14 May 2020 - 7:45 p. m.

Más de cien bebés, gestados en vientres de alquiler, bloquedos en Ucrania

El cierre de fronteras provocado por el coronavirus en varios países provocó que centenares de bebés nacidos por gestación subrogada en Ucrania no puedan ser recogidos por sus padres extranjeros. Alertan sobre riesgos si se prolonga el confinamiento.

Agencia Afp

Un centenar de bebés nacidos por gestación subrogada están bloqueados en Ucrania porque sus padres extranjeros no pueden ir a buscarlos por el cierre de fronteras provocado por el coronavirus, indicaron este jueves las autoridades ucranianas. Según la información preliminar, "más de cien bebés esperan a sus padres en varios centros médicos", indicó Liudmyla Denysova, responsable de derechos humanos ante el parlamento.

Si se prolonga el confinamiento, otros niños nacerán "y su número podría alcanzar casi un millar", dijo citando las estimaciones de una clínica de Kiev especializada en la gestación subrogada.

Esta clínica alberga actualmente en un hotel de su propiedad 51 bebés de padres extranjeros nacidos desde e cierre en marzo de las frontera ucranianas, indicó.

Ver más: Preocupación en Europa por casos irregulares de gestación subrogada

Solo quince de ellos están con sus padres, que pudieron entrar en Ucrania antes de cierre. "Todo parece ir bien allí, es limpio (...) Hay cámaras que el personal utiliza para comunicar con sus padres, para enseñares a sus hijos", dijo Denysova, añadiendo que "cada bebé será entregado a sus padres".

A causa de la pandemia de coronavirus, los padres extranjeros necesitan una autorización especial para entrar en Ucrania, entregada por Kiev a petición de sus países de origen.

Ver más: Quieren encarcelar a las mujeres que alquilen su vientre en Turquía

Pero algunas de sus embajadas "rechazaron" intervenir y "esta cuestión todavía no está resuelta", dijo la responsable. Según un artículo reciente de periódico Le Monde, se trata sobre todo de Francia, donde la gestación subrogada está prohibida.

Ucrania es un destino cada vez más frecuente para los padres que quieren practicar la gestación subrogada, sobre todo por su precio relativamente bajo, unos 28.000 euros.

Según la ley ucraniana, solo las parejas heterosexuales casadas y reconocidas como infértiles pueden beneficiarse de ella.

Comparte: