Publicidad
12 Dec 2022 - 1:39 p. m.

Congelan bienes de “Señor T”, socio de Pablo Escobar que pasó desapercibido 30 años

Propiedades avaluadas en $9.800 millones que serían de este narco invisible ahora podrían pasar a control del Estado. Luis Arnobio del Río Jiménez fue capturado en 2019.
Luis Arnobio del Río (en el centro, de camiseta blanca), junto con los otros seis hombres que fueron capturados el 24 de noviembre de 2019 en la Operación Milenio III. / Policía
Luis Arnobio del Río (en el centro, de camiseta blanca), junto con los otros seis hombres que fueron capturados el 24 de noviembre de 2019 en la Operación Milenio III. / Policía
Foto: Policia

Luis Arnobio del Río Jiménez, señalado de ser el narcotraficante invisible Señor T, no podrá vender o disponer de más de 30 bienes suyos y de personas cercanas que la Fiscalía le incautó. Señalado de haber sido socio de Pablo Escobar en los noventa y de escapar por años el radar de las autoridades, este hombre ahora espera que se defina su extradición a Estados Unidos. Entre tanto, el ente investigador inició un proceso de extinción de dominio luego del cual decenas de propiedades que habrían sido adquiridas con dineros del narcotráfico.

(En contexto: Las pruebas de Estados Unidos contra el “Señor T”, antiguo socio de Pablo Escobar)

En total, 46 bienes pasaron a control del Estado: 9 inmuebles urbanos, 5 sociedades, 5 establecimientos de comercio y 15 vehículos, cuyo avalúo supera los 9.800 millones de pesos. La Fiscalía asegura tener evidencia de que estas propiedades se adquirieron con la fortuna que Señor T amasó producto del envío de cocaína a Estados Unidos y Europa. Es precisamente por esos cargos que una Corte de Florida (EE. UU.) lo pidió en extradición, solicitud que llevó a la captura del sujeto a finales de 2019.

Ahora, casi tres años después de su captura, la Fiscalía colombiana va tras sus bienes. Por eso funcionarios del CTI llegaron a las propiedades de Señor T en Bogotá, Girardot y La Mesa (Cundinamarca), Medellín y Girardota (Antioquia), Cali (Valle del Cauca) y Villa del Rosario (Norte de Santander): para hacer efectivas las medidas cautelares que impuso un fiscal de extinción de dominio sobre estos vehículos, edificios y empresas; con el fin de que no sean enajenados hasta que un juez defina si deben pasar a las arcas del Estado.

(Lea también: Así se mueven los carteles de narcotráfico desde diferentes cárceles del país)

Señor T llevaba tres décadas escapando el radar de las autoridades. La propia Fiscalía explicó en el comunicado que anunció el operativo: “Inicialmente, en la década de los noventa, fue considerado como uno de los socios de Pablo Escobar. Sin embargo, los reportes indican que años después tuvo nexos con otras estructuras de crimen como La Oficina, el Bloque Centauros de las extintas Auc y el Eln. Recientemente, se le atribuían vínculos con el cartel mexicano de Jalisco Nueva Generación”.

El indictment en contra de Señor T, con base en el cual la Corte Suprema de Justicia colombiana avaló su envío a Estados Unidos, remonta su actividad criminal a, al menos, 2015. A pesar de sus esfuerzos, terminó cayendo cuando las autoridades ya le respiraban en la nuca: en su contra hay interceptaciones telefónicas, la investigación de un agente de la DEA que durante años le siguió los pasos y la delación de uno de sus propios hijos, quien lo entregó a la Policía luego de que el Señor T se enamorara de la esposa de este último, es decir, de su nuera.

El coronel Édgar Cárdenas Vesga, director Policía Antinarcóticos, dijo en una declaración que la investigación nació en 2019 y que, en esta operación, también afectaron estructura criminal afectada operaba escondiendo cocaína en cargamentos de fruta que salía del puerto de Turbo (Antioquia). “Las propiedades están representadas en 1 inmueble urbano, 6 vehículos, 1 sociedad, 2 establecimientos de comercio y 2 productos financieros, los cuales habrían sido obtenidos con recursos provenientes de actividades narcotraficantes”, dijo la Fiscalía en un comunicado.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.