Publicidad
14 Jul 2021 - 7:48 p. m.

Incautan 1.751 bienes a presuntos testaferros del narco Helmer “Pacho” Herrera

La Fiscalía impuso extinción de dominio a 1.751 bienes, avaluados en $4,8 billones, que habrían quedado en manos de presuntos testaferros del narco del Cartel de Cali, Helmer Pacho Herrera. Autoridades aseguran que el clan del golfo está involucrado.
Algunos de los bienes incautados a los presuntos testaferros de "Pacho" Herrera, uno de lo máximos líderes del Cartel de Cali.
Algunos de los bienes incautados a los presuntos testaferros de "Pacho" Herrera, uno de lo máximos líderes del Cartel de Cali.
Foto: Fiscalía

El director de la Dijín, el mayor general Fernando Murillo, acaba de anunciar la “más grande acción de extinción de dominio a una sola organización criminal (el clan Herrera)”. Habla de la incautación, en operativo llevado a cabo con la Fiscalía, de 1.751 bienes que pertenecían a familiares y presuntos testaferros del reconocido narco del Cartel de Cali, Helmer Pacho Herrera, asesinado en 1998.

Lea también: Tras la pista de “Don R”, el narco sucesor del cartel de Cali

“Las propiedades fueron ocupadas en diligencias en Bogotá, Valle del Cauca, Santander, Bolívar, Atlántico y Caquetá”, agregó el fiscal general Francisco Barbosa. De acuerdo con el ente investigador, los bienes tienen un valor de $4,8 billones y ya quedaron en manos de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), un organismo que administra las propiedades incautadas a los criminales y narcotraficantes en el país.

Las autoridades aseguran que las 1.751 propiedades habrían sido adquiridas con dineros productos del narcotráfico, entre otros delitos, cometidos por Helmer Pacho Herrera, una de las cabezas del extinto Cartel de Cali. De su historial se sabe que tenía, en los 80′s y 90′s, fuertes alianzas con distribuidores en Estados Unidos, pues vivió en New York y trabajó como mecánico en Nemac Corporation. Incluso, Pablo Escobar le atribuyó el carro bomba que estalló el 13 de enero de 1988 en el edificio Mónico, en Medellín, donde residía el capo y su familia.

Le puede interesar: El expediente contra el sobrino del fallecido narcotraficante “Pacho” Herrera

De acuerdo con la investigación, a los presuntos testaferros de Pacho Herrera le fueron incautados 67 predios rurales, 364 predios urbanos, tres sociedades, dos establecimientos comerciales y 878 semovientes, los cuales podrían ser caballos o cabezas de ganado. La Fiscalía asegura que se impuso extinción de dominio a un apartamento ubicado en el nororiente de Bogotá, cuyo precio está por encima de los $25 mil millones, no obstante, la entidad no precisó el barrio donde está ubicado.

“Los elementos de prueba indican que entre los dueños de esta millonaria fortuna ilícita figuran presuntos testaferros y William Herrera, alias W, sobrino de Pacho Herrera. Durante la captura de esta persona, en agosto de 2019, en Cali (Valle del Cauca), fueron encontrados escrituras y certificados de tradición y libertad, entre otros documentos, que relacionaban de manera detallada las propiedades que su tío tendría ocultas en el país”, explicó la Fiscalía.

Lea también: Capturan a uno de los últimos testaferros del cartel de Cali

Según el director de la Dijín, Fernando Murillo, la investigación tuvo una duración de un año, en el cual se recopiló la información catastral y de propiedad de cada uno de los bienes afectados, muchos de ellos de propiedad de William Herrera. Alias W permanece en el patio 12 de alta seguridad de la cárcel La Picota en Bogotá, mientras las autoridades lo procesan como posible líder del clan Herrera, el cual se habría asociado con el clan del golfo para recuperar las propiedades que adquirió el narco Pacho Herrera.

La Fiscalía tendría como probar que el sobrino de Pacho Herrera le entregaría el 30% del valor de cada bien al clan del golfo, a cambio de que la estructura criminal recuperara de manera violenta cada uno de los inmuebles, sociedades y establecimientos comerciales que llegó a tener el narco del Cartel de Cali. En enero de 2020, la Fiscalía ya había anunciado una operación similar, en la cual se ocuparon bienes por $5,6 billones al denominado clan Herrera.

Le puede interesar: A extradición el último capo del Cartel de Cali

En una entrevista, cuando se entregó a las autoridades en 1996, Pacho Herrera aseguró que entre 1983 y 1990 llegó a tener una cifra cercana a los US$ 100 millones, producto del narcotráfico. Durante años estuvo en disputa con Pablo Escobar, tanto que en 1990 hombres del capo del Cartel de Cali casi lo asesinan en un partido de fútbol en el municipio de Candelaria (Valle del Cauca). Ese día murieron 17 personas. Se cree que Pacho Herrera colaboró con Los Pepes para lograr la muerte de Escobar.

En septiembre de 1996, Pacho Herrera se entregó a las autoridades en Yumbo (Valle del Cauca). “A mi lo que más me presionó a entregarme es porque quiero arreglar mi problema judicial. Quiero contribuir a mi país, si eso lo cogen las autoridades como un precio para que no haya más estigmatización”, dijo ante las cámaras. Fue condenado a 14 años y trasladado a una cárcel de Palmira, en el mismo departamento. Allí, el 4 de noviembre de 1998, mientras disputaba un partido de fútbol en el pabellón de alta seguridad, el sicario Rafael Ángel Uribe le disparó siete veces en la cabeza. Se hizo pasar por abogado para entrar.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.