27 Aug 2019 - 6:18 p. m.

Otros grandes casos a los que se les podrían vencer los términos y quedar en libertad

El caso de Juan Valderrama, supuesto asesino de la chilena Ilse Amory Ojeda, el de “La Madame”, presunta líder de una red de explotación sexual, y otros más, podrían tener el mismo futuro que los casos de Carlos Palacino y Francisco Ricaurte, quienes quedaron libres por vencimiento de términos.

Redacción Judicial

Según la CEJ, varios implicados en casos de connotación nacional podrían quedar en libertad. / Archivo particular
Según la CEJ, varios implicados en casos de connotación nacional podrían quedar en libertad. / Archivo particular

Tras el revuelo que causaron las libertades —supuestamente por vencimiento de términos— del expresidente de Saludcoop, Carlos Palacino; el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Ricaurte, y el exdirectivo de Estraval, César Mondragón, todos judicializados por casos de corrupción, los ojos están sobre esta garantía de los procesos penales. En ese escenario, la Corporación Excelencia en la Justicia (CEJ) puso la lupa en casos que también han captado la atención del país y advirtió que los principales investigados “en varios casos de connotación nacional” podrían quedar en libertad.

(En contexto: Jueces, abogados y fiscales serán investigados por libertad de Francisco Ricaurte y Carlos Palacino)

La Madame

Liliana del Carmen Campos Puello, alias La Madame, señalada de supuestamente liderar una red dedicada a la explotación sexual en Cartagena, es una de las personas que podría quedar en libertad. Campos Puello fue capturada en una gran operación en La Heroica en agosto del año pasado y varias demoras en su proceso habían impedido que se la llamara formalmente a juicio por los delitos de concierto para delinquir, inducción a la prostitución y trata de personas. Estas demoras permitirían que se cumplieran los término para acusarla y, en consecuencia, quedaría en libertad.

(Le puede interesar: Las vueltas de la “Madame”)

Cuando fue capturada, se hizo público su prontuario: En 2003, la cartagenera de 42 años había sido condenada en Estados Unidos por tráfico de estupefacientes. Pagó dos años de prisión y, en 2005, fue deportada a Colombia. A su regreso decidió apostar al negocio de la explotación sexual, y para ello constituyó una falsa agencia de turismo para extranjeros. Por ahora, estaría probado que la mujer habría continuado con sus actividades ilegales desde la cárcel de San Diego, donde está recluida, por lo que un juez le renovó por un año más la medida de aseguramiento que la tiene privada de la libertad.

Atentado a estación de Policía en Barranquilla

En la mañana del sábado 24 de enero de 2018, una motocicleta roja con dos sujetos ingresó a la estación de Policía de San José, en Barranquilla. Lanzaron un explosivo contra varios uniformados que se encontraban en formación, dejando a seis policías muertos y 40 más heridos. Por estos hechos, fueron capturados en cuestión de meses Cristian Camilo Bellón Galindo, Dalila Duarte Martínez y Nilson de Jesús Mier, a quienes les imputaron cargos en marzo del año pasado por homicidio agravado, terrorismo agravado, tentativa de homicidio, rebelión, maltrato animal, tráfico y porte de armas de fuego, y utilización ilícita de redes de comunicaciones.

(En contexto: Atentado en Barranquilla: todo apunta al Eln )

No obstante, la audiencia preparatoria —previa al comienzo del juicio— se ha aplazado una y otra vez, y la próxima fecha quedó programada para el próximo 2 de septiembre en la capital del Atlántico. En la última diligencia que se citó por este caso, según registró la prensa local, la Procuraduría había advertido que, de darse más aplazamientos se podrían vencer los términos y ellos podrían quedar en libertad.

El hombre que estaría detrás de construcciones ilegales en Cartagena

Wilfran Quiroz es investigado por la construcción ilegal de 16 edificios en Cartagena. El hombre se entregó a las autoridades en febrero del año pasado, luego de que se conociera que, según las indagaciones de la Fiscalía, sería una de las cabezas de una empresa familiar dedicada a falsificar licencias de construcción y actividades de urbanización irregular en la capital del Bolívar. La Fiscalía le imputó los delitos de urbanización ilegal, uso de documento público falso, fraude procesal y estafa en masa, pero ahora podría quedar en libertad.

(Le puede interesar: Wilfran Quiroz, investigado por construcciones ilegales en Cartagena, fue enviado a la cárcel)

Desde que en mayo de este año el Tribunal Superior de Cartagena le ordenó a la Fiscalía procesar a los Quiroz de manera individual, porque eran constructores independientes y no una firma de construcción, se prendieron las alarmas porque los tiempos para investigar se reducían. El temor se confirmó en julio, cuando fueron dejados en libertad por vencimiento de términos Dagoberto Quiroz Ruiz y Emis Quiroz Ruiz, dos integrantes de este supuesto clan de construcciones ilegales y, ahora, quien sería la cabeza de la empresa ilícita, podría tener el mismo futuro.

Read more!

La pareja de la chilena Ilse Ojeda

Juan Guillermo Valderrama, novio de la exoficial de la Policía chilena Ilse Amory Ojeda, es el principal sospechoso en su muerte. Un posible caso de feminicidio que captó la atención del país, porque fue Valderrama quien en un principio la reportó como desaparecida. Al hombre, que también fue policía —pero en Colombia—, la Fiscalía lo capturó el pasado 27 de abril y lo comenzó a procesar por el delito de desaparición forzada.

(En contexto: Homicidio de chilena Ilse Ojeda fue producto de un golpe en la cabeza: Medicina Legal)

Desde entonces, en el caso se discute el estado de salud mental de Valderrama, pues según ha manifestado su defensa, lo que habría hecho el policía en retiro “no es de una persona normal”, por lo que se solicitaron pruebas psiquiátricas a Medicina Legal. El ente investigador tiene plazo hasta el próximo 30 de agosto para radicar el escrito de acusación en contra de Valderrama, de lo contrario se vencerán los términos del proceso y el hombre podría pedir su libertad antes de ser llamado a juicio.

(Le puede interesar: Los errores que llevaron a la libertad de Carlos Palacino, investigado por caso Saludcoop)

Para la CEJ, aunque la libertad por vencimiento de términos “es una garantía constitucional ligada a la necesidad de definir la situación jurídica de los procesados y evitar la prolongación injusta de la detención”, abre un espacio que los abogados utilicen “maniobras dilatorias” para entorpecer procesos. Es decir, el que los protagonistas de millonarios casos de corrupción como el cartel de la toga y el desfalco a Saludcoop estén en libertad, “pone sobre la mesa un debate sobre el funcionamiento del sistema judicial y la necesidad de una pronta reforma”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.