Publicidad
9 Dec 2021 - 6:07 p. m.

Consejo de Estado podría definir sobre exigencia del carné de vacunación por Covid

Aunque en el despacho del magistrado Roberto Serrato reposaba un poco más de 1500 tutelas que pedían amparo de derechos sobre los protocolos de vacunación en el país, el Gobierno con un nuevo decreto abre el panorama sobre si es posible que se exija el carné de vacunación para ingresar a establecimientos públicos y estar en espacios con aglomeración de personas.
Consejo de Estado podría definir sobre exigencia del carné de vacunación por Covid
Consejo de Estado podría definir sobre exigencia del carné de vacunación por Covid
Foto: ERNESTO GUZMÁN JR

El pasado 30 de noviembre, con el decreto 1615, el Gobierno reemplazó la norma que establecía los protocolos de vacunación por Covid-19 en el país. Esa ley alcanzó un poco más de 1500 tutelas que reposaron en el despacho del magistrado del Consejo de Estado, Roberto Serrato, quien acumulando todos los expedientes debía tomar decisión de fondo. No obstante, la derogación de la antigua regla puso sobre la mesa la discusión sobre el alcance de esas tutelas y la nueva norma.

La actual directriz del Gobierno ahora da cuenta de la obligación de los colombianos sobre portar el carné de vacunación para ingresar a establecimientos públicos. El artículo 2 del Decreto 1615 establece que las entidades territoriales deberán adicionar a los protocolos de bioseguridad vigentes la presentación obligatoria del carné de vacunación o certificado digital en el que se evidencie, como mínimo, el inicio del esquema de protección.

Lea aquí: Colombia exigirá carné de vacunación para entrar al país desde el 14 de diciembre

Lo que dice el Estado es que el documento debe ser exigible para asistir a eventos presenciales de carácter público o privado que impliquen asistencia masiva y bares, gastrobares, restaurantes, cines, discotecas, lugares de baile, conciertos, casinos, bingos y actividades de ocio, así como escenarios deportivos, parques de diversiones y temáticos, museos y ferias.

Esa iniciativa no escapa de la primera intención que propuso el Gobierno, pero que dejó sin efectos al entrar en vigor el Decreto 1615. La antigua norma que contó con una gran avalancha de tutelas, a juicio de los colombianos, vulneraban los derechos a la libertad de reunión, libre desarrollo de la personalidad, libre locomoción e, incluso la dignidad. En los más de 1000 expedientes recibidos en el despacho de Serrato las entidades demandadas era la Presidencia de la República y el Ministerio de Salud.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Durante esta semana, no solo se podría conocer si la cantidad de tutelas son equiparables a la nueva norma sino además si en el sistema virtual del Consejo de Estado reposan nuevas acciones en contra de la directriz actual.

Síguenos en Google Noticias