16 Aug 2021 - 10:42 p. m.

Segunda Marquetalia y Gentil Duarte las líneas de la disidencias en Colombia

En el informe de la Fundación Pares reposa que las dos líneas principales de las disidencias de las Farc son manejadas por Gentil Duarte y por la Segunda Marquetalia. Hay un tercer grupo denominado Los Dispersos, que aunque son residuales, no obedecen a prácticas ni órdenes de las dos líneas iniciales.

Actualmente, los Grupos Armados PosFarc (GAPF) tienen presencia en 138 municipios del país, ese es el reporte de la Fundación Pares en su último informe, que añadió que, desde 2016, han tenido un crecimiento acelerado en los municipios en los cuales la guerrilla tenía presencia. En el informe dan cuenta que estas estructuras tienen dos líneas principales de mando que están ligadas a Gentil Duarte y la Segunda Marquetalia.

La estructura que lidera el proclamado disidente de las Farc ha consolidado su expansión en el suroccidente del país, mientras que la Segunda Marquetalia, que tiene un menor alcance, cobija la zona norte del territorio nacional. Aparece una tercera línea denominada como dispersos, es decir, que, aunque son residuos de las Farc, no obedecen órdenes de ninguna de las dos líneas mencionadas. Estas suelen delinquir en el pacífico colombiano.

Lea aquí: “Se encuentra huyendo”: operativo cercó a “Gentil Duarte”, disidente de Farc

El informe de la Fundación hace un panorama sobre el actuar de estas estructuras que decidieron hacer caso omiso al acuerdo de paz pactado entre las extintas Farc y el Gobierno Nacional, que se firmó en 2016. De la línea de Gentil Duarte tienen en el radar que ha fortalecido su accionar a través de una articulación con otras organizaciones residuales.

“Para esto crearon una subestructura denominada Comando Coordinador de Occidente (CCO), compuesta por alrededor de diez GAPF distribuidos en los departamentos de Cauca, Nariño, Putumayo, Meta, Caquetá, Guaviare y Valle del Cauca”, reposa en el informe y añade que el Comando es la estructura que se disputa el control territorial y las economías con el ELN, el EPL, e incluso, busca impedir el crecimiento de la línea de la Segunda Marquetalia.

Le puede interesar: Identifican a ocho personas del bombardeo en Guaviare, “Gentil Duarte” no está

Aunque la línea está marcada por Gentil Duarte no parece existir una subordinación, sino que, por el contrario, es una alianza para controlar las zonas en donde por años hicieron presencia las extintas Farc. De la Segunda Marquetalia que fue creada en agosto de 2019, el informe da cuenta que hace presencia en el Bajo Cauca antioqueño, el Sur de Córdoba, El Catatumbo y otras zonas de frontera con Venezuela como Arauca, Guainía y Vichada, con algunos reductos en Nariño y Cauca.

La presencia en territorio

El informe puso de presente cuatro zonas neurálgicas del país donde se concentran las dos líneas de las disidencias de las Farc. Se trata de Norte del Cauca, costa pacífica nariñense, Bajo Cauca antioqueño y El Catatumbo. Lugares que desde años memorables han sido territorios de la extinta guerrilla.

El Cauca por su ubicación estratégica como punto de conexión entre el Pacífico y el centro del país, se ha convertido en el territorio de alianzas y disputas criminales. Su geografía y el mantenimiento de las economías ilegales ha sido uno de los factores fundamentales para la reproducción de grupos al margen de la ley.

Lea aquí: Encuentran a menor que sobrevivió al bombardeo contra “Gentil Duarte” en Guaviare

Antes del Acuerdo de Paz, el Norte de Cauca contaba con presencia, principalmente, de los Frentes Sexto y 30; y las compañías móviles Jacobo Arenas, Daniel Aldana y Miller Perdomo. Durante su estadía, previo al pacto, estas estructuras mantenían su poderío ilegal, político, militar, económico y social. No obstante, desde 2017, se conoció que el Sexto Frente, las Guerrillas Unidas del Pacífico y la Disidencia Unida se tomaron el lugar a través de disputas.

Para 2019, según reseña una alerta temprana de la Defensoría del Pueblo, los grupos residuales se distribuyeron en el Norte del Cauca. La Columna Móvil Jaime Martínez, en cabeza de alias Mayimbú, se ubicó en los municipios de Buenos Aires y Suárez; mientras que la Columna Dagoberto Ramos, al mando del Indio Amansador, se tomaron Caldono, Toribío, Jambaló, Corinto, Miranda, Caloto y Santander de Quilichao.

Con la captura del Indio Amansador, en 2020, quedó al mando de la columna alias Barbas, que murió tras disputas dentro de la misma estructura, quedando al frente alias Pájaro o Chucho. Pese a las discrepancias en el interior de las organizaciones, en abril del mismo año, decidieron unificarse para dar vida al Comando Coordinador del Occidente (CCO) que hace parte de la línea de Gentil Duarte o Frente Primero.

El Comando hace presencia en más de 13 departamentos y su principal cabecilla es alias Jhonier, de quien se ha dicho fue el promotor de la alianza de las columnas para recuperar y mantener el control del territorio en varias zonas del Cauca. El departamento, durante los últimos años ha tenido presencia del ELN, de ahí que su intención por recuperar el terreno vincule alianzas. La zona geográficamente es usada de manera fructífera por las rentas ilegales. Los cultivos de coca y marihuana, y las rutas fluviales que culminan con el traslado de droga hacía el pacífico colombiano es uno de los atractivos ilegales del lugar.

Lea también: Las caras de las disidencias, cinco años después

De la Segunda Marquetalia se sabe que ha intentado llegar con panfletos a Caldono, Toribío, y Santander de Quilichao, no obstante, con los pocos hombres armados en su línea no han cumplido su cometido. Cabe mencionar que, aunque ambas líneas surgieron del mismo grupo ilegal, ahora no existe acercamiento alguno, por el contrario, se ha mencionado sobre los posibles enfrentamientos entre ellos.

Sumado a ello, las disidencias de las Farc también se enfrentan a Los Pelusos o el Ejército Popular de Liberación (EPL), quienes tras la firma del acuerdo de paz quisieron tomarse la zona. El EPL por años memorables han tenido su accionar delictual en la zona del Catatumbo, así como también el ELN, que del mismo modo ha llegado a ocupar los escenarios que dejaron las Farc.

Contexto: En Bombardeo del Ejército murieron 10 disidentes de las Farc liderados por “Gentil Duarte”

La Compañía Milton Hernández del Frente Manuel Vásquez Castaño del ELN ha disputado el territorio con las disidencias, según información revelada en las alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo. “Este repliegue geográfico hacia los límites con el Valle del Cauca, por parte del ELN, se debe a los enfrentamientos que ha sostenido con los GAPF articulados en el CCO, quienes han ganado parcialmente la disputa militar. Si bien el ELN se mantiene en algunos municipios del Norte del Cauca, no es un actor de peso en el control territorial y de las economías ilegales”, dice el informe.

De otro lado, en el pacífico colombiano, la Fundación en el documento resaltó que los grupos al margen de la ley en esa zona reincidieron, incluso, antes de la firma de paz debido a las ventajas que posee el territorio. El Pacífico tiene una de las cifras más altas en siembra de cultivos ilícitos y, además, es uno de los corredores fluviales más grandes que tiene el país para exportar droga hacia Centroamérica.

Le puede interesar: Disidencias de las FARC: Habla “Jonnier”, tercero al mando del grupo de “Gentil Duarte”

“En la Costa Pacífica nariñense están activos, por lo menos, siete GAPF agrupados en las tres categorías propuestas por la Fundación Paz & Reconciliación (Pares): por un lado están los alineados a Gentil Duarte, principal estructura disidente del país; por otro lado, los alineados a la Segunda Marquetalia, proyecto de ‘Iván Márquez’ y otros mandos altos y medios de las extintas Farc; y, finalmente, por otro lado, los grupos dispersos, es decir, aquellos dedicados principalmente al control de las economías ilegales y que no cuentan con articulación o coordinación entre ellos”, reposa en el documento.

De acuerdo con el informe, alrededor de 17 municipios de Nariño cuenta con presencia de disidencias de las Farc. Lo particular en estas regiones es que las estructuras “mutan, se disuelven, se alían o se enfrentan”, por las rentas ilícitas que deja el territorio. Aunque la línea de Gentil Duarte tiene mando en esta zona, la Segunda Marquetalia tiene más fuerza y se concentra en Barbacoas, Magüí Payán y Roberto Payán, a través del Bloque Occidental Alfonso Cano, que ya cuenta con presencia en Tumaco y, al parecer en Francisco Pizarro.

Lea aquí: Ministro de Defensa asegura que disidencia Gentil Duarte y JM-19 están detrás de los actos de violencia en Cali

De las estructuras dispersas que delinquen en este territorio, el informe da cuenta de la Oliver Sinisterra, que estuvo bajo el mando del abatido Guacho; también están las Guerrillas Unidas del Pacífico, que estaba bajo las órdenes de alias Borojó neutralizado este fin de semana por la Policía, y además Gente de Orden que maneja un bajo perfil en materia de narcotráfico urbano. Es proveniente del Frente Daniel Aldana.

Aunque el pacífico colombiano es apetecido por los grupos ilegales, el Bajo Cauca antioqueño también concentra altas cifras delictuales, y la Segunda Marquetalia es uno de los protagonistas en esta zona del país. Los frentes 5, 18 y 36 pertenecientes a esta línea hacen presencia en el norte y sur de Córdoba donde circularon panfletos alusivos a su accionar bélico.

Le puede interesar: Disidencias de las Farc se atribuyen atentados a Duque y brigada militar en Cúcuta

Los Frentes de los cuales aún no se tiene más información derivaron de Iván Márquez, quien mientras estuvo como jefe de las Farc comandó el Bloque Noroccidental, que delinquió en esa zona del país. Así como las demás estructuras estas también buscan recuperar y consolidar el territorio. No obstante, esa intención, en algunas ocasiones se ve opacada por el Clan del Golfo y Los Caparros, las estructuras que también disputan el control territorial.

De otro lado, en la región del Catatumbo, con alrededor de 400 hombres armados pertenecientes al Frente 33 Mariscal Antonio Sucre, hace presencia la línea de Gentil Duarte. Este frente fue el primero en rearmarse en Tibú y seis municipios más. De la Segunda Marquetalia se sabe que hubo posibilidad de estar en territorio el Frente Danilo García, pero estuvo debilitado y se concentró en la zona fronteriza al norte de Santander y Táchira.

Comparte: