Publicidad
10 Dec 2021 - 7:32 p. m.

La pelea por la cual un exmúsico de “Los Chiches del Vallenato” fue condenado

Al alto tribunal llegó la pelea de los exintegrantes del grupo vallenato por el uso del nombre de la agrupación tras su separación. Uno de los músicos acaba de ser condenado por el delito de usurpación de derechos de propiedad industrial.
La pelea por la cual un exmúsico de “Los Chiches del Vallenato” fue condenado

Desde el 2015, el grupo musical “Los Chiches del Vallenato” se separó y sus integrantes Osman Oswaldo Pérez Moreno y Amín Enrique Martínez Barreto, tomaron caminos distintos. Martínez, quien se lanzó como solista, decidió promocionarse como El Chiche, aprovechando el nombre del grupo que le dio la fama en la escena musical. Allí fue donde comenzó la disputa jurídica porque, según Pérez, no tenía los derechos para la utilización de ese nombre, algo que respaldó la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema.

Lea también: Claves para entender el lío judicial entre Panamericana y Actualidad Panamericana

El alto tribunal acaba de determinar que Martínez Barreto usó indebidamente el nombre del grupo vallenato para la promoción de su imagen como solista. La Corte respaldó la decisión que ya había tomado el Tribunal Superior de Medellín, que había condenado en segunda instancia al músico por el delito de usurpación de derechos de propiedad industrial.

La historia de este embrollo judicial se da porque en 2004, Martínez vendió los derechos del nombre “Los Chiches del Vallenato” a la casa discográfica Discos Fuentes Edimusica S.A. Una década más tarde, en 2014, Martínez trató de registrar ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) la marca “Amín Díaz ´El Chiche Vallenato´”, petición que fue negada porque tenía elementos casi idénticos a los que usa el grupo vallenato para identificarse.

Podría interesarle: La pelea judicial que perdió Santa Fe con el centro comercial Santafé

Un año después, Martínez hizo el cambio de su nombre ante la Registraduría quedando oficialmente como Amín El Chiche Martínez Barreto. Ese mismo año, Discos Fuentes traspasó la marca “Los Chiches del Vallenato” a Osman Oswaldo Pérez, actual poseedor de la titularidad y derechos de explotación comercial del nombre. Por su parte, Martínez se promocionó en un festival musical, algo que, por la particularidad de su nombre y semejanza con la marca del grupo, no podía hacer, ya que violaba las leyes de uso comercial.

La situación no fue bien recibida por Pérez, quien en 2016 demandó a Martínez por la usurpación del nombre del grupo. Martínez fue absuelto por el delito en un juzgado de Medellín, pero la apelación hizo que el expediente llegara al Tribunal superior de esa ciudad en 2018, el cual determinó lo contrario: Martínez era culpable del delito de usurpación de derechos de propiedad industrial.

Lea aquí: Consejo de Estado le da la razón a Colombina en pleito con Aldor por marca de chupeta.

El Tribunal Superior le dictó una condena de 48 meses de prisión y una multa de $ 16´753.100, equivalente a 26,66 salarios mínimos legales mensuales vigentes para 2016. También se le inhabilitó para ejercer funciones públicas por el mismo lapso de la privativa de la libertad. Aun así, el caso llegó a una nueva instancia, la Corte Suprema.

El castigo que impuso la Corte al músico no fue por tratar de usar el nombre la agrupación cambiando el suyo, sino porque con el nombre se lucraba aun cuando ya no hacía parte del conjunto. Seguía explotandolo a pesar de que la marca estaba registrada y protegidos sus derechos de uso y comercialización. Según el alto tribunal, los “comportamientos todos estos que constituyeron distintas manifestaciones de una unidad de dolo o de propósito delictivo y que, en cualquier caso, se le dieron a conocer desde el inicio al procesado y permanecieron incólumes hasta el momento de la condena”.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.