Lo que Paris Hilton no quería mostrar en su documental

Noticias destacadas de Gente

La DJ y empresaria mantuvo una fuerte discusión con su ex, Aleks Novakovic, antes de su actuación en Tomorrowland durante la que él trató de romper uno de sus computadores. Ella intentó no incluir esa escena en “This is Paris”.

En las últimas semanas, Paris Hilton ha concedido varias entrevistas para promocionar el documental que ha grabado en colaboración con YouTube Originals, en las que ha hablado largo y tendido de las relaciones tóxicas en que se ha visto envuelta debido a la falta de autoestima que arrastra desde que pasó un año en un internado, que recuerda como un infierno.

La empresaria y DJ ha revelado, por ejemplo, que compra computadores al por mayor porque en el pasado varias de sus parejas sentimentales violaron su derecho a la intimidad al obligarle a mostrarle su contenido, y algunas llegaron incluso a mostrarse violentas. (Le puede interesar: Paris Hilton revela el infierno que vivió por muchos años)

Uno de esos episodios tuvo lugar antes de que ella participara en el festival Tomorrowland y ha quedado documentado en la película This Is Paris.

Por aquel entonces, la socialité estaba saliendo con Aleks Novakovic y ambos mantuvieron una pelea después de que él se sintiera “abandonado” durante el evento. (Lea también: Paris Hilton en planes para convertirse en madre)

En el momento más acalorado de la discusión, Novakovic dejó caer a propósito parte del equipo que ella necesitaba para su actuación.

“No puedes tirar un computador justo antes de mi presentación. Podría romperse. ¿Podría ocuparse de todo esto alguien que no vaya a dejar caer las cosas?”, se quejaba Paris Hilton frente a las cámaras. “Necesita calmarse. Estoy harta de todo esto. Se supone que tengo que subir al escenario en seis minutos”.

La directora del especial, Alexandra Dean, aplaudió la decisión de Paris Hilton de no eliminar esa escena tras plantearse hacerlo inicialmente, y también admitió que siente un renovado respeto hacia ella por haber sabido mantener la compostura.

“Podría haberse puesto a llorar, o haber montado un numerito o podría haber cancelado la actuación. Está claro que pensó en hacerlo, pero no lo hizo”, señaló en declaraciones al portal TooFab.

“Salta a la vista que no era un ‘montaje’; lo estaba pasando mal de verdad y permitió que las cámaras estuvieran allí. Ya llevábamos grabando mucho tiempo y nos habíamos vuelto casi invisibles”.

Comparte en redes: