Publicidad
10 Oct 2021 - 2:00 a. m.

“El Estado debe investigar”: exministro Cárdenas sobre Pandora Papers

El exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, pide tomar en serio la información publicada en Pandora Papers y asegura que la DIAN debe determinar “si es cierto que esas sociedades domiciliadas en paraísos fiscales habían sido adecuada y oportunamente declaradas en el país”.
Pilar Cuartas Rodríguez

Pilar Cuartas Rodríguez

Coordinadora de género y diversidad
Mauricio Cárdenas, exministro de Hacienda.
Mauricio Cárdenas, exministro de Hacienda.

Más de 600 reporteros en el mundo, liderados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés), entre ellos el equipo de la alianza periodística El Espectador - CONNECTAS, publicaron esta semana los primeros informes de Pandora Papers, la mayor investigación periodística sobre el uso de jurisdicciones con baja tributación, algunas de las conocidas como paraísos fiscales. (Qué es Pandora Papers y qué dice sobre Colombia)

Visite la sección de Investigación para conocer todos los detalles de Pandora Papers

Los hallazgos, que analizaron casi 12 millones de documentos de 14 firmas de abogados, evidencian que 35 presidentes y expresidentes han sido beneficiarios de sociedades offshore, así como casi un centenar de funcionarios públicos. Pandora Papers, sin embargo, tiene como trasescena a Panama Papers, considerada también en su momento como la mayor investigación periodística. Fue publicada en 2016 e impulsó cambios regulatorios en decenas de países como Colombia.

Para entender los efectos de estas investigaciones periodísticas, El Espectador consultó al exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, quien dirigía esa cartera en 2016, cuando los Panama Papers pusieron la lupa sobre la firma panameña Mossack & Fonseca, un episodio que detalla Cárdenas en su nuevo libro, “Cómo avanza Colombia”. (Pandora Papers: las facturas a nombre del director de la DIAN)

Hace una semana se publicó la mayor investigación periodística sobre jurisdicciones con beneficios fiscales, Pandora Papers. ¿Qué reflexiones le dejan los informes presentados por más de 600 periodistas?

Para un país que habla tanto de la evasión de impuestos como uno de sus principales problemas, me parece que no hay plena conciencia, ni se ha tomado con el rigor que se requiere, lo que significa la información que fue publicada en Pandora Papers. Un país que está hablando todo el tiempo de que los impuestos son muy altos, pero la evasión es muy alta, es un país que tiene que decir: “Ojo que estas fuentes de datos que surgen producto de un trabajo periodístico son la mejor herramienta que hay en la lucha contra la evasión”. (Pandora Papers: el brazo “offshore” de la familia Char)

Pero no he visto a nadie decir eso, no he visto a nadie preguntar qué vamos a hacer con esta información, cómo se va a procesar, cómo se va a analizar. Si genuinamente estamos preocupados por la evasión, debemos tomarnos muy en serio lo que acaba de ser publicado por Pandora Papers. La DIAN debe muy rápidamente decirle al país si lo que están afirmando algunas personas que han sido mencionadas es cierto o no. Si es cierto que esas sociedades domiciliadas en paraísos fiscales habían sido adecuada y oportunamente declaradas en el país.

La DIAN tiene esa función. Y en caso de que no, hay que recordar que desde 2016, producto de nuestro trabajo que está ahí documentado en el libro y contra muchos obstáculos, esa evasión de cuello blanco fue declarada un delito, ya no es una infracción administrativa que se resuelve pagando una multa. Es algo que da origen a una investigación de carácter penal que puede tener penas privativas de la libertad. El país tiene que ser consciente que aquí ya tenemos la figura legal y jurídica, pero que hay que ponerla en uso. Y esta información de Pandora Papers es fundamental para eso. (Pandora Papers: Bancolombia, el “cliente maestro” de Trident Trust en Colombia)

Pandora Papers tiene un gran antecedente que son los Panama Papers, publicados en 2016 y sobre los que usted habla en su nuevo libro. ¿En qué cambiaron los Panama Papers la legislación tributaria en Colombia?

Crearon un ambiente que hizo imposible para el Congreso oponerse a la penalización de la evasión e hizo imposible para Panamá seguir manejando con mucho sigilo secretamente esa información. A Panamá esto lo obligó a compartir información con otros países, entre ellos Colombia. Entonces fue un punto de quiebre. Hay un antes y un después de los Panama Papers. Debe haber un antes y un después con respecto a los Pandora Papers también, porque aquí hay más información incluso que en los Panama Papers. Hay más países, hay más jurisdicciones, no es solo Panamá.

Usted era ministro de Hacienda cuando se publicó Panama Papers. ¿Cómo verificó la DIAN en ese momento que casi la mitad de los colombianos mencionados en esa filtración no habían declarado sus activos en el exterior?

Al otro día que salió el escándalo de Panama Papers, la DIAN tomó posesión de las bases de datos de la sucursal de Mossack & Fonseca en Bogotá y empezó a hacer el análisis uno a uno de los casos. En algunos de ellos habían ya sido declarados en el país y por lo tanto no tenían problema. Pero en la mayoría se trataba de personas que no lo habían declarado. Hay todavía procesos penales que están en marcha en la Fiscalía. Hay personas que después de haber sido detectadas tuvieron que pagar las multas correspondientes. Pero la DIAN tomó el control de esa información para usarla en la lucha contra la evasión, eso es lo que hay que hacer ahora. (Urbanismo para el mundo: Enrique Peñalosa en Pandora Papers)

¿Pero se hace un cotejo entre la información periodística y la información en poder de la DIAN?

Hay dos cosas. En el caso de la firma de Panama Papers, Mossack & Fonseca, esta tenía sede en Bogotá, entonces lo que se hizo fue enviar un equipo de la DIAN y tomar los archivos. Además de lo que estaba publicado en Panama Papers en las bases de datos del ICIJ. En este caso, lo que se debería hacer es ir a la base de datos, que es amplia (es impresionante lo que hay hoy en Pandora Papers), sacar el listado de todos los casos de personas de nacionalidad colombiana y empezar las investigaciones en la DIAN. Eso es lo que corresponde. (El negocio que unió a la vicepresidenta y la mintransporte con condenado en EE.UU.)

Al Estado colombiano no le corresponde decir: “aquí no hay ningún problema. Todo esto es legítimo”. No, el Estado colombiano lo que debería decir es: “Hay que investigar inmediatamente todos estos casos”.

Siempre se dice que tener activos en el exterior no es ilegal, que lo ilegal es no declararlos. ¿Qué tan fácil es para Colombia perseguir esos activos en el exterior no declarados por los colombianos?

Mucho más ahora que antes, porque ahora tenemos intercambio de información. Entonces hay muchos países del mundo que ya le comparten información a Colombia sobre los activos que tienen los colombianos, sobre todo activos financieros que tienen los colombianos en el exterior. Ya por lo menos hoy sabemos todo lo que tienen los colombianos, los residentes fiscales de Colombia. Las personas que están obligadas a pagar impuestos en Colombia son las personas que pasan la mayor parte del tiempo Colombia o que su actividad económica principal está en Colombia. (“Los paraísos fiscales son una realidad, un problema y un abuso”: Oxfam)

Ya sabemos cuáles son sus activos en el exterior, entonces es mucho más fácil detectarlos. Ahora viene esta información adicional de las sociedades que muchas de ellas están en paraísos fiscales, donde no necesariamente hay esos acuerdos de intercambio de información, y por eso es tan útil esta información de Pandora Papers, porque no llega por los canales oficiales. Con las Islas Vírgenes no hay un canal oficial o con Chipre. Este tipo de investigaciones periodísticas ayudan a traer esa información. Pero el punto es que hay que usarla para investigar y para que el país sepa de los 588 casos de colombianos en Pandora Papers en cuántos casos es cierto lo que están diciendo de que estaban debidamente declarados.

La gente muchas veces considera que debidamente declarado es simplemente anotar en su declaración el valor nominal de esas sociedades, que muchas veces se constituyen con unos montos ínfimos (por ejemplo, 10.000 dólares), cuando los activos que son de propiedad de esas sociedades valen millones de dólares. No es suficiente con declarar su valor nominal. Hay que declarar los verdaderos activos de esas sociedades.

¿Cuál es en su opinión el problema de las jurisdicciones con beneficios fiscales, algunas de ellas consideradas como paraísos fiscales?

El mundo está cambiando, el mundo entero está dando un debate de que debemos acabar con esas jurisdicciones especiales, y los colombianos tenemos que cambiar una cultura, una práctica, que es utilizar los paraísos fiscales como pase para los negocios y esa cultura hay que irla cambiando, es la cultura del pasado. Tenemos que pasar a una nueva cultura tributaria, mucho más sincera y mucho más transparente. (Acciones con nombre propio: el expresidente Andrés Pastrana en Pandora Papers)

¿Está de acuerdo con la lista de paraísos fiscales de Colombia?

Sí. Yo fui el que tramité esa ley y el que creó las condiciones para que Colombia anualmente declare una lista de paraísos fiscales y creo que están los criterios que son: donde los impuestos son muy bajos y donde no se comparte información, pues evidentemente están dadas las condiciones de un paraíso fiscal. Panamá no es paraíso fiscal para Colombia, porque se comprometió a entregar esa información. Esa es la única razón por la que Panamá no es paraíso fiscal.

Pilar Cuartas Rodríguez

Por Pilar Cuartas Rodríguez

Periodista de la U. Javeriana y abogada de la U. Libre. Coordina el equipo de género y diversidad de El Espectador, que produce Las Igualadas y La Disidencia. También ha sido redactora de Investigación. Participó en la alianza El Espectador-CONNECTAS, que investigó en Colombia los Pandora Papers, Panama Papers II, Paradise Papers y Fincen Files.@pilar4aspcuartas@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias