5 Mar 2020 - 2:00 p. m.

“Joementum”: El resurgir de Joe Biden en la carrera presidencial de Estados Unidos

Después de unas semanas en las que su campaña se vio cuestionada, por los decepcionantes resultados en las primarias de Iowa, New Hampshire y Nevada, el exvicepresidente obtuvo una contundente victoria esta semana.

Redacción Internacional con información de EFE

“Joementum”: El resurgir de Joe Biden en la carrera presidencial de Estados Unidos

El resurgir de Joe Biden se ha confirmado. El exvicepresidente ha tomado impulso en una carrera a la Casa Blanca que, por momentos, parecía perdida. Con los resultados proyectados en el supermartes y la holgada victoria en Carolina del Sur hace unos días, Biden disfruta de su "Joementum".

Y se le nota en la expresión. Con una sonrisa de oreja a oreja, Biden salió a una cancha de baloncesto de uno de los barrios más peligrosos de Los Ángeles, Baldwin Hills, para pronunciar un discurso con sabor a victoria.

"Estoy aquí para informarles: ¡Estamos muy vivos! No se equivoquen al respecto", exclamó, eufórico, acompañado de su mujer, Jill Biden, y su hermana, Valerie Biden, a quienes confundió antes de empezar su proclama.

"Hace solo unos días -continuó- la prensa y los tertulianos declararon esta campaña muerta y luego llegó Carolina del Sur. Estamos creando una campaña que puede unir al partido y batir a Donald Trump".

Puede leer: Así votaron los estadounidenses en el 'supermartes' demócrata

Ningún candidato presidencial de los últimos tiempos había rescatado una campaña “fallida” de manera tan espectacular. En 2008, el difunto amigo de Biden, el senador John McCain, rescató célebremente su campaña, pero fue un trabajo de semanas que culminó con sus victorias en las primarias republicanas en New Hampshire y Carolina del Sur.

El expresidente Bill Clinton, quien se definió a sí mismo como el "rey de las remontadas" después de terminar segundo en New Hampshire en 1992, a pesar de una serie de escándalos que rodearon su campaña. Antes de eso, Richard Nixon reconstruyó su imagen después de perder la carrera presidencial de 1960 y una elección de gobernador de California. Pero su “renacer” en las elecciones de 1968 tomó años de estrategia política cuidadosa.

Mientras que Biden tardó solo tres días en revertir la balanza.

Le recomendamos: Biden gana las primarias demócratas de Carolina del Sur

Los habitantes del barrio, como Masha Turner, una afroamericana de 60 años, confían en Biden para ganar la nominación demócrata por su experiencia como vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

"Joe Biden es la mejor opción para Estados Unidos porque es inteligente, tiene mucha experiencia por haber trabajado con Obama y en el Congreso por tantos años y es una persona decente. (...) Creo que puede unir a nuestro país", defendió en declaraciones a Efe, sujetando un cartel en apoyo al candidato.

Le puede interesar: Biden sumó triunfos importantes en el 'supermartes' de las primarias demócratas

Masha guardaba cola al lado de su (nuevo) amigo Vicente Canelas, un californiano de origen mexicano y español que ha votado por Biden porque el que fuera senador "no tiene miedo a Trump".

"(Biden) tiene 40 años de experiencia en política; Bernie anda prometiendo cosas que no va a poder cumplir", señaló en un perfecto español.

Ellos eran dos del centenar de personas que apoyaron a Biden, en una de sus mejores noches desde que anunció su campaña presidencial, en abril del año pasado.

El candidato del establecimiento

📷La candidatura demócrata ahora será a dos cabezas: Joe Biden y Bernie Sanders. Foto: AFP

Biden extendió este martes su dominio en el sur del país al ganar las primarias en Oklahoma, Arkansas, Tennessee, Alabama, Virginia, Minnesota y Carolina del Norte.

Con estos resultados la carrera que partió con un número récord de candidatos queda reducida a una contienda entre el ala más moderada del partido que representa el exvicepresidente y el empuje de las facciones más a la izquierda que representa Bernie Sanders.

Su potente discurso tras imponerse el sábado en Carolina del Sur y el apoyo de tres de los precandidatos demócratas que han abandonado la pugna por la nominación -la senadora Amy Klobuchar, el exalcade de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, y el excongresista Beto O'Roukre-, hecho público en las horas previas a las votaciones, parecen haber sellado la victoria en gran parte de esos estados, según analistas.

Le recomendamos: La obsesión de Donald Trump con los Biden

Biden de alguna manera no se convirtió en un mago político. Su victoria fue posible también aun sorpresivo bajo rendimiento de Sanders en el supermartes.

"La gente lo conoce (a Biden), sabe que es un buen hombre, él habla al estadounidense medio, al hombre común, y defiende sus intereses", argumentó Andrew Javidi, que lamentó que Sanders utilice un lenguaje "divisivo".

Por ese motivo, el joven prefiere a un aspirante demócrata capaz de "unir a todo el pueblo".

"Joe Biden puede hablar a los de la derecha, los del medio y los que no están seguros, para convencerlos", agregó convencido.

Con la vista ya puesta en la próxima semana, con las primarias en cuatro estados -Idaho, Michigan, Misisipi y Misuri- y los caucus de Dakota del Norte y Washington, Biden se despidió con un mensaje claro: “Voy a batir a Donald Trump”.

Síguenos en Google Noticias