Publicidad
9 Mar 2022 - 5:22 p. m.

Abogado de víctimas de Los 12 Apóstoles gana pulso contra defensor de los Uribe

Daniel Prado, representante de víctimas en el proceso que se sigue contra Santiago Uribe, no será investigado disciplinariamente. En 2018, el abogado de los Uribe, Jaime Granados lo había señalado como responsable de la filtración de unos testimonios.
El hermano del expresidente Uribe, Santiago Uribe Vélez. De espaldas, su abogado, Jaime Granados.
El hermano del expresidente Uribe, Santiago Uribe Vélez. De espaldas, su abogado, Jaime Granados.

La Comisión de Disciplina Judicial le puso punto final a un pleito entre los abogados que intervienen en el proceso contra Santiago Uribe Vélez —hermano del expresidente Álvaro Uribe— por sus presuntos vínculos con la estructura paramilitar denominada Los 12 Apóstoles. La máxima autoridad disciplinaria cerró la investigación contra el abogado de las víctimas, Daniel Prado, caso que había nacido por una queja que interpuso su contraparte, el abogado de los hermanos Uribe, Jaime Granados.

(En contexto: Se cerró el juicio contra Santiago Uribe, tras 11 días de argumentación de su defensa)

En su queja, Granados aseguraba que Prado había filtrado a medios de comunicación las declaraciones que le dieron a la Fiscalía tres extrabajadores de la hacienda La Carolina en las que se mencionaba a Santiago Uribe. Sin embargo, tras analizar los hechos la corporación concluyó: “cuando unimos todos esos hechos indicantes, no surge para la Comisión la figura del disciplinado Daniel Ernesto Prado Albarracín como que sea la persona que haya tenido que ver con la infracción que se investiga”.

La denuncia de Granados aseguraba que, ad-portas de que culminara el juicio contra el ganadero Santiago Uribe, el abogado de las víctimas buscaba influir en las elecciones de 2018 para terciar en favor de Gustavo Petro. Resulta que Prado, además de defender a las víctimas de Los 12 Apóstoles era abogado personal del líder de Colombia Humana y, una semana antes de la segunda vuelta presidencial Noticias Uno y El País de España publicaron el contenido de esas declaraciones. La Fiscalía inició una investigación penal por la filtración y el abogado de los Uribe señaló, de inmediato, a Prado.

(Lea también: Juan Carlos Meneses, testigo clave contra Santiago Uribe, fue detenido de nuevo)

En primera instancia, Gustavo Petro declaró a favor de su abogado Daniel Prado ante la Comisión Seccional de Disciplina Judicial. Dijo que siempre habían mantenido una relación profesional, que nunca le ha filtrado información reservada de procesos judiciales y que, de hecho, él mismo omite utilizar en sus contiendas políticas datos de causas judiciales que siguen en curso. Al final, la magistrada de primera instancia cerró la investigación porque concluyó que no había pruebas contra el abogado de víctimas de Los 12 Apóstoles. Pero Granados apeló.

Este tweet de Petro llevó a que la Comisión de Disciplina lo llamara a declarar en la investigación.

En segunda instancia no tuvo mayor suerte. El magistrado Alfonso Cajiao, de la Comisión Nacional de Disciplina, llegó a la misma conclusión: si bien era evidente que hubo una filtración, no se podía señalar a Daniel Prado como el responsable sin evidencias. “Haría falta una prueba, que nos daría claridad sobre la situación, y sobre la que la primera instancia insistió desde un primer momento, y sería la respuesta que al respecto diera el noticiero Noticias Uno, e inclusive el mismo diario El País de España, sobre la forma como obtuvieron la información que publicaron”, dice la decisión.

(Le puede interesar: Procuraduría coincide con Fiscalía en preclusión del proceso contra Álvaro Uribe)

Y añade: “ante esa circunstancia se podría pensar en la revocatoria de la decisión apelada, para en su defecto seguir insistiendo en la respuesta de esos medios de comunicación, si no fuera porque los medios de comunicación están constitucionalmente amparados por la figura de la reserva de su fuente”. Para apoyar aún más esa decisión, la Comisión de Disciplina se refirió al proceso que adelanta la Fiscalía, en el que aún no se ha concluido, tampoco, quién filtró las declaraciones que salpicaban a Santiago Uribe.

El juicio contra el hermano del expresidente Álvaro Uribe culminó ya hace un año, en febrero de 2021. En su momento, el juez del caso se comprometió a dar una sentencia en el menor tiempo posible. Santiago Uribe es investigado por los delitos de concierto para delinquir y homicidio agravado por el asesinato del campesino Camilo Barrientos, ocurrido en 1994, en Yarumal (Antioquia), a manos de Los 12 Apóstoles. El ganadero ha dicho ser inocente y su abogado, Jaime Granados, ha asegurado que hay un complot de falsos testigos para perjudicarlo.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias