Publicidad
29 Sep 2020 - 11:26 p. m.

Consejo de Seguridad de la ONU pide “cese inmediato” de los combates en Nagorno Karabaj

La situación se complica en esta región del Cáucaso Sur, en donde el domingo comenzó una confrontación que ya deja decenas de víctimas. Varias partes han hecho un llamado a la calma y el Consejo de Seguridad de la ONU pidió un cese inmediato de los combates.

Agencias EFE y AFP

En Nagorno Karabaj se encuentran enfrentadas Armenia y Azerbaiyán desde el domingo.
En Nagorno Karabaj se encuentran enfrentadas Armenia y Azerbaiyán desde el domingo.
Foto: Agencia EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU reclamó este martes un “cese inmediato de los combates” en la región de Nagorno Karabaj, que vive su tercer día de combates entre Azerbaiyán y las fuerzas separatistas apoyadas por Armenia.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad expresan “su apoyo al llamado lanzado por el secretario general a ambos bandos para cesar inmediatamente los combates, rebajar las tensiones y retomar cuanto antes negociaciones constructivas”, precisa su declaración adoptada durante una reunión de urgencia impulsada por los países europeos del órgano de Naciones Unidas (Bélgica, Estonia, Alemania, Francia y Reino Unido).

Ver más: ¿Por qué estalló el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán?

Los miembros del Consejo “condenan firmemente el recurso a la fuerza y lamentan la pérdida de vidas humanas entre la población civil”, según el texto.

También muestran su “preocupación” por las informaciones sobre “acciones militares a gran escala” a lo largo de la línea de contacto en Nagorno Karabaj.

El Consejo insta a las partes enfrentadas a colaborar con el llamado Grupo de Minsk (Estados Unidos, Rusia y Francia) de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), con el fin de retomar de forma “urgente” un “diálogo sin condiciones previas”.

Más allá de Nagorno

Desde el domingo, las fuerzas del enclave separatista de Nagorno Karabaj, apoyadas política, militar y económicamente por Armenia, se enfrentan a los soldados de Azerbaiyán, en los combates más mortíferos en esa región desde 2016.

Pero la confrontación se extiende: los ejércitos azerbaiyano y armenio llevaron la guerra más allá del enclave de Nagorno Karabaj, lo que amenaza con convertir un conflicto territorial en una contienda regional.

“Con la activa instigación y el apoyo político y militar de Turquía, Azerbaiyán está expandiendo la geografía de las hostilidades al territorio de Armenia”, dijo el primer ministro, Nikol Pashinián, en su cuenta de Twitter.

Después de dos jornadas de enfrentamientos armados en el Karabaj, ambos bandos se acusaron hoy de martillear con armamento pesado objetivos en otras zonas, incluida la franja de seguridad creada por Armenia en territorio azerbaiyano tras la guerra fratricida de 1988.

“Estamos en guerra. Hay una gran destrucción, víctimas y están implicados un gran número de soldados”, comentó Pashinián a la televisión rusa.

Ataque de Armenia

Según denunció Bakú, las tropas armenias atacaron con fuego de artillería la región de Dashkesan, en el oeste de Azerbaiyán, por lo que adelantó que “tomará adecuadas medidas de represalia”.

Ese ataque, negado por Ereván y lejos de la línea de frente del Karabaj, fue denunciado por Hikmet Hajiyev, asesor del presidente azerbaiyano, Ilham Alíev, y jefe del Departamento de Política Internacional de la Presidencia.

“Esto reafirma el acto de agresión militar de Armenia contra Azerbaiyán”, dijo Hajiyev, quien a principios de agosto había advertido a Efe que “la paciencia azerbaiyana no es infinita” y que las negociaciones de paz “no pueden durar eternamente”.

Según el parte militar azerbaiyano, once civiles habrían muerto desde el domingo, a lo que habría que sumar un número indeterminado de militares, que Bakú se niega a revelar por el momento.

“Si la comunidad internacional no puede detener al dictador loco de Armenia, Azerbaiyán lo hará. Azerbaiyán los detendrá, los pondrá en su lugar y restablecerá su integridad territorial”, aseguró el presidente azerbaiyano, Ilham Alíev, citado por la agencia Azertag.

Alíev denunció que Armenia nunca se ha tomado en serio las declaraciones de los países mediadores (Rusia, EE. UU. y Francia) de que “el statu quo es inadmisible” y se negó a negociar con el “régimen marioneta” del Karabaj.

“Existen cuatro resoluciones de la ONU que demandan la inmediata retirada de las fuerzas militares de Armenia de los territorios ocupados de Azerbaiyán”, recordó.

Ofensiva de Azerbaiyán

A su vez, Armenia acusó al Ejército azerbaiyano de atacar “objetivos militares y civiles de la región de Vardenis”, situada en el este de Armenia cerca del lago Seván.

En el bombardeo se habrían utilizado “drones turcos”, según el ministro de Exteriores armenio, Zohrab Mnatsakanián.

A esto se sumaría una ofensiva azerbaiyana contra la ciudad de Fizuli, región de Hadrut, donde murió un civil y tres resultaron heridos en un ataque con drones.

Ver más: Evitar una guerra, lo que busca el Consejo de Seguridad de la ONU

Fizuli se encuentra en la “franja de seguridad”, que incluye siete distritos limítrofes con el Karabaj, que representan una quinta parte del territorio azerbaiyano.

Al respecto, Pashinián prometió una respuesta contra los intentos de Azerbaiyán de “minar la seguridad y paz regional”.

¿Y Turquía?

Además, según el Ministerio de Defensa de Armenia, un caza F-16 de la Fuerza Aérea de Turquía derribó hoy un Su-25 armenio durante una operación conjunta con la aviación azerbaiyana.

Según la versión de Ereván, el caza turco despegó del aeródromo militar de Ganja, en Azerbaiyán, y apoyaba a la aviación azerbaiyana que atacaba las regiones de Vardenis, Metsk Masrik y Sotk, en el este de Armenia.

Pashinián denunció que Turquía busca una excusa para entrar en el conflicto y desplegar tropas en la autonomía de Najicheván, toda vez que fuerzas turcas ya se encontrarían en territorio azerbaiyano desde unas recientes maniobras conjuntas.

En el incidente, que fue desmentido de inmediato tanto por Ankara como por Bakú, falleció el piloto armenio.

Aunque tanto el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan como el ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, han expresado a Bakú su apoyo incondicional, Alíev negó hoy que Turquía esté participando directamente en el conflicto.

Ver más: Así suben las víctimas del conflicto en el Cáucaso Sur

“Les puedo asegurar con toda la responsabilidad que Turquía no es parte del conflicto, no participa de ninguna forma y tampoco es necesario”, declaró a la televisión rusa, ante la que también negó la presencia de mercenarios procedentes de Siria.

Mientras, el líder karabají, Araik Arutiunán, aseguró que Stepanakert, nombre de la capital de Nagorno Karabaj, “no pedirá una tregua”.

“Debemos obligar al enemigo a aceptar una tregua. Si pedimos una tregua, eso será la muerte de Armenia, no de Artsaj (nombre armenio de Nagorno Karabaj), ya que nosotros no combatimos contra Azerbaiyán, sino contra Turquía”, dijo.

Síguenos en Google Noticias