará a varias candidatas, pues el único objetivo es ir a Miss Universo. El Concurso Nacional de la Belleza, por su parte, maneja varias franquicias, y según el título logrado representan al país en Miss Internacional o Reina Hispanoamericana.

Otra diferencia es que Miss Universe Colombia no estará asociado a ningún evento gubernamental —como la Independencia de Cartagena—, no organizará reinados alternos —como el popular— y, aunque su sede es Barranquilla, es posible que en el futuro la gala de elección y coronación se realice en diferentes ciudades de Colombia.

Otro punto importante y diferencial es que desde ahora las mujeres que quieren ir a Miss Universo pueden inscribirse ellas mismas y sin superar un filtro político ni departamental. (Además: Raimundo Angulo sigue su lucha contra el COVID-19)

Pero hay otros aspectos fundamentales y requisitos que se mantienen, como que las aspirantes no hayan estado casadas, no sean madres, no hayan posado para fotografías o videos desnudas, y sean mujeres de nacimiento.

“Miss Universo acepta a las mujeres transgénero. Estoy de acuerdo con eso, pero venimos de una tradición muy conservadora y hay cosas que hemos cambiado, como dar segundas oportunidades, pero si abro las puertas a las mujeres transgénero puede que me caigan encima”, dice Ackermann.

Explica, así mismo, que cuando tomó esta franquicia realizó un sondeo sobre este tema y el 95 % de los encuestados dijo no estar de acuerdo con aceptarlas, por lo que piensa que el primer paso es generar la conversación para educar al público “paulatinamente”. (Lea también: Daniella Álvarez: la protagonista de la revista Vea)

Sobre las segundas oportunidades, aclara que fue precisamente la actual Señorita Colombia quien la inspiró para tomar esa decisión, pues así tendrá la oportunidad de cumplir el sueño de ir a Miss Universo.

“Yo tuve mi segunda oportunidad, de las últimas cinco Miss Universo hay tres que lograron su sueño en segundas o terceras oportunidades (…) no estamos aquí para cerrarles las puertas a las mujeres”, comenta.

Así es como Miss Universe Colombia empieza a escribir su historia. La primera convocatoria que abrió fue la del diseño de la corona, y desde el jueves pasado las interesadas pueden inscribir su nombre, hasta el 15 de agosto, en Missuniversecolombia.org.

La belleza, dice la presidenta, no será tan fundamental como sí lo será el dominio del inglés y la cultura general, pues debe estar en capacidad de “mantener una conversación ante cualquier entidad, una fundación o en una embajada”.

Sobre el físico, tema controvertido por esta época por parte de las nuevas ciudadanías que rechazan los reinados, Natalie Ackermann dice que no es posible la “belleza perfecta”. Señala que el ideal es encontrar a una mujer que sea agradable físicamente, una mujer completa que se pueda “pulir” en un mes para que compita por la corona de Miss Universo 2020.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.