Publicidad
10 Nov 2022 - 2:59 p. m.

Ñeñepolítica: Corte Suprema se inhibe de investigar al exsenador Álvaro Uribe

El exsenador era investigado por la supuesta compra de votos en la campaña del expresidente Iván Duque. La investigación estaba en poder de la Corte Suprema de Justicia desde hace un poco más de dos años.
Ñeñepolítica: Corte Suprema se inhibe de investigar al exsenador Álvaro Uribe
Ñeñepolítica: Corte Suprema se inhibe de investigar al exsenador Álvaro Uribe
Foto: AP - Ivan Valencia

En un fallo de 184 páginas, La Corte Suprema de Justicia se inhibió de abrir investigación formal en contra del exsenador Álvaro Uribe por la denominada Ñeñepolítica, el escándalo que se suscitó por la supuesta compra de votos en la campaña del expresidente Iván Duque. La decisión es de la Sala de Instrucción con ponencia del magistrado Misael Rodríguez.

El exsenador estaba ante los estrados tras la denuncia que presentaron el periodista Gonzalo Guillen y el bloguero Daniel Mendoza porque en el transcurso de la campaña presidencial de 2018, supuestamente, se registró una compra de votos en la costa atlántica a favor del expresidente Iván Duque, al parecer, por orden del expresidente Álvaro Uribe.

Lea también: Ñeñepolítica: Fiscalía archivó investigación contra María Claudia Daza

Según las investigaciones, en esa operación habría estado el ganadero José Guillermo “Ñeñe” Hernández, a quien se le ha señalado de ser uno de los socios del narcotraficante Marquitos Figueroa. Por ese nexo, al ganadero se le interceptaron algunas comunicaciones telefónicas, en ellas, supuestamente, habría la intervención del exsenador Uribe.

En el proceso judicial varios miembros de la UTL del entonces senador Uribe rindieron testimonio, y las investigaciones tanto en la Fiscalía como en la Corte se han adelantado, no obstante, la que culminó durante la semana pasada obedece, además del análisis del despacho, a una solicitud que presentó la defensa del expresidente.

Lea aquí: La conversación del “Ñeñe” Hernández que menciona a Gustavo Petro

El recurso lo presentó el pasado 19 de septiembre en el que le solicitaba al alto tribunal declararse inhibida para adelantar una investigación formal en su contra. Para la defensa, las pruebas en contra del líder del Centro Democrático solo fueron “conversaciones telefónicas de dos personas ligeras, María Claudia Daza y José Guillermo Hernández”. A juicio de la defensa de Uribe “no ha aparecido ninguna evidencia que comprometa su responsabilidad”.

Para el magistrado Rodríguez, si bien es cierto que el “Ñeñe” Hernández y Daza Castro hablaban de una operación aparentemente secreta e irregular que parecía haber ocurrido en el marco de la campaña presidencial de Iván Duque, a su espalda, también es cierto que no existe una prueba sólida de que esos hechos hubiesen ocurrido, ni tampoco que se hubiera ejecutado por orden del exsenador Uribe.

Le puede interesar: Ñeñepolítica y Monómeros: Los escándalos de las elecciones de 2018 quedaron en nada

“No existe evidencia de que “Ñeñe” Hernández Aponte haya hecho gestiones significativas en la campaña presidencial de Iván Duque. Esta conclusión está soportada en el acervo probatorio: más allá de sus afirmaciones vagas, generales y en ocasiones desproporcionadas, nunca confirmadas por pruebas distintas a su propio dicho o por las referencias de sus interlocutores sobre este, no se cuenta en el expediente con ninguna prueba certera de la presunta participación de Hernández Aponte en la campaña”, dice la providencias de más de 160 páginas.

Para la Corte también está claro que las cuentas oficiales de la campaña del expresidente no dan razón de algún tipo de aporte por parte del ganadero y que una vez culminó la segunda vuelta los informes de financiación en materia de ingresos y gastos demostraron que no hubo irregularidades. Sobre el vinculo social que tuvo el “Ñeñe” Hernández con el exmandatario, la Corte dijo que tenía una “amistad de vieja data” por su hermano, y respecto del vínculo entre Daza, exmiembro de la UTL de Uribe, el alto tribunal resaltó que eran cercanos por temas políticos.

Lea aquí: Las razones de un magistrado en contra del archivo del proceso de la ñeñepolítica

“Esta cercanía social le permitió a Hernández participar en algunas reuniones sociales en su región y posteriormente en la misma posesión presidencial. Sin embargo, más allá de esos vínculos sociales, no se ha obtenido ninguna evidencia de que haya habido otro tipo de relación entre Hernández y Duque Márquez o cualquier otra autoridad política del partido”, reposa en la providencia.

Así las cosas, para la Corte está claro que la hipótesis que se manejó en las investigaciones sobre que el “Ñeñe” Hernández era un fuerza política y económica en la campaña de Duque se desdibuja y se torna “inverosímil” porque una persona que tuviera ese rol no figuraría en los eventos sociales de manera casual como en su momento lo hizo el ganadero.

Lea: Los supuestos protagonistas de la Ñeñepolítica que han rendido versión

Así las cosas, la Corte sostiene que las interceptaciones entre Hernández y Daza no tienen un tinte ilegal que se haya demostrado en medio de la investigación y, por ello, las denuncias hechas en contra del exsenador quedan sin piso al estimar que para el alto tribunal no se probó que la operación de compra de votos para beneficiar a Duque haya sido efectiva.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.