Publicidad
18 Jul 2022 - 10:02 p. m.

Uribe fue interrogado por su nuevo fiscal, quien decidirá si lo lleva a juicio

El interrogatorio que rindió en el búnker será clave para determinar si archivan o no su proceso por presunta manipulación de testigos.
Asistencia de exsenador Uribe a la Fiscalía es clave en su proceso judicial
Asistencia de exsenador Uribe a la Fiscalía es clave en su proceso judicial
Foto: Jorge Londoño - José Vargas

La declaración del exsenador Álvaro Uribe, entregada este lunes ante el fiscal Javier Cárdenas, será una de las pruebas del ente acusador para definir si lo llama a juicio o archiva su proceso por presunta manipulación de testigos. El expresidente rindió interrogatorio en compañía de su abogado Jaime Granados, quien ha tenido a cargo su defensa desde que la Corte Suprema de Justicia decidió abrir investigación en su contra por los delitos de fraude procesal y soborno.

El interrogatorio es apenas uno de los movimientos de Cárdenas en el expediente que quedó en sus manos desde mayo pasado. En ese momento, el propio fiscal Francisco Barbosa designó al fiscal tercero delegado para llevar la investigación que también vincula al abogado Diego Cadena, quien fue uno de los defensores del exsenador. Desde los últimos tres meses fueron citados 26 testigos nuevos y se anunciaron siete inspecciones judiciales. Con estas diligencias, se pretende ahondar en si Uribe intentó torcer testigos para su beneficio en procesos por supuesto apoyo al paramilitarismo.

Lea aquí: En el caso Uribe ya hay nuevo fiscal: le quitaron el expediente a Gabriel Jaimes

En 2020, cuando el expediente quedó en manos del ente acusador, el fiscal Gabriel Jaimes asumió la responsabilidad de investigar al exmandatario. No obstante, solicitó precluir el caso porque consideró que no había prueba suficiente en su contra.  En una argumentación que duró días, pidió a la jueza 28 Penal de Circuito de Bogotá que decretara la preclusión o el archivo del caso. Sin embargo, el pasado 28 de abril, la funcionaria judicial dejó con vida el expediente y le pidió a la Fiscalía ahondar en más detalles, que le permitan determinar si Uribe debe ir a juicio.

La jueza le reprochó a Jaimes, por ejemplo, que omitió en sus argumentos pruebas valiosas que había tenido en cuenta la Corte Suprema, que no llamó a varios testigos y, principalmente, que no hizo lo primero que suele hacer un fiscal cuando tiene indicios de que alguien cometió un delito: llamar al investigado a interrogatorio. En la decisión de la jueza se lee: “es dable sostener que aún le asiste a la fiscalía la posibilidad de llamar en interrogatorio al exsenador Álvaro Uribe Vélez, para validar, por lo menos afirmaciones probatorias que fueron transversales a la solicitud de preclusión”.

Lea también: Álvaro Uribe iría a juicio: Fiscalía no apeló decisión de jueza que negó archivo

A la Fiscalía le dieron pautas en ciertos episodios en los cuales pudo hacer más. Por ejemplo, en el caso del condenado Juan Guillermo Monsalve, cuya versión relaciona a Uribe con la creación del bloque Metro de las Auc. Para probar su testimonio, el exmiembro de Los Rastrojos ha reconocido que su padre fue mayordomo de la hacienda Guacharacas (Antioquia), propiedad de los Uribe Vélez hasta 1996. Monsalve ha dicho que, incluso, emisarios del político lo han buscado para hablar contra el senador Iván Cepeda, denunciante y víctima en el actual expediente.

Según señaló la jueza del caso, hay pruebas que indicarían que Uribe pudo haber conocido y dado instrucciones para ofrecer prebendas a Monsalve a cambio de su verdad. Tal situación habría sucedido en dos momentos, según la hipótesis de la Corte Suprema, la cual es totalmente distinta a la de la Fiscalía. En un primer capítulo, en la cárcel La Picota, en febrero de 2020, el abogado Diego Cadena presuntamente visitó a Monsalve con el propósito de hacerlo retractar. Monsalve, como testificó, escuchó frases como “Uribe es de palabra”. Además, que podrían ayudarlo para que su caso, una condena a 40 años, llegara a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

::Para conocer más del caso Uribe, entre a este enlace::

La jueza consideró que existe al menos la duda de que Monsalve pudo ser paramilitar del bloque Metro, teoría que niegan la Fiscalía y la Procuraduría. Por tanto, ostentaría la calidad de testigo y su versión cabe dentro de las pesquisas. Además, la jueza encontró que dentro del expediente existen suficientes pistas para pensar en que se le hicieron ofrecimientos a Monsalve para que cambiara de versión. Para darle relieve a su hipótesis, la jueza citó detalles de la investigación contra el excongresista uribista Álvaro Hernán Prada, señalado por buscar un mayor reconocimiento de Uribe, intentando torcer a testigos para que hablaran a favor del exmandatario.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar