La Huerta
Publicidad

¿Nuevo en la jardinería? Estas son algunas de las plantas más duraderas

Estas plantas, además de tener pocos requerimientos para su cuidado, se adaptan muy bien a distintos entornos.

La  Huerta
07 de febrero de 2024 - 09:30 p. m.
El aloe vera es una de las favoritas para los principiantes de la jardinería. No solo requiere poco riego, sino que sus hojas pueden usarse para remedios naturales y ungüentos para la piel.
El aloe vera es una de las favoritas para los principiantes de la jardinería. No solo requiere poco riego, sino que sus hojas pueden usarse para remedios naturales y ungüentos para la piel.
Foto: Getty Images/iStockphoto - 200mm

En el cuidado de las plantas, como en la vida, la clave está en entender que los procesos toman tiempo y tienen sus propios ritmos, sobre todo si estamos hablando de nuevos caminos de aprendizaje. Puede sonar a frase de cajón, sí, pero sabemos que las frustraciones son muy comunes en el mundo de la jardinería, más si estamos apenas empezando a conocer de variedades y cuidados. ¿A quién no se le ha muerto una planta? es más ¿cuántas plantas ha replantado sin éxito o ha tenido que desechar después de múltiples intentos infructuosos por revivirlas?

Puede que esté haciendo algo mal, es cierto, pero también es posible que por desconocimiento o por cuestiones del azar haya terminado con variedades de plantas muy sensibles que quizás requieren cuidados muy específicos que usted desconoce.

O puede también que sea usted parte del otro grupo de personas que quiere comenzar en la jardinería, pero teme que sus plantas se marchiten y mueran fácilmente. Para cualquiera de los dos casos, le dejamos un pequeño listado de especies de interiores que son resistentes y duraderas, ideales para asomarse a este mundo lleno de posibilidades.

Le podría interesar: Dormir con plantas en la habitación: ¿beneficioso o riesgoso?

Plantas de interior duraderas y resistentes

Con sus hojas bicolores, alargadas y verticales, la Lengua de Suegra es una de las favoritas de los amantes de la jardinería. No solo por la facilidad de su mantenimiento, sino por su aspecto en punta que decora casi cualquier espacio. Bastará con un riego cada dos semanas, una ubicación sin luz directa y la sansevieria crecerá sanamente.

El único aspecto a tener en cuenta para evitar su marchitamiento es el ahogo. Una vez se vierta agua en su matera, que idealmente debe ser pequeña para que crezca verticalmente, debe contar con un sistema de filtración con agujeros en el fondo y un plato que reciba el exceso.

Más sobre La Huerta

Además de brindar consejos sobre jardinería, también aprenderá todo lo necesario sobre el mundo vegetal.
Leer más
¿Quiere aprender sobre plantas y jardinería? Estas son cinco buenas opciones
La mayoría de estas pueden cultivarse en maceta y no requieren más cuidados además del riego.
Leer más
¿Qué plantas medicinales se pueden cultivar en casa y para qué sirven?

La Potus o Poto, es una de las plantas interiores más versátiles y fáciles de cuidar, incluso, puede sobrevivir únicamente con agua. Soporta bien la escasez de luz, se adapta fácilmente a distintos ambientes y se convierte en colgante una vez crece.

Al igual que con la Lengua de Tigre, hay que tener cuidado con ahogarla, necesita muy poco riego. Lo ideal es esperar hasta que la tierra esté seca para verter agua en la maceta de nuevo.

Esta planta de suculentas es perfecta para exteriores, pero también para interiores. Le gusta recibir la luz directa, necesita muy poco riego y crece con rapidez. Puede alcanzar uno a dos metros de altura. Sus hojas carnosas verde brillante decorarán cualquier espacio sin mucho mantenimiento.

Conocida por sus propiedades curativas y estéticas, el aloe vera o la sábila, es una planta desértica que no pedirá mucho más que agua cada 15 o 20 días y exposición solar. Aunque no requiere mucho riego, esté atento a sus hojas, porque si se ven delgadas y arrugadas es porque necesitan más agua.

Las raíces suelen requerir espacio para que puedan crecer sanamente, así que se recomienda una matera grande, pero no muy profunda y con agujeros que puedan filtrar el exceso de agua correctamente.

La Malamente o la Cinta, es otra de las favoritas de los amantes de las plantas. Sus raíces almacenan agua que, en el caso de que se olvide el riego, la usarán para sobrevivir. Resiste a altas temperaturas y tampoco necesita mucha luz. Con un riego de una vez por semana o semana y media, la Chlorophytum comosum crecerá plenamente.

Leer más: Música para plantas: una herramienta práctica para su crecimiento

Tan versátil como el Árbol de Jade, la Monstera puede adaptarse tanto a interiores como exteriores. Requiere riego una o dos veces por semana y su aspecto tropical con agujeros en las hojas ambientará el espacio haciéndolo ver más fresco y verde. Eso sí, hay que tener cuidado con su tamaño porque crece rápido y puede llegar a medir 20 metros.

La Calathea es conocida por su belleza. Sus hojas, que cuenta con unos característicos nervios rosas y blancos, hacen que esta planta sea la sensación en cada recinto en el que habite. Pero no solo es linda, también es bastante resistente. Aguanta bien la luz solar siempre y cuando se eviten las corrientes de aire. También pueden permanecer vivas con poca luz.

Si se encuentra en un lugar caluroso, lo ideal es que la riegue una vez por semana y si está en un clima templado o frío, cada quince días.

🌳 ☘️ 🌿 Encuentre en La Huerta toda la información sobre plantas, jardinería, cultivos y siembra. 🍂🌺 🌼

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar