3 Jan 2021 - 10:20 p. m.

Las fichas que mueve EE.UU. para monitorear a Alex Saab en Cabo Verde

El traslado de dos barcos militares al país insular africano y el envío de agentes gringos a la embajada de esa nación son algunos de los movimientos para evitar un eventual intento de escape del empresario barranquillero, señalado de ser hombre de confianza de Maduro y testaferro de este mismo.

El caso del empresario Alex Saab, el empresario colombiano y señalado de ser el principal testaferro del gobierno venezolano de Nicolás Maduro y detenido en junio de 2020 en Cabo Verde, continúa siendo uno de los más importantes en la geopolítica internacional de Estados Unidos. Así lo demuestran los recientes movimientos de personal para controlar las comunicaciones del barranquillero y el tránsito de aeronaves y barcos por ese país insular africano con el fin de evitar que Saab intente escaparse. Hecho que, hasta donde se sabe, no ha intentado el hombre de confianza de Maduro.

Lea: “Suponemos que EE.UU. cree que Saab posee información sobre Venezuela”: Baltasar Garzón

El movimiento de dos barcos militares y el traslado de agentes gringos a la embajada de Cabo Verde hacen parte de varios movimientos de ese país para evitar cualquier intento de fuga. Según el diario The New York Times aseguró hace algunos días que el barco militar lanzamisiles San Jacinto se movió hasta Cabo Verde para evitar algún intento de escape de Saab. Actualmente, no está en la zona. El Tiempo también señaló que “dos países europeos amigos están apoyando la vigilancia en la zona desde junio, cuando Saab fue capturado en tránsito hacia Irán, a donde iba a negociar gasolina, alimentos y medicinas, de cara a la pandemia, pero también del agresivo bloqueo gringo”.

Saab fue capturado por agentes de Interpol el 13 de junio de 2020 cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla. Desde Washington cursada a través de Interpol una orden de captura en su contra por presuntos delitos de blanqueo de dinero. Saab, nacido en Barranquilla y de origen libanés, es señalado por Estados Unidos de ser el supuesto testaferro del presidente venezolano y se le relaciona con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Washington también presentó cargos en julio pasado contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela. Para Garzón “la avalancha de noticias contrarias a Saab dificulta la tarea de reconocer el verdadero origen de este proceso circense, que no es por corrupción sino por un presunto delito de conspiración para blanquear activos; delito más que cuestionable y que podría quebrantar el principio de doble incriminación en Cabo Verde”.

Según reportaron diarios locales, La policía judicial de Cabo Verde allanó en las últimas horas las oficinas de dos importantes ejecutivos del país africano que están involucrados en el complejo proceso judicial que se adelanta contra Alex Saab. Se trata de Fernando Gil Évora y Carlos Gomes Anjos, dos hombres que en agosto de 2020 (dos meses después de la captura de Saab) viajaron a Caracas como supuestos emisarios del gobierno caboverdiano para reunirse con Nicolás Maduro y hablar sobre el el expediente de Saab.

Según la prensa caboverdiana fueron incautados computadores, teléfonos celulares y documentos. Cuando se realizó el viaje, en agosto pasado, el gobierno de ese país destituyó del consejo directivo de la empresa estatal Emprofac a Gil Évora. En ese momento, las autoridades del país africano confirmaron que la decisión sobre la destitución “inmediata” de Gil Évora se dio de manera unánime, “como consecuencia de la infracción de los deberes inherentes al administrador público y desvío del objeto de las funciones”.

A renglón seguido el gobierno de ese país afirmó que El Gobierno de Cabo Verde no ha enviado a nadie con ninguna misión a la República Bolivariana de Venezuela”. Hasta donde se sabe los dos empresarios arribaron al vecino país en un avión privado a través de la terminal presidencial. Dos Anjos y Fernando Gil Alves Évora. El primero es exdirector de Turismo y Transporte de Cabo Verde y el segundo es un millonario empresario del sector farmacéutico.

Comparte: