17 Nov 2019 - 3:53 p. m.

“El problema no eran las Farc, era la coca”: consejero presidencial de Seguridad

Rafael Guarín explica, en diálogo con este diario, que el desafío más grande en materia de seguridad es que el Estado llegue a las regiones más olvidadas. Niega que le hayan ofrecido el cargo de ministro de Defensa.

Felipe Morales Sierra / @elmoral_es

Rafael Guarín fue designado como consejero presidencial en agosto de 2018.  / Sebastián Díaz - Consejería de Seguridad
Rafael Guarín fue designado como consejero presidencial en agosto de 2018. / Sebastián Díaz - Consejería de Seguridad

Rafael Guarín es el consejero presidencial para la Seguridad Nacional. Además de haber estado en el sonajero para posibles ministros de Defensa ante la renuncia de Guillermo Botero a esa cartera, es un hombre cercano al presidente Iván Duque. Incluso, se dice, es uno de los miembros del gabinete que más le habla al oído al primer mandatario tras haber sido viceministro de Defensa en el gobierno de Álvaro Uribe y estado en la mesa de concertación del Acuerdo de Paz tras la victoria del No en el plebiscito. En entrevista con El Espectador, se refirió a los desafíos en materia de orden público que afronta el país por todos los frentes.

Asimismo, Guarín habló del programa que coordina, por designación de Duque: “Zonas Futuro”. Con este proyecto, el gobierno busca implementar los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) contemplados en el Acuerdo, pero no en los 170 municipios acordados en La Habana, sino en los 44 que tienen índices más críticos. Los municipios los agruparon, además, en cinco zonas: Catatumbo, Bajo Cauca, Arauca, Chibiriquete y Pacífico nariñense. Desde esta última, la zona futuro piloto, tras sobrevolar los cultivos de coca que rodean a Tumaco, sostiene que el problema en estas regiones son las condiciones que perpetúan los negocios ilícitos, y no tanto qué grupos los controlan.

Recibe alertas desde Google News