Judicial

5 Jul 2017 - 7:39 p. m.

¿Quiénes son los delincuentes que enredan a Gustavo Villegas?

Según la Fiscalía, lo que pretendían Edilson Rodolfo Rojas, alias “Pichi”, y Julio César Perdomo, alias “el Viejo”, era que varios jefes de la Oficina de Envigado aprovecharan los acuerdos de La Habana para lograr su excarcelación.

Redacción Judicial

Este miércoles, en el Palacio de Justicia de Medellín, la Fiscalía le imputó cargos al exsecretario de Seguridad de Medellín, Gustavo Villegas. La hipótesis del organismo investigativo es que el alto exfuncionario tenía un “acuerdo de voluntades” con la llamada Oficina de Envigado, y que en busca de su sometimiento a la justicia terminó pasando la raya de lo legal. (Lea: ‘Espero que Villegas no haya negociado con ilegales a escondidas’: alcalde de Medellín)

Villegas rechazó los cargos imputados. Según la Fiscalía, los contactos de Villegas eran Julio Perdomo, alias "el Viejo", y Edilson Rodolfo Rojas, alias "Pichi". Estos son sus perfiles. (Lea también: Gustavo Villegas, en líos judiciales por la Oficina de Envigado)

Alias “Pichi”

Edilson Rodolfo Rojas, alias "Pichi", nació el 26 de septiembre de 1973 en Medellín. Solo estudió hasta quinto de primaria y se identificaba como comerciante. Desde 2008, durante una investigación adelantada por la Unidad Nacional Antinarcóticos y la Fiscalía, la cual pretendía desmantelar las redes de tráfico de drogas de la “Oficina”, las autoridades comenzaron a seguirlo.

Fue por esa esa investigación que se logró la captura de José Leonardo Muñoz, alias "Douglas", hombre cercano a "Pichi" y poderoso jefe de la estructura criminal, el 25 de abril de 2009. Douglas se encontraba en un apartamento con "Pichi" y otros miembros de la Oficina de Envigado en el barrio El Poblado de Medellín cuando se produjo su captura. Para ese entonces, "Pichi" no tenía orden de captura y fue dejado en libertad.  

Más adelante, y gracias a interceptaciones telefónicas, la Fiscalía expidió una orden de captura en su contra por concierto para delinquir con fines de homicidio. "Pichi" perteneció a la banda la Terraza y su zona de acción se concentraba principalmente en las comunas de Aranjuez y Manrique al nororiente de la ciudad.

En 2012, la persecución de las autoridades en su contra se intensificó luego del asesinato de dos miembros de la Dirección Antinarcóticos de la Policía, el 12 de julio, cerca al jardín Botánico en Medellín.

"Pichi" era cercano a Julián Andrey González Vásquez, alias "Barny", quien se encuentra condenado a más de 15 años de prisión, y uno de sus socios principales era Jorge Pérez Marín, alias "Morro", quien fue asesinado en una finca de Envigado el 31 de diciembre de 2012 junto a otras ocho personas. Según las autoridades, "Pichi" habría ordenado su muerte al enterarse de los contactos de este con la DEA para un eventual sometimiento a la justicia.

En febrero de 2013 fue capturado en Panamá. En ese momento el general Yesid Vásquez, comandante de la Regional Cinco de la Policía, aseguró: “Esta persona que se captura en Panamá tiene un gran vínculo con la ‘Oficina’ y hace parte de del grupo delincuencial de ‘Sebastián’”. El presidente Juan Manuel Santos escribió en su cuenta de Twitter: “Felicitaciones a la Policía por la captura en Panamá de alias "Pichi", el sucesor de "Sebastián" en la oficina de Envigado. Buen golpe!!”.

Alias "Pichi" fue condenado a 16 años de prisión por el asesinato de un empleado bancario el 10 de agosto de 2008 en el barrio Campo Valdés de Medellín. Él, junto a "Douglas" y "Barny", formaba parte de las negociaciones que la Fiscalía comenzó en 2016 para tratar de lograr el sometimiento a la justicia de la llamada Oficina de Envigado.

Desde julio de 2016, varios miembros de bandas de la ciudad, principalmente de la zona nororiental, que está bajo la influencia de la Terraza y de "Douglas", "Pichi" y "Barny", comenzaron a entregarse a las autoridades. Quienes se entregaban recibían la orden de hacerlo de estos jefes de la Oficina, para que lo hicieran como un gesto de paz. Según la Fiscalía, lo que buscaban era la excarcelación.   

Alias "el Viejo"

Julio César Perdomo González, alias "el Viejo", tiene 46 años y es desmovilizado del Bloque Cacique Nutibara de las Autodefensas. Su zona de influencia era el barrio Caicedo, en el centro oriente de Medellín. Allí, mientras militaba en las autodefensas, también era reconocido como líder social. Luego de su desmovilización en 2003 comenzaron las denuncias por el accionar ilegal de Perdomo en la zona.

En mayo de 2008, la Corporación para la Paz y el Desarrollo (Corpades) le envió una carta al alcalde de entonces, Alonso Salazar, en la que mencionaban una serie de hechos que requerían una acción inmediata de las autoridades, entre ellos “venta de lotes de propiedad del municipio de Medellín, por parte de urbanizadores piratas (presumiblemente desmovilizados de las Auc, cuyos nombres mencionados son: Julio Perdomo y el finado Jairo Hidalgo, coordinadores de la Comuna 8). Esto se hace en la parte alta del Cerro Pan de Azúcar, en inmediaciones del CAI de Periferia”.

En 2010, "el Viejo" fue capturado por apropiarse de dineros del Presupuesto Participativo para beneficiar a presuntos delincuentes del sector. Las autoridades aseguraron que utilizaba su fachada de líder comunitario para cometer delitos como desplazamiento forzado, concierto para delinquir, constreñimiento y extorsión, por lo que pagó 50 meses de prisión junto con su esposa y 20 miembros de su grupo delincuencial. En 2014 quedó en libertad.

El pasado 17 de marzo, las autoridades lo capturaron y la Fiscalía le imputó cargos por concierto para delinquir agravado con fines de extorsión, tráfico de drogas y desplazamiento forzado de dos familias de la comuna 8 (Villa Hermosa), en julio de 2016 y marzo de 2017. En dicha audiencia, fue señalado de ser el presunto jefe de la banda “Odín Caicedo” y de tener a su mando a 250 hombres, por lo cual fue recluido en Combita, Boyacá.

Antes de su captura, Perdomo realizó gestiones para lograr un acuerdo de sometimiento a la justicia de la Oficina de Envigado, para lo cual contaba con la aprobación de "Douglas", "Barny" y "Pichi", entre otros. En sus oficios, acompañó el sometimiento de varios miembros de las bandas La Terraza y Caicedo, quienes fueron presentados ante la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía de Medellín. La Fiscalía sospecha que allí hubo irregularidades y por eso pidió el arresto del titular de ese despacho, Gustavo Villegas.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X