Publicidad
17 Oct 2021 - 4:31 p. m.

Lo que se viene para Alex Saab en la justicia estadounidense

El lunes, el señalado testaferro de Nicolás Maduro va a comparecer por primera vez ante un juez de Estados Unidos, país que lo acusa de una millonaria operación de lavado de activos. Además, continúa el debate sobre si Saab gozaba de inmunidad diplomática cuando fue detenido.
El 13 de junio de 2020 Estados Unidos emitió orden de captura y circular roja contra Alex Saab.
El 13 de junio de 2020 Estados Unidos emitió orden de captura y circular roja contra Alex Saab.
Foto: Interpol

Con la llegada de Alex Saab a Estados Unidos, extraditado desde la nación africana de Cabo Verde, se inicia un nuevo capítulo en este novelón judicial. El barranquillero señalado de servir de testaferro al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela a través de millonarias operaciones de lavado de activos, ahora deberá comparecer ante la justicia norteamericana, que lo acusó desde mediados de 2019 de simular importaciones y exportaciones para blanquear cerca de USD$350 millones. Le contamos lo que sigue en su proceso.

(En contexto: Diez claves para entender quién es Alex Saab y por qué fue extraditado a EE.UU.)

La cita de Saab con la justicia

Antes de que pasen dos días de su llegada Miami, Florida, el colombiano Alex Saab va a comparecer ante el juez que estudia su caso. Una portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó a la agencia Efe: “Está previsto que (Saab) haga su aparición inicial el lunes 18 de octubre a la 13:00 horas de la tarde ante el juez John J. O’Sullivan de la Corte Federal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida”.

Se trata del mismo juez que, en marzo de este año, ordenó que se procesara como “fugitivo” a Alex Saab, pues, a pesar de ser acusado desde 2019, no ha comparecido ante las autoridades de Estados Unidos. Para entonces, el colombiano ya cumplía diez meses detenido en Cabo Verde. Con él privado de la libertad, sus abogados apelaron la decisión en Florida y ahora la orden es revisada por la Corte de Apelaciones para el 11° Circuito de Estados Unidos, que aún no ha emitido un fallo.

(En contexto: Alex Saab fue extraditado a EE. UU. tras más de un año detenido en Cabo Verde)

El Departamento de Justicia contestó la apelación el pasado 14 de octubre antes de que Saab pisara suelo estadounidense. En un documento de 61 páginas en poder de El Espectador, que sí es necesario procesar a Alex Saab como fugitivo, por sus “continuos esfuerzos” para frenar su extradición. “El desencanto de Saab tiene el potencial de desalentar a otros acusados penales de atacar acusaciones desde el extranjero mientras se niegan a adherirse a fallos desfavorables”, escribió un grupo de seis abogados del Departamento de Justicia.

La pelea por su estatus diplomático

Precisamente es ante esta Corte de Apelaciones que la defensa de Alex Saab ha pedido que se reconozca que el colombiano tenía estatus diplomático, con lo cual, supuestamente, su captura en Cabo Verde en junio de 2020 sería ilegal. El Departamento de Justicia respondió en el documento: “el Departamento de Estado de los Estados Unidos no ha reconocido que Saab goce de inmunidad diplomática y esa determinación es concluyente y su supuesta condición de ‘enviado especial’ no le da derecho a inmunidad en virtud de la Convención de Viena”.

(Le puede interesar: “Suponemos que EE.UU. cree que Saab posee información sobre Venezuela”: Baltasar Garzón)

Poco después de su captura en Cabo Verde, el gobierno de Nicolás Maduro dijo que Alex Saab era un ‘enviado especial’ en Irán que cumplía misiones humanitarias, como conseguir comida ante la escasez que dejaba el bloqueo económico en Venezuela. El Departamento de Justicia, sin embargo, respondió a la Corte de Apelaciones: “Los documentos que presentó Saab (suponiendo que sean auténticos) a lo sumo sugieren que fue nombrado por Venezuela como enviado especial y emprendió una misión temporal a Irán como parte de sus deberes de enviado especial. Sin embargo, la Convención de Viena prevé prerrogativas e inmunidades a los miembros de las misiones diplomáticas permanentes”.

Es decir, para los fiscales federales, el supuesto estatus diplomático de Saab no le daría inmunidad, según el tratado internacional que regula estos beneficios. Y, a renglón seguido remataron: “Incluso si Saab hubiera sido acreditado permanentemente ante Irán, tal designación no le da derecho a ninguna inmunidad en los Estados Unidos”. Pues, en el país norteamericano, solo el Departamento de Estado —el equivalente al Ministerio de Relaciones Exteriores— puede reconocer la inmunidad a algún diplomático.

(Lea: Cabo Verde autoriza la extradición de Alex Saab a Estados Unidos)

La defensa de Alex Saab, por su parte, confía en que la Corte de Apelaciones fallará a su favor. Tras su extradición, los abogados dijeron: “Alex Saab y su equipo de defensa confían en que el Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito de los Estados Unidos reconocerá su derecho a la inmunidad y anulará la acusación políticamente motivada que se emitió en su contra en julio de 2019″. Ahora bien, la discusión en la Corte de Apelaciones podría verse resuelta ahora que Saab está en Estados Unidos.

Según escribieron los abogados del Departamento de Justicia, “es probable que Saab sea extraditado a los Estados Unidos antes de que esta apelación pueda resolverse de manera concluyente. Una vez que Saab haga su aparición inicial y sea procesado por los cargos establecidos en la acusación, ya no será un fugitivo y su reclamo de inmunidad diplomática puede ser completamente informado y resuelto por el tribunal de distrito”. Cualquiera que sea la decisión, estos son los primeros esbozos de lo que será el proceso judicial contra el colombiano en Estados Unidos. Y desde ya se advierte que será enredado.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar