Publicidad
8 Jun 2022 - 9:22 p. m.

Admiten tercera demanda contra elección al Congreso del hijo de alias “Jorge 40″

El Consejo de Estado admitió una demanda presentada por el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo y un grupo de víctimas del paramilitarismo. El recurso judicial dice que el hijo del exjefe paramilitar, quien se quedó con una de las curules de Paz, que están destinadas para las víctimas del conflicto, incumple varios de los requisitos planteados en la ley.
Jorge 'Yoyo' Tovar, hijo del exjefe paramilitar Jorge 40.
Jorge 'Yoyo' Tovar, hijo del exjefe paramilitar Jorge 40.
Foto: Colombia+20

La Sección Quinta del Consejo de Estado admitió la demanda que presentó el Colectivo de Abogado José Alvear Restrepo y un grupo de víctimas del paramilitarismo de crímenes de Estado en contra de la elección de Jorge Rodrigo Tovar Vélez, hijo de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, comandante paramilitar del autodenominado Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

Lea: Consejo de Estado no suspende la elección del hijo de Jorge 40 como congresista

Esta sería la tercera demanda que entraría estudiar el alto tribunal, pues hace una semana fueron admitidas otras dos que buscan también tumbar esa elección. Una de ellas fue presentada por la Fundación Defensa de la Información Legal (Dilo Colombia), que es representada por el abogado Mauricio Pava Lugo. El joven Tovar, de 31 años, quien obtuvo una votación de 11.500 votos, se quedó con una de las 16 curules de paz que contemplaba el Acuerdo que el gobierno Santos firmó con las Farc, para darles voz a las víctimas del conflicto armado y que fueron revividas por la Corte Constitucional en agosto de 2021.

El Colectivo de Abogados señala que “la candidatura de Tovar Vélez, incurrió en doble militancia, causal de nulidad de su elección, ya que Tovar apoyó la candidatura de Juan Manuel Daza Iguarán, del Partido Centro Democrático, realizando actos públicos que fueron registrados y aportados como prueba a esta demanda de nulidad, lo que era incompatible con su aspiración por las Citrep, ya que las agrupaciones de víctimas que se postularon para ocupar estas curules transitorias, actuaron como conglomerados políticos y les estaba claramente prohibido cualquier tipo de alianza o acuerdo con partidos o movimientos políticos”.

Lea: Bloque Norte de Auc cometió 123 masacres más de las admitidas en Justicia y Paz

Y agregaron que: “Esperamos que el Consejo de Estado se pronuncie anulando esta elección que no solo incumple con los requisitos del Acto Legislativo 02 de 2021, sino que haga valer el objetivo de dar voz y participación política a las víctimas del conflicto armado, y no a quienes han desarrollado su trayectoria pública del lado de los victimarios. Las curules de paz son una garantía de no repetición y no deben ser usurpadas a las poblaciones y territorios especialmente afectados por el conflicto armado, la violencia sociopolítica y el abandono institucional, que deben estar allí representados.

En la demanda presentada por Dilo Colombia señala que el hijo de Jorge 40 ha trabajado en las alcaldías de Manaure (La Guajira), Valledupar y la Gobernación de Cesar y, en el último tiempo, en 2019, fue designado por el gobierno de Iván Duque como coordinador de la Oficina de Víctimas del Ministerio de Interior. Un nombramiento que levantó polémica y la indignación de varias víctimas y organizaciones sociales, que terminó con la salida de su cargo semanas antes de que Jorge 40 volviera a Colombia luego de purgar una pena por narcotráfico en Estados Unidos.

Sin embargo, al poco tiempo fue nombrado como asesor de la entonces ministra de esa misma cartera, Alicia Arango. Esa trayectoria, dice la demanda, es incompatible con el cargo que ocuparía como representante de las víctimas de la circunscripción 12, que comprende los departamentos de Cesar, Magdalena y La Guajira. Precisamente territorios donde su padre dejó cientos de víctimas mientras lideró el bloque Norte de los paramilitares.

Tovar Vélez le ha dicho a este diario que con este tipo de hechos está siendo revictimizado. Y agregó: “Jamás he sido parte de un partido político, nunca he estado ni siquiera carnetizado con algún partido, y una de las razones es porque no creo en la mayoría de partidos en este país. Pero además, porque no soy político. Jamás había aspirado a ningún cargo de elección popular. Sí he trabajado en entidades públicas: la Alcaldía de Valledupar, en la Gobernación del Cesar y en el Ministerio del Interior, pero además he trabajado en organismos internacionales y en el sector privado”, señaló el hijo de Jorge 40.

Y agregó que: “En Colombia no existen víctimas de primera, segunda y hasta tercera categorías. Todas las víctimas en este país, que oficialmente somos más de 9 millones -pero en realidad son más del doble de esa cifra- tenemos los mismos derechos. Soy víctima del conflicto porque en varias ocasiones fui desplazado, incluso al llegar al punto de tener que salir del país como única posibilidad de seguir con vida. Desde que tengo 7 años vengo siendo víctima de amenazas en contra de mi vida y la de mi familia. También soy víctima porque en diciembre de 2009, en plena Navidad, fue asesinado mi tío Sergio Tovar Pupo”.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.