Publicidad
4 Oct 2022 - 12:24 p. m.

Exmagistrado será condenado por beneficiar al “narco puro” alias “El Mellizo”

El exmagistrado Eduardo Castellanos fue declarado responsable por haber recibido miles de dólares del dinero manchado con sangre de alias El Mellizo, a cambio de ventilarle información y ayudarlo, sin éxito, a recibir los beneficios de la Ley de Justicia y Paz.
Alias "El Mellizo", extraditado en 2009 a Estados Unidos.
Alias "El Mellizo", extraditado en 2009 a Estados Unidos.

Una reciente sentencia de la Corte Suprema de Justicia puso al descubierto todas las ofensas a la justicia en el proceso de desmovilización a favor de Miguel Ángel Melchor Mejía, alias El Mellizo y excomandante del Bloque Vencedores de Arauca de las Auc. El exmagistrado Eduardo Castellanos, antes miembro del Tribunal Superior de Bogotá, fue declarado responsable por recibir hasta US$ 50.000 a cambio de ventilarle información a El Mellizo y hacer caso a sus peticiones, a pesar de ser uno de los criminales con peor historial en el país.

Antecedentes: Fiscalía avala principio de oportunidad de abogado de alias el “Mellizo”

La historia comienza con la captura de alias El Mellizo en 2008, cuando era jefe del Clan del los Mellizos y uno de los 12 narcotraficantes más buscados por la justicia de Estados Unidos. El criminal se sometió a la Ley de Justicia y Paz y, por tanto, su caso quedó en manos del Tribunal Superior de Bogotá. En 2012, el Tribunal legalizó los cargos, pero excluyó el delito de narcotráfico, a pesar de la solicitud de la Fiscalía. Esto fue un problema que luego resolvió la Corte Suprema de Justicia, declarando la nulidad parcial del proceso y dejando claro que El Mellizo era un “narcotraficante puro”.

En 2014, la Fiscalía radicó ante el Tribunal el trámite de exclusión contra alias El Mellizo, argumentando que su vinculación a las autodefensas solo tenía el fin de sostener su negocio de narcotráfico. En ese momento es cuando entra al caso el exmagistrado Eduardo Castellanos, a quien le correspondió redactar el proyecto de sentencia que decidiría si El Mellizo se quedaba, o no, en el sistema de justicia transicional especial para exparamilitares. La primera irregularidad encontrada fue que Castellanos era amigo del abogado del mismo narco, el defensor Marco Tulio Quintero.

En contexto: Tribunal Superior excluyó a alias ‘El Mellizo’ de Justicia y Paz

Desde que el exmagistrado Castellanos tomó el proceso, todo empezó a salir bien para El Mellizo en Justicia y Paz. El abogado Quintero solicitaba largos plazos para recaudar pruebas y presentar documentos, así como constantes incapacidades que torpedeaban una y otra vez la decisión. Castellanos dejó pasar por alto las reiteradas trabas para acceder a audiencias desde Estados Unidos, donde El Mellizo había caído en extradición desde 2009. Tal fue el desorden de Castellanos, que en una misma audiencia dejó que dos abogados del criminal intervinieran simultáneamente.

Al final, alias El Mellizo resultó excluido por orden del Tribunal Superior de Bogotá en 2016, dado que, aunque Castellanos era quien redactaba los documentos importantes, el despacho judicial estaba integrado por tres magistrados. A su vez, la Fiscalía inició su propia investigación para develar qué sucedía al interior del Tribunal. En un interrogatorio al abogado Quintero, exdefensor de El Mellizo, quedó al descubierto el temor que generaba en los funcionarios judiciales que el narcotraficante se enterara de que al menos US$50.000 de su plata mal habida no hubiesen llegado a su destino.

Le puede interesar: Miguel Ángel Mejía, líder del Clan de los Mellizos, no será juzgado por la JEP

A la final, el abogado Quintero terminó confesando que durante el tiempo que el exmagistrado Castellanos conoció el expediente, recibió los regalos económicos de El Mellizo por su colaboración en Justicia y Paz. El defensor testificó que conocía al exmagistrado Castellanos desde hace décadas y que incluso sus hijos iban al mismo colegio. Que la mayoría de veces que los trámites quedaban suspendidos, eran obra del exmagistrado y su interés por responder a las súplicas de El Mellizo, quien tenía miedo de quedarse por fuera de Justicia y Paz.

La hipótesis del caso establece que el exmagistrado Castellanos mantenía al propio Mellizo al tanto de toda actuación, como si se tratara de su mano derecha. Tal era la relación, que el togado habría negociado con el narcotraficante, en 2018, una decisión judicial en el marco de una de las sentencias contra Salvatore Mancuso, también en el Tribunal Superior de Bogotá. Es decir, El Mellizo fue capaz de meter la mano directamente en su proceso, ante uno de los funcionarios judiciales de más alto rango para su momento.

Antecedentes: Consejo de Estado dejó en firme extradición de alias ‘El Mellizo’

“Se escuchó también en declaración a la servidora de la Fiscalía, Heysa Larrotta, amiga del acusado (Castellanos), quien indicó que su hermana Jazmín Larrotta -exiliada en Estados Unidos-, le mencionó que en una visita a una prisión en ese país había tenido contacto con un abogado de nombre Eduardo, quien decía que su cliente, conocido con el alias El Mellizo, le había entregado US$ 150.000 a una fiscal y a otros funcionarios, entre ellos al magistrado Castellanos, para beneficiarse dentro del proceso que se seguía en su contra en Justicia y Paz”, se lee en el expediente.

Así las cosas, contra el exmagistrado Castellanos se conoció el sentido de fallo condenatorio por los delitos de cohecho (soborno) y soborno en actuación penal. Este último, dado que quedó retratado en diversos audios, implorándole al abogado Quintero, su amigo, que no lo delatara ante la justicia. No obstante, este último negoció con la Fiscalía y colaboró para recibir beneficios judiciales. Ventiló todos los pecados de Castellanos. El Mellizo, por su parte, quedó excluido de Justicia y Paz y hace unos días la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) le cerró las puertas.

En contra de alias El Mellizo aún existen más de 70 investigaciones y procesos en la justicia penal ordinaria por su presunta participación en delitos como desaparición forzada, desplazamiento forzado, reclutamiento ilícito, homicidios, secuestro simple y extorsivo y concierto para delinquir, entre otras conductas, que realizó como jefe narcotraficante del Clan de los Mellizos. No se pudo colar en ningún sistema de justicia transicional.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar