Publicidad
26 Jul 2022 - 4:10 p. m.

La libre expresión artística de los niños es fundamental para la personalidad: Corte

El estudio de una acción de tutela en la Corte Constitucional amparó los derechos de un menor al que le fue prohibido recibir clases virtuales de música en su lugar de residencia en Medellín.

El estudio de una acción de tutela en la Corte Constitucional amparó los derechos de un menor al que le fue prohibido recibir clases virtuales de música en su lugar de residencia en Medellín.
El estudio de una acción de tutela en la Corte Constitucional amparó los derechos de un menor al que le fue prohibido recibir clases virtuales de música en su lugar de residencia en Medellín.
Foto: Movimiento por la Paz Colombia EFE - Movimiento por la Paz Colombia

Al estudiar una acción de tutela, la Corte Constitucional advirtió que el derecho a la libre expresión artística de los niños, niñas y adolescentes es fundamental para garantizar los derechos a la libertad de expresión y al libre desarrollo de la personalidad. Así mismo, consideró que es un potencializador de la dignidad humana, del conocimiento y del desarrollo cultural y científico de los menores.

El recurso que fue analizado por el despacho del magistrado Jorge Enrique Ibáñez fue presentado por la madre de un joven de 15 años, a quien la Administración y el Consejo de Administración de la Unidad Font Living de Medellín le prohibió continuar con sus clases de música, debido al ruido que producía la batería que tocaba.

Lea aquí: Cada hora un niño es separado de su familia para que no se vulneren sus derechos

Durante la pandemia del Covid-19, el adolescente empezó a recibir clases virtuales de batería con un profesor personalizado. Para ello, la madre acordó con la administración que solo podría tocar una hora por la tarde. Sin embargo, en febrero de 2021 la nueva administradora le informó que, debido a las reiteradas quejas de los residentes, debía cancelar las clases hasta que el consejo se pronunciara, de lo contrario podría ser multada.

Las negativas de los vecinos y de la administración llevaron a que el joven no solo abandonara sus clases, sino también a que se deshiciera del instrumento musical. Pese a que el daño ya estaba causado, la Corte decidió emitir un pronunciamiento sobre la pedagogía y comprensión respecto de los derechos de los menores de edad.

Le puede interesar: Así es la Constitución de Colombia escrita para los niños y las niñas

El magistrado Ibáñez en el estudio del caso señaló que no existen pruebas en el expediente en lo que la administración, previa solicitud de suspensión, realizaran informes, investigaciones, reuniones o consultas al interior de la copropiedad relacionadas con este caso para justificar el llamado de atención.

Así las cosas, la Sala con ponencia del magistrado Ibáñez consideró que la orden dada al adolescente de suspender sus clases de música, fundada únicamente en la percepción de la administradora y del consejo, violó el derecho al debido proceso del joven, puesto que el reglamento no contempla que esa sola circunstancia sea suficiente para impedir el ejercicio de los derechos a la educación, la libre expresión artística, el libre desarrollo de la personalidad, la intimidad personal y familiar.

Lea también: Con pedagogía, niños y adolescentes conocerán como proteger sus derechos

“De las pruebas obrantes en el expediente, se tiene que la orden de suspensión se expidió sin que se adelantaran las investigaciones y análisis pertinentes, y sin que se diera al menor y a su familia la oportunidad de defenderse y presentar alternativas de solución”, indicó el alto tribunal.

Entonces el fallo advirtió que, en caso de que el joven decida retomar las clases de música, la Administración y el Consejo de Administración de la Unidad Font Living deberá permitirle una hora diaria de batería en el horario comprendido entre las cuatro y las cinco de la tarde. Además, la mamá deberá adoptar todas las medidas para insonorizar la habitación o el espacio donde se desarrolle esta práctica.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.