Publicidad
23 May 2022 - 7:00 p. m.

Joe Biden: “No necesitamos un esfuerzo extra frente a la viruela del mono”

El mandatario aseguró que no cree que el brote de viruela del mono llegue al nivel de preocupación que hubo con el COVID-19. Así fue la última vez que EE. UU. enfrentó esta enfermedad que hoy hace saltar las alarmas.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló de la viruela del mono desde Japón, en donde está de visita.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló de la viruela del mono desde Japón, en donde está de visita.
Foto: EFE - NICOLAS DATICHE / POOL

Hace 19 años Estados Unidos reportó varios casos de viruela del mono, la mayoría en Wisconsin, Indiana e Illinois. Nadie murió en ese brote de 2003 y solo dos pacientes (ambos niños) tuvieron una reacción grave, que luego de unas semanas superaron. Los dos menores de edad se recuperaron totalmente.

Entonces, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de EE. UU. explicaron que “se produjo un brote de viruela del mono en 2003, cuando roedores infectados importados de África como mascotas diseminaron el virus a perros de las praderas, que luego infectaron a personas en las regiones occidentales y centrales de ese país.

Le puede interesar: Reportan que todavía no hay casos de viruela del mono en Colombia

Durante el brote epidémico, se confirmaron 35 casos, 13 resultaron probables y 22 sospechosos en 6 estados, aunque no se produjeron muertes”.

Años después se han seguido registrando casos, el último en 2021, cuando un estadounidense, que había viajado a Nigeria recientemente, fue hospitalizado en Dallas por viruela del mono. Entonces se hizo seguimiento a varias personas que estuvieron en contacto con el enfermo y ninguna reportó contagio. “Este caso no es motivo de alarma y no esperamos ninguna amenaza para el público en general”, dijo el juez del condado de Dallas, Clay Jenkins.

Le puede interesar: ¿Qué es la viruela del mono?

La semana pasada, el Departamento de Salud Pública reportó un caso de viruela del mono: uno, un hombre de Massachusetts que viajó a Canadá y quien recientemente había estado en Nigeria. Está hospitalizado, pero está en buen estado y no representa ningún riesgo para la población, según las autoridades. Seis personas que estuvieron en contacto con él están siendo monitoreadas, pero ninguna, hasta ahora, ha resultado contagiada ni con síntomas; están sanas. En Nueva York se estudia un caso sospechoso, pero las autoridades sanitarias no hay decretado ninguna alerta.

Con esta información, el presidente Joe Biden intentó bajar las alarmas. De acuerdo con el mandatario estadounidense y ante el pánico que se ha viralizado entre la población, Estados Unidos tiene suficientes vacunas para hacer frente a un potencial brote de viruela del mono y no es necesario un “esfuerzo extra” para prevenir su propagación.

“No, no creo. Ya hubo numerosos casos de esta viruela del mono en el pasado”, dijo Biden frente a la pregunta de si haría cuarentenas. Biden agregó que Estados Unidos tiene las vacunas y “no parece ser necesario imponer ningún tipo de esfuerzo extra”.

La viruela del mono, que no suele ser mortal, puede causar fiebre, dolores musculares, inflamación de los ganglios, cansancio y una erupción cutánea. Este virus que es endémico de algunas regiones de África puede ser transmitido por contacto con animales o con lesiones en la piel o fluidos de una persona infectada.

Durante su viaje por primer viaje por Asia como presidente Biden reiteró su llamado a que la gente tenga cuidado, pero afirmó que la situación no requiere la misma respuesta de emergencia global que hubo con la pandemia del coronavirus. “No creo que llegue al nivel de preocupación que hubo con el covid-19″, afirmó, agregando que cree que Estados Unidos tiene suficientes reservas de vacunas contra la viruela.

El virus actual de viruela del mono

Hasta ahora la mayoría de los casos se presenta en Europa: 17 en Portugal, 7 en España, 2 en Bélgica y uno en Francia y Suecia, respectivamente; en Reino Unido ya sube a 20 el número de casos reportados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó la semana pasada que las infecciones del país parecían ser adquiridas localmente, pero “el alcance de la transmisión local no está claro en esta etapa y existe la posibilidad de que se identifiquen más casos”. La transmisión de la viruela del mono de persona a persona “puede detenerse en los países no endémicos”, afirmó este lunes una alta responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Queremos detener la transmisión de persona a persona. Podemos hacerlo en los países no endémicos... Es una situación que se puede controlar”, declaró Maria Van Kerkhove, encargada de la lucha contra el covid-19 en la OMS, pero también de las enfermedades emergentes y zoonosis.

Y este lunes, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) aseguro que, “para la población en general, la probabilidad de contagio es muy baja”, explicó en su primera evaluación de riesgos desde la inusual aparición de decenas de casos en Europa y Norteamérica. “Sin embargo, se considera alta la probabilidad de que el virus se contagie más a través de contactos cercanos, por ejemplo en actos sexuales o entre personas que tengan múltiples parejas sexuales”, añadió.

Hasta el 21 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) había sido notificada de 92 casos confirmados de viruela del mono y de 28 casos sospechosos, detectados en 12 países en los que la enfermedad no es endémica, incluyendo varios de la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Canadá.

¿Hay vacuna contra la viruela del mono?

La viruela del mono generalmente se cura espontáneamente y los síntomas duran entre 14 y 21 días. Según las epidemias, la tasa de letalidad varió enormemente, pero se mantuvo por debajo del 10% en todos los casos documentados, principalmente en niños pequeños.

“Se estima que la cepa de África occidental, que afecta a los casos británicos, tiene una tasa de mortalidad de alrededor del 1%. También hay una cepa encontrada en la región del Congo que puede ser mortal en 10% de los casos, pero los casos británicos no presentan esta cepa”, afirmó Simon Clarke, profesor de microbiología celular en la universidad de Reading, en el SMC.

No existen tratamientos o vacunas específicos contra la viruela del mono, pero se pueden contener los brotes, explica la OMS. En el pasado se demostró que la vacunación antivariólica tiene una eficacia del 85% en la prevención de la “ortopoxvirosis simia”, pero la vacuna ya no está disponible, después de la interrupción de su fabricación tras la erradicación mundial de la viruela.

“La buena noticia es que la vacuna contra la viruela funciona contra la viruela de mono; la mala noticia es que la mayoría de las personas menores de 45 años no están vacunadas”, tuiteó el epidemiólogo Eric Feigl Ding.

👀🌎📄 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias