Publicidad
16 Nov 2020 - 2:20 p. m.

Perú en el limbo: Congreso no llega a acuerdo para elegir a nuevo Presidente

Tras la renuncia del presidente del Perú por cinco días, Manuel Merino, luego de la muerte de dos manifestantes, el congreso no logran llegar a un acuerdo para nombrar al nuevo mandatario. Perú está en un laberinto político y social.
Perú está sin presidente desde ayer. El Congreso no  logró acuerdo para nombrar nueva mesa directiva y por eso, el cargo más importante del país sigue vacío.
Perú está sin presidente desde ayer. El Congreso no logró acuerdo para nombrar nueva mesa directiva y por eso, el cargo más importante del país sigue vacío.
Foto: Agencia AFP

Perú está en el laberinto político. En una semana tuvo dos presidentes: Martín Vizcarra, destituido el lunes por presunta corrupción y Manuel Merino, quien asumió el mando el martes y renunció este domingo, tras la muerte de dos manifestantes la noche del sábado en violentos choques con la policía.

Tras una sesión de varias horas el Congreso peruano decidió no aprobar una nueva junta directiva del Congreso, encabezada por Rocío Silva Santiesteban del Frente Amplio y quien votó en contra de la destitución de Martín Vizcarra.

Silva Santiesteban, escritora, activista y poeta, encabezó la única lista presentada para la conformación de la Mesa Directiva del Parlamento, pero no consiguió el apoyo para asumir la Presidencia. Así Perú sigue en el limbo, sin presidente y en medio de una grave crisis política y social.

De acuerdo con la Constitución de Perú, cuando el presidente es destituido o renuncia, es el presidente del Congreso quien lo sustituye.

Ver más: Tras noche de violencia, Manuel Merino renunció a presidencia de Perú

El país lleva varias horas sin presidente, pues Merino renunció después del mediodía del domingo y el Congreso se reunió a las 8 y 30 de la noche para debatir qué hacer. Los peruanos, así como políticos y medios de comunicación pedían responsabilidad en el nombramiento.

La medida del Congreso generó de inmediato el rechazo de una multitud de personas que se encuentran a las afueras del Palacio Legislativo a la espera de una solución constitucional a la crisis que afronta Perú.

Analistas y periodistas criticaron al Parlamento por mantenerse nuevamente ajenos a las exigencias de la ciudadanía, ya que el pasado lunes también destituyó a Vizcarra a pesar de la opinión mayoritaria en contra de los peruanos, lo que desató la crisis política y social en el país.

Ver más: Tres presidentes en una semana, ¿qué sigue para Perú?

En su editorial, el periódico La República, tachó la salida de Vizcarra como golpe de Estado y desde el martes exigía la salida de Merino. “Su retiro del poder es un imperativo democrático. El Congreso de la República, autor de la infeliz decisión el pasado 9 de noviembre, tiene la obligación de rectificarse y en el más breve plazo dar paso a una salida constitucional que garantice la recuperación de la paz nacional para volver a enrumbar al Perú a las elecciones del año 2021, atendiendo las impostergables necesidades de la pandemia y la crisis económica”.

En ese sentido, el escrito peruano Margas Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura de 2010, sugirió que fuera nombrado presidente interino el congresista del Partido Morado Gino Costa, igual que hizo que el expresidente Ollanta Humala.

Ver más: La corrupción, la raíz de las crisis políticas de Perú

Luego surgieron los nombres Carolina Lizárraga y Francisco Sagasti, también del Partido Morado, pero la que tomó más fuerza en las últimas horas fue la escritora, activista y poeta Rocío Silva Santisteban, del Frente Amplio de izquierdas, cuya propuesta fue rechazada.

Merino, acusado de asesinato

Y mientras las calles de Perú celebraban la salida de Merino y lloraban la muerte de dos manifestantes de 25 años, un grupo de organizaciones de derechos humanos denunció penalmente ante la Fiscalía al expresidente peruano Manuel Merino, su primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, y ministro del Interior Gastón Rodríguez, ambos aún en funciones, así como a los jefes de la Policía Nacional por los delitos de homicidio calificado, abuso de autoridad y lesiones.

Ver más: El gobierno de Perú no escuchó a los manifestantes

La denuncia “por graves violaciones a los derechos humanos” fue presentada ante la fiscal general de Perú, Zoraida Ávalos, después de que dos jóvenes murieran y decenas de personas fueran heridas durante las protestas que tuvieron lugar la última semana en Lima contra el gobierno de Merino.

En el documento, presentado por ocho organizaciones de derechos humanos, se incluye al director general de la Policía Nacional, Orlando Velasco, y al jefe de la región policial Lima, Jorge Cayas, ya que la policía reprimió duramente las multitudinarias protestas que comenzaron el pasado miércoles en Lima.

Ver más: Martín Vizcarra y otros presidentes que no terminaron su mandato

La denuncia indica que, además de la represión a los manifestantes, los agentes antidisturbios también atacaron a los miembros de la prensa con impactos directos al cuerpo de bombas lacrimógenas y perdigones.

La durísima represión lanzada por la policía fue condenada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que exigió “investigar inmediatamente los hechos y establecer responsabilidades”.

Síguenos en Google Noticias