14 Sep 2020 - 5:23 p. m.

Pakistán: crece indignación por violación de una mujer frente a sus hijos

Este caso de violación generó fuertes protestas en el país por dos razones: una, la falta de protección a las mujeres; y dos, por las palabras de un oficial de policía que dijo que la culpa era de la víctima por “conducir sola de noche".

Las mujeres en Pakistán están indignadas y cansadas. Reclaman que las autoridades del país garanticen justicia en los casos de abusos sexuales, con investigaciones efectivas y procesos judiciales rápidos, pues suele pasar que, las autoridades suelen culpar a las víctimas de los delitos.

Como pasó con la última violación que conmocionó al país: el pasado 9 de septiembre por la noche en la carretera Lahore-Sheikhupura en Punjab, una mujer que viajaba en un carro con sus hijos se quedó sin gasolina. Ella intentó pedir ayuda a un par de hombres que pasaron por el lugar. Pero fue violada frente a sus hijos y después la robaron.

El suceso despertó la indignación en Pakistán, un malestar que fue en aumento después de que un alto mando de la Policía de la capital regional, Lahore, Umer Sheikh, en vez de condenar la violación, se preguntara durante una entrevista televisada cómo la familia de la mujer le había permitido salir de noche.

Ver más: Crímenes de honor, la cara oculta de la violencia en Pakistán

“Nadie en nuestra sociedad debería permitir a nuestras hermanas e hijas viajar solas tan tarde”, aseguró Sheikh, de acuerdo con el diario local The Express Tribune. “Su familia es de Francia, su marido vive en Francia. Lo hizo porque se basa en lo que pasa en Francia. Ella creyó que nuestra sociedad es tan segura como en Francia”, añadió.

El día 10, el Gobierno de Punjab nombró a un equipo especial para que investigara lo sucedido y, 24 horas después se decidió acudir a un censo de ADN ante la falta de avances, lo que llevó a identificar a los dos presuntos violadores entre los vecinos de la zona.

Sospechoso detenido

Las autoridades de Pakistán anunciaron este lunes la detención de un sospechoso en este caso. De los dos hombres sospechosos del crimen, uno fue arrestado, señaló Usman Buzdar, el ministro principal de la provincia de Punyab (este), donde tuvo lugar la violación.

Ver más: Menor de edad denunció violación grupal en Israel

“Su ADN coincide y él mismo confesó el crimen”, indicó Buzdar en un tuit. Un alto funcionario policial confirmó la detención y añadió que se lleva a cabo una búsqueda para arrestar al segundo sospechoso.

Una gran parte de Pakistán, un país musulmán y conservador, vive bajo un código patriarcal que oprime sistemáticamente a las mujeres impidiéndoles, por ejemplo, elegir a sus maridos o trabajar fuera de sus casas.

Cada año, unas mil mujeres paquistaníes, acusadas de haber avergonzado a sus familias, son asesinadas por algún miembro de éstas en los llamados crímenes por honor.

Comparte: