Publicidad
14 Feb 2022 - 2:20 p. m.

Víctimas de secuestro dicen que Piedad Córdoba sí interfirió en sus liberaciones

Un exasesor de la hoy candidata al Senado dijo ante la Fiscalía que ella habría usado su rol como mediadora con las Farc para privilegiar la liberación de algunos secuestrados con cálculo político. Ingrid Betancourt y Jaime Felipe Lozada son algunas de las víctimas que confirman esta versión, revelada por Noticias Caracol. Abogada de Córdoba desmintió las versiones.
Córdoba aspira nuevamente al Senado por la lista del Pacto Histórico.
Córdoba aspira nuevamente al Senado por la lista del Pacto Histórico.
Foto: Óscar Pérez

A un mes de las elecciones a Congreso, a Piedad Córdoba, candidata al Senado por el Pacto Histórico, se le levantó una tormenta política y judicial por el testimonio que rindió su exasesor jurídico, Andrés Vásquez, ante la Fiscalía, en el marco de la investigación que el ente acusador adelanta contra Córdoba. Víctimas de secuestro de las Farc también confirmaron esta versión.

En resumen, el testimonio de Vásquez señaló a Córdoba de ser Teodora, de usar su rol de mediadora con las Farc para hacer cálculos políticos con los secuestrados, de hacer incidencia ante el gobierno venezolano para que no les pagara deudas a empresas colombianas uribistas, de efectivamente tener una relación con Álex Saab, entre otras acusaciones.

Le puede interesar: Caso Alex Saab: Piedad Córdoba pide ser investigada por Corte Suprema y Fiscalía.

La precandidata presidencial Ingrid Betancourt fue una de las víctimas de secuestro de la Farc quien, horas después de conocer la declaración de Vásquez, confirmó la versión. En su cuenta de Twitter, la política explicó que Córdoba retrasó su liberación para obtener dividendos políticos. Por su parte, el congresista Jaime Felipe Lozada, hijo de Gloria Polanco, secuestra por las Farc, al tiempo que su hijo, también confirmó lo dicho en contra de Córdoba.

Como respuesta, la abogada de la exsenadora y nuevamente candidata, Ximena Castilla, negó cualquier vínculo de militancia de Córdoba con las Farc. “No hay ni una sola prueba que diga que la financiaron las Farc o que actuó ilícitamente. Ella recibió permiso del Gobierno Nacional para intermediar en la liberación de personas secuestradas”, insistió Castilla.

Así mismo, Castilla cuestionó el testimonio de Vásquez, quien dijo que Córdoba retrasó la liberación de Íngrid Betancourt y los tres estadounidenses por acuerdo humanitario, alegando, supuestamente, un beneficio político y buscando una intervención de Francia para una posible negociación de paz con las Farc.

“Habría sido una tontería de Piedad, falta de lógica y falta de instinto y olfato político, porque liberando a Ingrid se habría anotado un hit, eso es lo único que puedo decir. Ella habría ganado adeptos. Entonces para qué demorar la salida de Íngrid. Su liberación no dependía de ella”, anotó Castilla.

Según el relato de Vásquez, la intermediación de Córdoba para que se dilatara la liberación de Betancourt y los tres estadounidense no dio los frutos que buscaba ella políticamente, pues el Ejército preparó la Operación Jaque, en agosto de 2008, para liberarlos. Actuación que, de acuerdo con el exasesor, molestó a la candidata al Senado por no haberse cumplido su supuesto plan de demorar la salida de Betancourt del cautiverio.

“A Piedad le molestó muchísimo esa liberación. Yo creo que a hoy en día ni siquiera reconoce que fue una buena operación la liberación de los secuestrados, porque para ella lo importante no era la liberación de los secuestrados. Lo importante era que ella o Chávez los liberaran (sic)”, fue un aparte del testimonio de Vásquez a la Fiscalía y que reveló Noticias Caracol.

También: La historia que llevó a Piedad Córdoba a comparecer ante la Corte Suprema.

En su narración cuenta que Córdoba y Hugo Chávez tenían como acuerdo mediar con las Farc para la liberación de secuestrados con el fin de obtener réditos políticos. La primera, para convertirse en candidata presidencial en 2010, catapultada por su labor humanitaria, y, el segundo, buscaba incidencia en el referendo constitucional de diciembre de 2007 para convertir a Venezuela en un estado socialista.

“Se acordó las liberaciones como herramienta política, pero también como intercambio de favores, tanto del gobierno de Venezuela, como de las Farc”, se refiere Vásquez sobre la acusación.

Tras la publicación del informe de Noticias Caracol, la exsenadora y candidata tachó el reportaje como persecución política. “Respecto al calumnioso informe exijo derecho a réplica en el mismo horario y durante la misma duración”, escribió en Twitter Córdoba, sin ninguna otra mención.

Otro hecho en el que Córdoba se ha visto envuelta recientemente durante su campaña de regreso al Senado es la captura de su hermano Álvaro Córdoba Ruiz por narcotráfico. Sobre esto, la excongresista dijo: “Basta de persecución política contra mí y contra mi familia. Ni mi hermano Álvaro Córdoba ni yo tenemos relación alguna con narcotráfico ni con grupos armados. Reto que se muestren las pruebas que soportan este nuevo montaje judicial (...) En la Comisión de la Verdad ya denuncié los sucesivos montajes aún no esclarecidos en mi contra. Esta nueva agresión por mi retorno a la política no me va amilanar cómo no lo han hecho las anteriores”.

Lea: Capturado hermano de Piedad Córdoba, solicitado por EE. UU. por narcotráfico.

Síguenos en Google Noticias