7 Jul 2020 - 1:06 p. m.

Melbourne, segunda ciudad de Australia, de nuevo confinada por rebrote de COVID-19

Este rebrote, que comenzó a agravarse hace dos semanas y que ya sobrepasa los 1.000 casos, es atribuido al incumplimiento de las medidas de aislamiento en los centros de cuarentena establecidos para los viajeros procedentes de extranjero.

Redacción Mundo

Internacional

Melbourne, la segunda ciudad más poblada de Australia con alrededor de 5 millones de habitantes, se someterá a partir de la medianoche del miércoles a un confinamiento de seis semanas tras un rebote del COVID-19.

La capital del estado de Victoria concentra en este momento la mayoría de los nuevos contagios australianos: 191 nuevas infecciones en tan solo 24 horas, en un país que registró en total hasta ahora 9.000 casos de coronavirus y 109 fallecimientos.

“Estas cifras no pueden durar”, zanjó el martes el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews.

Puede leer: Las rutas por las que llegó el coronavirus a Colombia

Este rebrote, que comenzó a agravarse hace dos semanas y que ya sobrepasa los 1.000 casos, es atribuido al incumplimiento de las medidas de restricción en los centros de cuarentena establecidos para los viajeros procedentes de extranjero.

“Estamos en una posición más precaria, de mayor reto y potencialmente más trágica que donde estuvimos hace unos meses”, dijo el jefe del Ejecutivo del estado de Victoria, Daniel Andrews.

El nuevo confinamiento será más estricto que la anterior ocasión y los habitantes no podrán viajar a sus segundas residencias aunque podrán salir del hogar para acudir a trabajar, hacer compras, estudiar o ir al médico.

Sin embargo se prevé el cierre de centros educativos, lo cual obligará a la mayoría de alumnos a seguir sus clases en línea.

Por su parte, restaurantes y cafés sólo podrán vender comidas y bebidas para llevar.

“Si no tomamos esas medidas, no serán un par de cientos de casos por día, serán muchos más que eso y se descontrolarán”, explicó Andrews.

Le recomendamos: Las tres C que debe evitar para cuidarse del coronavirus

La semana pasada, las autoridades locales ya confinaron doce áreas de Melbourne y nueve torres de viviendas públicas, además de realizar pruebas masivas para detectar a los posibles portadores.

Para evitar una posible expansión en otras regiones, esta noche entra en vigor el cierre de la frontera entre el estado Victoria, cuya capital es Melbourne, y el estado de Nueva Gales del Sur, los dos principales territorios del país y cuya población conjunta supera el 50 % del total de Australia.

Esta frontera, con más de 4.600 kilómetros, permaneció abierta durante los meses más duros de la pandemia y su cierre, por primera vez desde hace más de un siglo, será controlado por 650 agentes de la Policía y, según confirmó un portavoz del Ministerio de Defensa a Efe, por entre 350 y 500 soldados.

Victoria, que representa el 23 % de la economía nacional, también está aislada de las otras jurisdicciones de Australia, que en algunos casos llevan semanas sin reportar infecciones.

Australia, que ha invertido más del 13 % de su producto interior bruto en fondos de asistencia y estímulos por la pandemia, es considerado como el tercer mejor país en la gestión de la lucha contra esta, tras Coera del Sur y Letonia, según un reciente informe mundial de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Con información de EFE y AFP

Comparte: