Profesora Luciana Cadahia radicó tutela contra la Javeriana por despido injustificado

El caso, que se ha convertido en un hito de la libertad de cátedra en las universidades colombianas, llega a instancias judiciales. La filósofa Luciana Cadahia, despedida de la facultad de Filosofía de la Universidad Javeriana, radicó una acción de tutela para exigir su reintegro. 89 profesores colombianos firmaron una carta de apoyo a Cadahia.

La profesora de filosofía de la Universidad Javeriana, Luciana Cadahia, fue despedida en mayo de este año. Cortesía Centro Maria Sibylla Merian de Estudios Latinoamericanos Avanzados

El 28 de mayo de 2019, la profesora de la Facultad de Filosofía de la Universidad Javeriana, Luciana Cadahia, fue despedida "sin justa causa". A partir de ese momento, el caso de Cadahia se convirtió en una bandera por la lucha por la libertad de cátedra y de expresión, además de generar una ola de generosidad en el mundo académico y filosófico. Tanto así que intelectuales de la talla de Judith Butler y Chantal Mouffe escribieron una carta en donde se advertía que el despido de Cadahia "envía un mensaje muy negativo a la academia y a la sociedad colombiana" y sienta un "precedente de intolerancia y arbitrariedad contra la labor de las intelectuales mujeres". Según la profesora Cadahia, su despido se debió a sus opiniones políticas, su feminismo, y sus críticas públicas a las administraciones locales.  (Le interesa: "Me preocupa que mi apoyo a la Colombia Humana me haya pasado factura": Luciana Cadahia")

Cadahia presentó ayer una acción de tutela contra la Pontifica Universidad Javeriana por haber vulnerado sus derechos fundamentales a la no discriminación por razones de opinión política o filosófica, a la libertad de cátedra, a la libertad de expresión, al buen nombre académico, al trabajo y al mínimo vital.

A la acción de tutela se sumaron dos de sus estudiantes, Manuela Yepes Benjumea y Paola Silva Mejía, quienes aducen que gracias a la terminación del contrato de trabajo con la profesora Cadahia se les vulneró el derecho fundamental a la educación, el aprendizaje y la investigación. La primera aduce que al expresar su apoyo a Cadahia y convocar a un plantón para protestar por su despido, fue citada a una reunión en donde autoridades de a Facultad de Filosofá le manifestaron que llevar a cabo la protesta tendría consecuencias académicas para ella.

De acuerdo con el documento de 46 páginas, “dada su forma honesta, clara y contundente para expresarse, se volvió ‘políticamente incómoda’ para los intereses de la institución y, sobre todo, del nuevo Decano [Luis Fernando Cardona]. La universidad, un espacio que debería impulsar la discusión y el pensamiento crítico, paradójicamente terminó siendo intolerante con la figura de la profesora Cadahia”.

En el cuerpo del texto de la tutela está claro que Cadahia no fue ajena a debates políticos ni en su vida académica ni en sus redes sociales (en donde tiene cerca de 10.500 seguidores en Twitter y 1.752 en Facebook). “El contenido de la información y las ideas que por dichos medios difunde están íntimamente ligados a su quehacer académico y al derecho a expresarse libremente sobre los asuntos que le interesan relacionados con la construcción de la igualdad y la democracia plural”.

Hubo dos comentarios públicos que fueron cercanos a su despido. El primero fue el 18 de mayo de 2019, en una entrevista con Semana, en donde se le preguntaba por la situación política de su natal Argentina. Además de comentar sobre Mauricio Macri y Cristina Fernández, Cadahia dijo: “Sin ir más lejos, acá en Colombia, figuras progresistas como Antanas Mockus o Ángela María Robledo son destituidos mientras criminales de Estado como Álvaro Uribe Vélez siguen con sus curules.”

El segundo suceso fue cuando la profesora Cadahia señaló la apropiación de temas de investigación y la invisibilización de la producción de conocimiento realizadas por mujeres en las que había incurrido el también profesor Santiago Castro-Gómez, en el portal español La Trivial: “Cuando leí la entrevista a Castro-Gómez me llamó mucho la atención que hubiera excluido de manera sistemática los nombres -y peor aún, los nombres de dos mujeres- en su respuesta sobre el populismo y el republicanismo. Y que ese ejercicio de omisiones se reiterara en su último libro, El tonto y los canallas, donde propone, sin mencionar a los autores latinoamericanos que vienen trabajando este tema, y mediante un diálogo con autores europeos, un “populismo republicano y progresista” de corte transmoderno. Digo que me dejó un poco perpleja porque tuvimos ocasión de compartir con él textos (algunos inéditos), bibliografía y puntos de vista sobre el asunto en varias ocasiones y en varios escenarios desde Quito, Madrid, y Bogotá(…)”. (La brecha de género que la Facultad de Filosofía de la Nacional no ha podido cerrar)

También mencionó el hecho de que solo hay cuatro profesoras mujeres dentro de la Facultad de Filosofía de la Universidad Javeriana, y solo una filósofa en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional. Por estas razones y sus críticas públicas a la consulta anticorrupción, a la gestión de Enrique Peñalosa, y su apoyo a la JEP y a la Minga Indígena de Cauca –entre otras– Cadahia aduce que fue despedida sin justa causa. A pesar de solicitar las razones de su despido a través de un derecho de petición, la Universidad Javeriana no dio respuesta y no se ha pronunciado sobre este caso.

Adicional a esto, 89 profesores de distintas universidades del país, y de distintas disciplinas, presentaron una carta en apoyo a Luciana Cadahia, solicitando que la Javeriana explique las razones del despido y que se reintegre a la profesora. Entre los firmantes están profesores como Diana Ojeda, Mónica Godoy, Pedro Adrián Zuluaga, Lucas Ospina, Rubby Gómez, Tania Pérez Bustos, entre otra(o)s. (Le interesa: Profesores de la Javeriana escriben carta abierta por despido de Luciana Cadahia)

Carta de apoyo de profesorxs colombianxs a Luciana Cadahia. by Helena Calle on Scribd

¿Quién es la profesora Luciana Cadahia?

Nació en Argentina, estudió el pregrado de filosofía en la Universidad Nacional de Córdoba e hizo una maestría y un doctorado en filosofía en la Universidad Autónoma de Madrid. En 2017 llegó a la Javeriana para dar la clase de Filosofía Contemporánea. Dictó, además, Filosofía Latinoamericana y seminarios de estética y política. Para este semestre iba a tener a su cargo el curso de Filosofía Política. En el campo del pensamiento político moderno, se ha especializado en autores como Schiller y Hegel; en pensamiento político latinoamericano, en José Carlos Mariátegui y Zabaleta Mercado. También ha hecho investigaciones sobre el republicanismo democrático y su uso en el derecho.

873730

2019-07-31T12:45:12-05:00

article

2019-07-31T14:00:36-05:00

hcalle_250705

none

- Redacción Vivir

Educación

Profesora Luciana Cadahia radicó tutela contra la Javeriana por despido injustificado

86

8264

8350