Publicidad
23 May 2022 - 11:22 p. m.

Nuevo ‘challenge’: ‘tiktokers’ buscan que las iglesias en EE. UU. paguen impuestos

El sermón de un pastor en Kansas colmó la paciencia de los usuarios de TikTok y detonó un explosivo debate en Estados Unidos: ¿deberían continuar las exenciones de impuestos para las iglesias?
Los usuarios de TikTok en Estados Unidos han estado detrás de varias campañas contra los republicanos en Internet.
Los usuarios de TikTok en Estados Unidos han estado detrás de varias campañas contra los republicanos en Internet.
Foto: Pixabay

El ciberactivismo de los usuarios de TikTok en Estados Unidos, ya conocido por sus campañas contra el expresidente Donald Trump, tiene un nuevo capítulo que pone las exenciones de impuestos para las iglesias en el país en el centro de la polémica. ¿Deberían continuar sus actividades sin pagarle al fisco?

Los ‘tiktokers’ consideran que, debido al malestar que ha generado la reciente retórica que han adoptado las iglesias más conservadoras contra el Partido Demócrata, los lugares de culto deben pagar impuestos y por eso buscan que el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) investigue y reconsidere el estatus que se le ha dado a las iglesias.

¿Por qué comenzó esta nueva batalla de los ‘tiktokers?

Esta campaña de ciberactivismo se remonta al caso de la iglesia God’s Storehouse (El Almacén de Dios). A principios de mayo, el pastor de God’s Storehouse, Greg Locke, dio un sermón que se hizo viral en redes sociales por sus diatribas contra los liberales.

“Si votas por los demócratas, ni siquiera te quiero cerca de esta iglesia. Puedes irte. Puedes irte, demonio. Puedes irte, bebé, ladrón electoral. No puedes ser cristiano y votar por los demócratas en esta nación. No me importa lo enojado que esto te ponga. Puedes enojarte tanto como quieras. (Los demócratas) son demonios que niegan a Dios, que matan bebés y odian esta nación”, dijo Locke.

Dicho sermón, en el que el pastor sugirió una insurrección al Capitolio mucho más grande que la vista el 6 de enero de 2021 y amenazó con exponer a miembros de su iglesia por ser “brujas”, es el motivo de la molestia de los ‘tiktokers’ y la razón central de su campaña. Sin embargo, vale la pena contar un poco más sobre la God’s Storehouse y su pastor antes de continuar.

¿Quiénes son?

God’s Storehouse es una iglesia que tiene actividades en la ciudad de Topeka, Kansas. Su lema ha sido la “generosidad en su máxima expresión”. Sin embargo, se puede ver que esta funciona más como un almacén -de hecho, la palabra ‘almacén’ está en su nombre- que como una iglesia.

God’s Storehouse fue inaugurada en 2009 por Rick y Pennie Kloos como centro de reventa de artículos donados a un “costo reducido”. Es decir, recibe muebles y artículos para el hogar como donaciones y los vende a precios reducidos para “reciclarlos”. El dinero, según explica la iglesia en su página, se usa para ayudar a las familias necesitadas a recibir artículos para el hogar y ropa diariamente. Como muchas otras organizaciones y agencias, esta quedó exenta de impuestos al declararse un centro de culto.

Por otro lado, el pastor Locke ha ganado renombre desde enero de 2020. Luego de sumarse a los cientos de simpatizantes de Trump que se tomaron de manera violenta el Capitolio en Washington D. C., el religioso ultraconservador promovió la afirmación infundada de que el presidente Joe Biden le robó las elecciones al republicano durante sus sermones. Además, Locke organizó recientemente una quema de libros de Harry Potter y productos de Disney.

Te recomendamos: Colombia, Venezuela y Estados Unidos: cambios en el patio

¿Cuál es el problema con el sermón de Locke?

Las palabras del pastor no solo incendian más al país, difundiendo un mensaje de odio arraigado hoy en algunas iglesias conservadoras, sino que, como recordaron los ‘tiktokers’, viola la ley fiscal federal.

La Enmienda Johnson, ratificada en 1954 por el entonces senador y luego presidente Lyndon Johnson, prohíbe que todas las organizaciones sin fines de lucro de la categoría 501(c)(3) -como las iglesias- respalden o se opongan a candidatos políticos. Es decir, si un lugar de culto está respaldando tan abiertamente a un candidato, debería reexaminarse su estatus para que pague impuestos como otras organizaciones.

Ese es el argumento de los ‘tiktokers’: los pastores pueden hablar sobre cuestiones morales y espirituales, pero los lugares de culto no pueden ser el escenario para lanzar discursos políticos sobre candidatos, campañas o partidos. Por eso, tras difundirse el video del sermón de Locke en redes sociales, los ciber activistas se organizaron para reportar a God’s Storehouse al IRS y solicitarle a esta entidad una investigación.

Los miembros de la Asociación por la Separación de la Iglesia y el Estado en Estados Unidos se sumaron a la campaña y le pidieron a la IRS “investigar las flagrantes violaciones de la Enmienda Johnson por las declaraciones de Locke”.

El caso ha servido para que se abra de nuevo el debate sobre la exención de impuestos para los lugares de culto. El escritor Paul Mero, un activista conservador que sirvió como jefe de gabinete del congresista Robert Dornan, escribió en The Tribune que “los tiempos han cambiado”, y las iglesias deberían reconsiderar la exención que se les ha brindado.

“La exención de impuestos va en contra de todo el significado de la separación de Iglesia y Estado. No tiene sentido argumentar que nuestra libertad para ejercer nuestra fe existe debido a un gobierno o sus políticas fiscales. Pregúntele a Jesús, José Smith y todos los grandes mártires si una exención de impuestos fue su gran protector... La exención de impuestos no tiene nada que ver con el Evangelio de Jesucristo o compartirlo con el mundo. Pero tiene mucho que ver con los críticos de nuestra iglesia que la usan como una plataforma virtuosa desde la cual atacarnos.”, escribió Dornan.

El pastor Locke ha dicho que su iglesia “ya no está exenta de impuestos” gracias a las quejas de los usuarios de TikTok. Sin embargo, manifestó no estar molesto, ya que no quería disfrutar de una política “comunista”.

Por otro lado, usuarios que han visto la campaña, considerada exitosa hasta ahora, piden replicar las denuncias contra otros centros de culto en el país, como las arquidiócesis de San Francisco y Los Ángeles. El arzobispo José Gómez, perteneciente a esta última, fue uno de los impulsores de la campaña para prohibirle a Biden recibir la comunión a finales de 2021, luego de que el presidente mostrara su apoyo a la defensa del derecho al aborto. Ahora, los ‘tiktokers’ detrás de la campaña en Topeka le enseñan a otros en la plataforma cuáles son los pasos para denunciar a una iglesia ante el IRS. Un nuevo ‘challenge’ en esta red social está a la vista.

Mira también: Así será el festejo por los 70 años de la reina Isabel II en el trono

👀🌎📄 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias