La violencia que persiste

Noticias destacadas de Opinión

La historia reciente de Colombia está bañada en sangre como pocas otras de la modernidad.

Pocos países, en efecto, han sufrido una barbarie comparable. Porque a pesar de todos los ataques terroristas que han sacudido el mundo actual (bombas en aeropuertos y en conciertos de música popular, explosiones en estaciones de metro y asaltos en hoteles de lujo, más atentados en calles peatonales y templos religiosos), que atrapan la atención del público mediante titulares de noticieros, diarios y revistas, lo cierto es que ese tipo de delito atroz, para el asombro de muchos, se ha reducido con el progreso de la humanidad de manera innegable.

 

Comparte en redes: