Publicidad
17 Aug 2022 - 12:42 a. m.

Por corrupción en caso “Autorrollings” destituyen por 20 años a magistrado

Aunque el exmagistrado está vinculado con hechos de corrupción judicial, el expediente da cuenta de un lío pasional y económico entre un paramilitar y la viuda del dueño de un emporio comercial en los llanos orientales. La decisión es de la Comisión de Disciplina Judicial.
Aunque el exmagistrado está vinculado con hechos de corrupción judicial, el expediente da cuenta de un lío pasional y económico entre un paramilitar y la viuda del dueño de un emporio comercial en los llanos orientales. La decisión es de la Comisión de Disciplina Judicial.
Aunque el exmagistrado está vinculado con hechos de corrupción judicial, el expediente da cuenta de un lío pasional y económico entre un paramilitar y la viuda del dueño de un emporio comercial en los llanos orientales. La decisión es de la Comisión de Disciplina Judicial.
Foto: AFP - ROMEO GACAD

Cinco años después de que la desaparecida Sala Jurisdiccional abrió investigación contra el magistrado del Tribunal Superior de Villavicencio, Joel Darío Trejos, por haber recibido dineros de manera irregular por parte del exparamilitar Smith Bayardo Parra Rincón alias “Manopicha” y Marbellys Sofía Jiménez, para cambiar una decisión judicial que los condenaba por los homicidios del exesposo e hijastro de la mujer, la Comisión de Disciplina Judicial destituyó por 20 años al jurista.

El expediente se remonta al caso Autorrollings, un entramado de corrupción judicial que se destapó en 2008. Marbellys Sofía, sobre quien pesa una condena de 52 años por parte de la Corte Suprema de Justicia, fue señalada por las autoridades de cometer el doble homicidio de los dueños de un emporio comercial ubicado en los llanos orientales. La sentencia en su contra llegó en medio de polémicas porque, al parecer, pagó coimas a los magistrados para que la mantuvieran en casa por cárcel.

Lea aquí: “Jorge 40″ acepta cargos por homicidios cometidos por el Bloque Norte de las AUC

Lo que llama la atención de las autoridades judiciales es que Marbellys la denominada “viuda de Autorrolings” se casó en un abrir y cerrar de ojos con el propietario de esos establecimientos comerciales. Aunque, inicialmente, firmaron capitulaciones una crisis económica cambió todo el panorama. La mujer se quedó con parte de las acciones del negocio y al cabo de 10 meses de casados, su esposo ya estaba muerto.

Durante 2009 y 2010, murieron dos abogados colaboradores de la serviteca, quienes supuestamente, se opusieron a unos cambios que quería hacer la mujer en el negocio. Para marzo de 2010, dos sicarios acabaron con la vida del heredero de los Autorrollings, y fue en ese entonces cuando la Fiscalía empezó a desenmarañar esa red de homicidios. A Marbellys Sofía la señalaron de la muerte de su esposo e hijastro luego de interceptaciones telefónicas con el exparamilitar Smith Rincón Parra.

Lea también: Falsos positivos en Sucre: ¿trabajo de la Fiscalía facilitó la fuga de un coronel?

Para dar con la responsabilidad de los hoy condenados, la Fiscalía tuvo en cuenta interceptaciones realizadas a Nayive Rodríguez, también condenada por estos hechos, quien daba instrucciones e intimidaba a los sicarios detenidos para que no hablaran en contra de los líderes de la estructura criminal conformada por Marbellys Sofía y Smith Bayardo

“Esta pareja habría conformado un grupo de sicarios encargado de efectuar homicidios selectivos dirigidos contra los abogados de la empresa que trabajaron para Oskar Parrado, esposo de Marbely Jiménez, asesinado por orden de ella. La investigación también se orientó para establecer el atentado en el que fue ultimado Oskar Steven Parrado, hijastro de Jiménez”, dijo en su momento la Fiscalía y añadió que la mujer sostuvo una relación sentimental con el exparamilitar.

Le puede interesar: JEP y ONU crean alianza que activa Monitoreo y Verificación de Sanciones Propias

Por estos hechos, la mujer fue condenada por la Corte Suprema, así como también ocurrió con el exparamilitar, pero los homicidios no fueron los únicos delitos que cometió la pareja, según las autoridades. El magistrado Trejos del Tribunal de Villavicencio estuvo ante la palestra porque recibió dineros de su parte. El fin era apoyar una ponencia absolutoria y que los hoy detenidos tuviesen beneficios judiciales a cambio de cuantiosas sumas de dinero.

En este caso, la Comisión de Disciplina Judicial analizó las cuentas bancarias del ahora exmagistrado y de su esposa con el fin de poner en evidencia si hubo recursos de los cuales se desconociera su procedencia. En marzo de este año, la entidad profirió cargos en su contra. “Las conductas materias de investigación consistieron en haber aceptado retribuciones y promesas remuneratorias de los procesados Smith Parra y Marbellys Jiménez con el confinado propósito de revocar la sentencia condenatoria”, dice la investigación que culminó en la destitución del exmagistrado.

Lea aquí: Las muertes de tres campesinos del Sumapaz por las que nadie responde

En materia penal, en marzo de este año, la Fiscalía acusó formalmente al exmagistrado Trejos y dos compañeros más porque en el ejercicio de sus cargos, habrían emitido 16 decisiones contrarias a la ley y otorgaron indebidamente beneficios como prisión domiciliaria y suspensión de la ejecución de la pena. El proceso está en desarrollo en el despacho del magistrado de la Sala de Primera Instancia, Jorge Caldas.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.