5 Feb 2020 - 12:54 a. m.

El Espectador le explica: ¿Qué paso con la app que usaron los demócratas en caucus en Iowa?

De acuerdo con algunos analistas, la demora en la entrega de los resultados de los caucus demócratas en Iowa se debió a una aplicación que debía recabar los datos de 1.700 asambleas. El fiasco demócrata sólo deja un ganador: Donald Trump.

- Redacción Internacional

Esta fue la app que usó el Partido Demócrata para los caucus en Iowa.  / AFP
Esta fue la app que usó el Partido Demócrata para los caucus en Iowa. / AFP

Donald Trump es el único ganador de la jornada demócrata electoral en Iowa. Ese momento, que debía ser aprovechada por sus rivales políticos para comenzar una campaña rumbo a la nominación presidencial con altura, terminó siendo un ridículo. Este martes, a las 8 de la noche, apenas se conocían los resultados aproximados de la crucial jornada, porque los "conteos" todavía estaban demorados. 

Ver más: Caucus en Iowa: historia de un fracaso demócrata 

Música para los oídos de Trump que llamó el arranque de las primarias demócratas en Iowa como "un desastre sin atenuantes. "Nada funciona, igual que cuando manejan el país", tuiteó el mandatario, ante la demora en la publicación de los resultados. "La única persona que puede reivindicar una gran victoria en Iowa anoche es 'Trump'," agregó.

De acuerdo con los resultados "parciales", el senador Bernie Sanders obtuvo 28,62% de los votos, seguido de Buttigieg (25,71%), la senadora progresista Elizabeth Warren (18,42%) y el exvicepresidente de centro Joe Biden (15,08%). Pero hay que esperar el resultado final. Eso si la app que usaron para realizar el conteo de votos funciona. 

¿Fue una app la responsable del fiasco?

Una nueva app de teléfono celular que debía procesar velozmente los datos de unas 1.700 asambleas de votantes en Iowa es, al parecer, el responsable de las demoras que incluso al día siguiente dejaron en la incógnita el resultado de la primera consulta primaria del país. Un fiasco total, si se tiene en cuenta que Iowa no decide la nominación, solo elige a 41 de los 1.991 delegados necesarios para ganarla.

Ver más: Claves de las primarias demócratas que comienzan en Iowa

La prensa estadoundiense señala que la app causó tanta confusión que los demócratas de este estado debieron repetir el escrutinio de votos manualmente, lo que tiene al país esperando el resultado todavía. Sin embargo, el presidente del Partido Demócrata en Iowa Troy Price, aseguró que no se trató de un hackeo ni infiltración indebida. Sino de un error humano. 

Para hacer de la noche del 3 de febrero, el gran momento de los demócratas, el Partido decidió usar una app para recoger información y discriminarla, para análisis posteriores, desde diferentes ángulos: edad, sexo, origen, edad, etc. Pero en lugar de eso, les tocó hacer el proceso manual. En declaraciones a la prensa, los demócratas especificaron que “mientras la aplicación estaba recogiendo los datos de forma precisa, solo estaba informando de datos parciales”, algo que, según la investigación llevada a cabo, se debió a un “problema en la codificación” ya identificado.

En declaraciones al portal Político, "los expertos han sido unánimes en advertir sobre los peligros de Internet y las aplicaciones móviles en la votación", dijo Matt Blaze, profesor de ciencias de la computación y derecho en la Universidad de Georgetown y un destacado experto en seguridad de votación. "Si bien los riesgos y las amenazas en un comité son algo diferentes de los de las elecciones generales, lo que sucedió en Iowa es un ejemplo perfecto de por qué esta tecnología es tan peligrosa".

¿De dónde salió la app?

Los demócratas de Iowa lo encargaron para ayudar a los voluntarios a enviar los resultados del caucus a una oficina central para que los resultados pudieran publicarse en línea. "Se suponía que la aplicación también ayudaría a los presidentes de los recintos a hacer los cálculos para ayudar a determinar qué candidatos alcanzaron los umbrales de viabilidad del caucus, de acuerdo con una complicada fórmula de conteo que los demócratas también debutaron el lunes", señala The Washington Post.

Politico, por su parte, explica que el "software fue obra de Shadow Inc., un fabricante de herramientas de campaña digital para los demócratas que recibió más de $ 63,000 del Partido Demócrata de Iowa en noviembre y diciembre".

Ver más: Estos son los candidatos demócratas favoritos en Iowa

El martes, la compañía expresó "pesar" por la confusión sin revelar lo que salió mal. "Es importante destacar que este problema no afectó los datos subyacentes de los resultados del caucus", escribió la compañía en Twitter. "Trabajamos lo más rápido posible durante la noche para resolver este problema, y ​​el (Partido Demócrata de Iowa) ha trabajado diligentemente para verificar los resultados", según reporta CNN.

¿Era la primera vez que se usaba una app en procesos electorales en EE. UU.?

No. Los demócratas y republicanos usaron otra app en 2016, diseñada por Microsoft para registrar los resultados en este Estado. Y el Partido Republicano usó una aplicación de una compañía diferente, que no identificó, este lunes por la noche, con éxito. Media hora después ya tenían el resultado. 

La intención de esta nueva app era que más gente, incluso de forma remota, pudiera emitir votos a través de la aplicación en línea, según explicaron los miembros del Partido Demócrata. Pero les faltó ensayar más la aplicación y analizar los riesgos de seguridad, sobretodo en una noche que marcaría el regreso de los demócratas a la batalla por la Presidencia. Y nada más ni nada menos que contra el polémico Trump.

¿Otros escándalos electorales en Iowa?

Iowa tiene una historia triste frente a escándalos electorales. En 2016, la sombra del fraude político se ceñía peligrosamente en este estado, en el que Hillary Clinton fue la vencedora. Entonces, el partido se negó a difundir datos como el número de asistentes a los caucus de algunos lugares en donde la votación fue compleja. 

En 2012, el Partido Republicano necesitó dos semanas para decidir que el exsenador Rick Santorum había ganado. El Partido insisten en que no hubo interferencia de terceros, y tampoco fraude. El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos ha confirmado que no hay indicios de que el sistema haya sido hackeado.

Síguenos en Google Noticias