Publicidad
1 Nov 2022 - 1:04 a. m.

William Dau, alcalde de Cartagena, a juicio disciplinario por contrato COVID

La Procuraduría evaluará las posibles sanciones contra el alcalde Dau por presuntamente escoger una empresa que no tenía la capacidad para suministrar 10.000 pruebas rápidas para COVID-19, en 2020.
William Dau, alcalde de Cartagena. / EFE
William Dau, alcalde de Cartagena. / EFE
Foto: EFE - RICARDO MALDONADO ROZO

La Procuraduría acaba de llamar a juicio disciplinario al alcalde de Cartagena, William Dau, y al exdirector del Departamento Distrital de Salud, Álvaro José Fortich. Al parecer, incurrieron en irregularidades en la adquisición de 10.000 pruebas rápidas para el diagnóstico del COVID-19.

Lea: Alcalde de Cartagena, William Dau, ya tiene fecha para su juicio disciplinario

De acuerdo con la investigación del órgano de control, en 2020, la administración municipal seleccionó a la empresa Ventas, Distribución y Marketing Ltda. sin que tuviera la capacidad de suministrar los kits, dado que para el momento no tenía la disponibilidad de las pruebas requeridas.

Como la empresa, al parecer, no tuvo los recursos para cumplir el acuerdo público, la alcaldía de Dau declaró el incumplimiento del contrato, que tenía un presupuesto de $725 millones. La Procuraduría le recrimina al alcalde no responder de una manera adecuada e inmediata a la crisis de salud pública.

Lea: Incidente de desacato contra director de UNGRD por contratos de vacunas Covid

“La empresa al parecer no se encontraba habilitada por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos -Invima- para la comercialización de pruebas rápidas y, además, los precios unitarios de los kits ofrecidos eran mayores a los ofrecidos por laboratorios acreditados y reconocidos, con experiencia en el suministro de pruebas rápidas”, explicó el órgano de control.

En cuanto a Fortich, la Procuraduría mencionó que habría sido quien elaboró el documento que justificó la elección de la empresa, sin verificar su idoneidad para ejecutar el contrato. Ambos habrían vulnerado los principios de moralidad y eficacia, y sus presuntas conductas fueron calificadas como gravísimas. Podrían ser sancionados con inhabilidad para ejercer cargos públicos.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.