Publicidad
19 Mar 2021 - 2:00 a. m.

Caso Álvaro Uribe: Juan Monsalve y Diego Cadena se hablarían desde 2011, no desde 2018

Según registros del Inpec, el abogado Diego Cadena estuvo en La Picota visitando a Juan Guillermo Monsalve 40 veces, entre 2011 y 2020. El ente investigador le tomó una declaración de más de tres horas al exdefensor de Uribe, pero a la mayoría de los cuestionamientos respondió: “Me abstengo de declarar”.

El Espectador y Blu Radio*

Diego Cadena, exabogado de Uribe, y Juan Guillermo Monsalve, el testigo en contra del expresidente. / Gustavo Torrijos y Archivo
Diego Cadena, exabogado de Uribe, y Juan Guillermo Monsalve, el testigo en contra del expresidente. / Gustavo Torrijos y Archivo
Foto: Archivo

El próximo 6 de abril, la Fiscalía tendrá que sustentar ante una jueza por qué considera que la investigación en contra del expresidente Álvaro Uribe debe archivarse. En seis meses que lleva con el expediente, el ente investigador ordenó centenares de evidencias y testimonios que lo llevaron a concluir que “las conductas por las cuales se vinculó jurídicamente al excongresista no tienen la característica de delito, y otras que sí lo son, no se le pueden atribuir como autor o partícipe”. El Espectador y Blu Radio tuvieron acceso a todas estas evidencias, que dan cuenta sobre a qué le prestó atención y a qué no el fiscal Gabriel Jaimes, quien está al frente del proceso.

(En contexto: “Me abstengo de contestar”: así declaró Diego Cadena en la Fiscalía por el caso Uribe)

Álvaro Uribe enfrenta un proceso por fraude procesal y soborno en actuación penal, pues, a juicio de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema, a través de terceros habría presionado a testigos para que se retractaran de señalamientos que habían hecho en su contra. Uno de los presuntos implicados en esas presiones es el abogado Diego Cadena, quien visitó a exparamilitares en diferentes cárceles buscando versiones que pudieran favorecer al expresidente, y ahora enfrenta un juicio penal porque, al parecer, en medio de esa gestión entregó dinero y ofreció dádivas. Luego de que Uribe renunciara al Senado su caso pasó a la Fiscalía y allí dio, una vez más, su versión sobre lo sucedido.

El testimonio de Diego Cadena

En una declaración que dura más de tres horas, fue su abogado, Iván Cancino, quien soltó un primer dato clave: dijo que Cadena no podía responder sobre ciertos temas porque “el doctor Uribe no le ha quitado el secreto profesional”. La diligencia tuvo lugar el pasado 24 de febrero en Cali y, aunque no asistió el fiscal Jaimes personalmente, sí lo hizo su equipo, así como un delegado de la Procuraduría: Jorge Enrique Sanjuán Gálvez. Fue este último funcionario quien le insistió a Cadena que su profesión tenía la misma protección legal de un cura y, desde ese punto, ante las preguntas más incómodas, el exabogado de Uribe contestó: “Me abstengo por secreto profesional”.

(Le puede interesar: Uribe fue un “determinador y beneficiario” de testimonios falsos: Corte Suprema)

Además, aseguró que llegó a un puñado de testigos “referenciados por el expresidente (Uribe) o su exasesor Fabián Rojas”. Dijo que no ofreció dádivas y que menos lo hizo el exmandatario. “De ninguna manera, categóricamente le digo que no, las instrucciones del doctor Uribe siempre estaban encaminadas a que estas personas dijeran la verdad al país”. Entre los testigos de los que habló están Carlos Enrique Vélez, Máximo Cuesta, Elmo José Mármol, Giovanni Cadavid, la exfiscal Hilda Yaneth Niño, Juan Guillermo Monsalve y Juan Carlos el Tuso Sierra. Todos ellos fueron escuchados por la Fiscalía en los últimos meses, menos Monsalve, quien se negó a declarar.

Y justamente sobre Juan Monsalve, el llamado “testigo estrella” en contra de Álvaro Uribe, hay todo un aparte en la declaración de Cadena que revela esta alianza informativa. Monsalve es el hijo del antiguo mayordomo de la hacienda Guacharacas, una finca en el nordeste antioqueño que fue propiedad de los Uribe Vélez y donde, supuestamente, se gestó el bloque Metro de las autodefensas. Fue por denuncias de este testigo que la Corte Suprema comenzó a investigar al expresidente en 2018, pues Cadena lo visitó varias veces en la cárcel La Picota, en Bogotá, al parecer buscando que se retractara. Cadena lo ha negado y dice que nunca lo presionó.

Esta alianza informativa también encontró que las visitas del abogado Cadena a Monsalve, según registros del Instituto Penitenciario (Inpec), comenzaron mucho antes de lo que el exabogado de Uribe ha admitido. En su declaración Cadena insistió, como ha dicho antes, que entre enero y febrero de 2018 le llegó información “por parte de Uribe” acerca de una persona que le envió “un mensaje: que el señor Monsalve quiere retractarse de los señalamientos que ha hecho contra Álvaro y Santiago Uribe”. Y, según esa versión, fue solo hasta entonces que el abogado conoció al testigo y comenzaron lo que, para el testigo Monsalve, fueron presiones.

(Lea también: Los millones que habría entregado a testigos Diego Cadena, el exabogado de Álvaro Uribe)

No obstante, según registros del Inpec, en los que aparece su nombre y cédula, la primera visita de Diego Cadena a Juan Guillermo Monsalve fue realmente el 26 de abril de 2011. Ese día, señalan los documentos, entró como abogado a visitar al testigo y estuvo en la cárcel La Picota entre la 1:45 y las 4:04 de la tarde. La minuta del centro penitenciario da cuenta de, por lo menos, otras 39 entradas de Cadena a reunirse con Monsalve en los años siguientes. Según esos datos, el único año en el que no lo visitó fue en 2012. El abogado de Cadena, Iván Cancino, le dijo a esta alianza que debe existir un error y que esa información es falsa.

(Lea: La acusación contra Diego Cadena, antiguo abogado del expresidente Uribe)

Y es que, en su declaración en la Fiscalía, Diego Cadena recalcó su versión de que visitó a Monsalve tres veces, entre febrero y marzo de 2018. El fiscal le preguntó sobre esos encuentros, si se había presentado como abogado de Álvaro Uribe, qué otros abogados del expresidente se dedicaban a labores investigativas o, si cuando radicó los documentos de exparamilitares en la Corte Suprema se presentó como defensor del líder del Centro Democrático. “Me abstengo de declarar eso”, dijo Cadena una y otra vez. Además, insistió que fue Monsalve quien lo buscó para el último encuentro, el del 26 de marzo, diciéndole que quería retractarse.

Las sim

Entre las evidencias que captaron la atención del fiscal Jaimes estos meses están siete sim cards que el Inpec le decomisó a Monsalve. Un perito de delitos informáticos de la Fiscalía encontró que solo dos de ellas tenían información y el ente investigador le pidió a un juez autorización para acceder a todos los datos, pues querían determinar con quién hablaba Juan Monsalve desde la cárcel. Pero la pesquisa no arrojó mayores resultados: solo dos de las tarjetas se utilizaron entre el 1° de enero de 2017 y el 5 de febrero de 2020. Desde una de ellas, afiliada a Movistar, se hizo una llamada y se recibió otra. Con la otra, de Claro, se recibieron 12 llamadas y se hicieron 12 más.

*Este informe especial sobre el caso Uribe lo trabajó la sección judicial de El Espectador, conformada por Diana Durán (editora judicial) y los reporteros Felipe Morales, David Escobar, Alejandra Bonilla, Kelly Rodríguez y Sebastian Cote. De parte de Blu Radio están la periodista Silvia Charry y Ricardo Ospina (director de Servicios Informativos).

Síguenos en Google Noticias