Publicidad
5 Oct 2022 - 5:48 p. m.

Condenan a exgobernador del Huila por piscina que costó el doble de lo contratado

El exgobernador Juan de Jesús Cárdenas pagará cuatro años de prisión. En el municipio de San Agustín (Huila), permanece una piscina para niños que, a su vez, es un monumento al despilfarro de recursos públicos
Fachada de la Corte Suprema de Justicia.
Fachada de la Corte Suprema de Justicia.
Foto: Gustavo Torrijos Zuluaga

En el municipio de San Agustín (Huila), permanece una piscina para niños que, a su vez, es un monumento al despilfarro de recursos públicos. Por los sobrecostos generados para el departamento y su omisión de funciones, el exgobernador Juan de Jesús Cárdenas acaba de ser condenado a cuatro años de prisión por orden de la Corte Suprema de Justicia.

En contexto: Corte Suprema condenó a exgobernador del Huila por construcción de kiosco en Tello

Cárdenas fue el gobernador del Huila entre 2001 y 2003. Durante su periodo, delegó a la Secretaría de Vías e Infraestructura la contratación de una obra para la recreación de los niños de San Agustín. El acuerdo público se firmó el 31 de diciembre de 2002, con la sociedad Conint Ltda. Se suponía que la piscina estaría lista en menos de tres meses y tendría un costo total de $184 millones.

Sin embargo, todo salió mal desde el principio. “De los 61 folios allegados por la Secretaría de Planeación Territorial del municipio de San Agustín, relacionados con el denominado proyecto de la ‘primera etapa centro recreacional y cultural’, ninguno contenía información acerca de los estudios de suelos”. Es decir, el contratista, con la venia de la gobernación, se aventuró a construir la piscina sin hacer estudios del lugar donde quedaría puesta la obra. Allí, incluso, pasaba la quebrada Las Moyas.

Lea también: Corte Suprema ratificó condena de más de siete años contra Luis Alfredo Ramos

Tal fue el desorden en la gobernación de Cárdenas que el contrato de obra se firmó sin estudios previos y sin contar con interventoría. La principal problemática fue la estabilidad del suelo, donde al final quedó la piscina, por lo cual se necesitaron mayores volúmenes de excavación. Al final, solo esa obra terminó costando más de $446 millones. Más del doble de lo presupuestado.

“Cárdenas alegó también que la responsabilidad de los estudios y diseños correspondía a quienes los elaboraron, esto es terceros, no obstante, debió no solo verificar la existencia del lleno de los documentos, sino la seriedad de su información y revisar que los datos allí plasmados correspondieran a la realidad, pues por haber delegado la facultad para contratar en el secretario de Vías e Infraestructura, debía constatar que el delegatario cumpliera a cabalidad sus funciones”, señaló la Corte Suprema.

Le puede interesar: En el caso Nicolás Neira, la Corte Suprema prepara una decisión histórica

Así las cosas, Cárdenas fue sentenciado a cuatro años de prisión y recibió una multa de más de $50 millones. Podrá acceder a una segunda instancia. Por otro lado, hace un año la misma alta corte lo sentenció a cuatro años de prisión por las irregularidades en la construcción de un kiosko de Tello (Huila), que hoy está en las ruinas y que tuvo un valor inicial de $29 millones.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.