Publicidad
18 Feb 2021 - 11:57 p. m.

Corte Suprema ordena exhumar cuerpo en caso de cadáveres extraviados en Barranquilla

Una trabajadora del sector salud murió en julio de 2020 pero su familia no pudo sepultarla porque, entre la Clínica del Prado y una funeraria, extraviaron el cadáver. En un reciente fallo, el alto tribunal le pide a la Fiscalía adelantar acciones para identificar sus restos.
El ente investigador tendrá que exhumar los restos de un cuerpo en Puerto Colombia, municipio aledaño a Barranquilla.
El ente investigador tendrá que exhumar los restos de un cuerpo en Puerto Colombia, municipio aledaño a Barranquilla.
Foto: JOSE VARGAS ESGUERRA

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia acaba de ordenarle a la Fiscalía General que exhume un cuerpo que está en un cementerio en el norte del municipio de Puerto Colombia (Atlántico). Esta orden, aparentemente rutinaria en el mundo judicial, hace parte de una inaudita historia en la capital de ese departamento y que en los últimos meses ha transitado por varios despachos judiciales en esa zona del país y que logró escalar ante ese alto tribunal. Se trata de la desaparición del cadáver de la enfermera Marilyn Pérez, quien falleció en julio pasado pero que increíblemente su cuerpo se extravió al interior de la Clínica del Prado.

Otras noticias del Atlántico: Aumentan profundidad del canal de acceso a la Zona Portuaria de Barranquilla

Según los familiares de la funcionaria del sector de la Salud, la mujer falleció el 6 de julio de 2020 en la Clínica del Prado de Barranquilla. “Para los actos exequiales y la sepultura del cuerpo se contactó a la funeraria Los Olivos, donde se encontraba afiliada la Sra. Pérez Liñán. A eso de las 10 de la mañana del día del fallecimiento de la Sra. Marilyn Pérez, sus familiares aquí accionantes llegaron a la Clínica del Prado con el fin de llevar a cabo todo el procedimiento de documentación y entrega del cuerpo, el cual no pudo ser entregado ese mismo día debido a que la funeraria se encontraba ocupada”.

Le podría interesar: Extorsión en Barranquilla, la cara de la inseguridad en la ciudad

Según la demanda, conocida por El Espectador, al día siguiente la funeraria dispuso el personal para recoger el cuerpo de Marilyn Pérez, sin embargo, cuando entraron a la morgue de la clínica no encontraron su cuerpo e informaron a los familiares de lo sucedido. Los familiares de la enfermera “se comunicaron con la clínica directamente, donde estos le informaron que había existido un error en la entrega de los cadáveres, por lo que los accionantes procedieron a dar parte a las autoridades administrativas con el fin de resolver los problemas, pero nunca hubo solución alguna”, dice el documento judicial.

En contexto: Instauran denuncia luego de error en entrega de cadáveres en Barranquilla

La Clínica luego informó a la familia de la enfermera Pérez que existió un error por parte de los funcionarios de Jardines de la Eternidad ya que se equivocaron de cuerpo al momento de recoger el que debían que era el de un hombre fallecido. Este error, recoge la Corte, ocurrió cuando entraron al depósito provisional de cadáveres que posee la clínica y que, según los familiares de la enfermera, “nunca acreditó un registro o planilla de salida de los cadáveres que se encuentran en ese depósito, por lo que de ser cierto lo dicho por la clínica los accionantes en ningún momento autorizaron a Jardines de la Eternidad a recoger” a su familiar.

Por su parte, Jardines de la Eternidad contestó que ellos cumplieron con prestar los servicios exequiales del hombre fallecido, que al momento de morir se encontraba en la Clínica del Prado y que recogieron el cadáver por el encargado para tales fines. “Expresan que hasta el momento no hay claridad del paradero del cuerpo de la Sra. Pérez, ya que lo único que expresó la Clínica del Prado fue que la situación se presentó por la negligencia de los funcionarios de Jardines de la Eternidad, los cuales no hicieron la debida verificación, ya que había forma de distinguir cada uno de los cadáveres que se encontraban en la morgue”, relata la Corte.

Agregaron además que el cuerpo que por error se llevaron los funcionarios de Jardines de la Eternidad fue enterrado en el parque cementerio del mismo nombre. Esto lo confirmó la familiar del hombre fallecido, quien además agregó que “no vieron el cuerpo por haber fallecido a causa de COVID-19, desconociendo que el cuerpo velado y enterrado era otro. Por ello, la parte accionante solicitó al Parque Cementerio Jardines de la Eternidad la exhumación de los cadáveres, pero esta negó la solicitud, exigiendo una orden judicial, ya que se debía esperar el lapso de los 4 años”.

El sábado 11 de julio se intentó realizar una diligencia de exhumación de los cadáveres con acompañamiento de la Secretaría de Salud de Barranquilla, La Personería Distrital de Barranquilla y la Fiscalía General, pero también hubo oposición por parte del administrador del cementerio. Los accionantes informan que presentaron denuncia ante el ente investigador pero que a la fecha no se han pronunciado al respecto. La familia de la enfermera denunció la situación a la Fiscalía pero esta determinó que esta situación no podría constatarse como un delito y que se trató de una confusión.

La Corte considera “que la Fiscalía demandada, desconoció los derechos de acceso a la justicia quienes no han podido acceder a la prueba científica que determine si el cadáver que fue inhumado en el Parque Cementerio Jardines la Eternidad -sede norte- ubicado en el municipio de Puerto Colombia, pertenece al de su familiar. Nótese que la Fiscalía consideró suficiente para ordenar el archivo, los fundamentos de la denuncia y la versión del denunciante, sin que se observe ninguna otra actuación tendiente a verificar si los hechos objeto de indagación constituyen la comisión del delito de irrespeto a cadáveres o cualquier otra conducta punible”.

Read more!
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.