Publicidad
2 Oct 2021 - 2:00 a. m.

“Le voy a ganar al que me pongan”: Alirio Barrera

El precandidato del Centro Democrático y exgobernador de Casanare dice que hace falta mano dura. ¿A qué se refiere?
Juan Sebastián Lombo

Juan Sebastián Lombo

Periodista de la sección Política
Alirio Barrera
Alirio Barrera
Foto: JOSE VARGAS ESGUERRA; El... - JOSE VARGAS ESGUERRA

Más allá de Casanare, el nombre de Alirio Barrera no tiene mucho reconocimiento. Toda su carrera política la ha desempeñado en este departamento, concejal y gobernador, y solo hasta ahora ha intentado dar un salto a la esfera nacional. Sin embargo, se ha lanzado por todo, y su meta es ganarse la candidatura del Centro Democrático para la consulta presidencial de la centroderecha. Su intención, dice él, es replicar el éxito que tuvo en Casanare mientras fue gobernador, entre 2016 y 2019.

Vea más noticias de las elecciones 2022 en la Sección Política de El Espectador

El Espectador pudo hablar con el nuevo aspirante en la larga lista de presidenciables del Centro Democrático. En este diálogo reconoció que sabe que se lanzó tarde y que no tiene una plataforma definida, pero que su intención será ganar y llegar a primera vuelta. Además, comentó que el gobierno de Iván Duque ha tenido cosas muy buenas, pero le faltó mano dura. Además, fue crítico con el proceso de paz y aseveró que el Gobierno ha cumplido los acuerdos, pero las antiguas Farc, no.

Su nombre no estaba en el radar de aspirantes, ¿por qué decidió lanzarse casi que de forma sorpresiva?

Estaba dedicado a los temas de la casa, la finca y los negocios. Eso es lo que siempre he hecho. Pero hace unos diez días comenzamos. Estamos recién desempacaditos. Iniciamos un proceso en busca de la precandidatura, tuvimos una reunión con el comité de ética y nos avaló. Decidimos echarle pa lante. Creemos que podemos hacerlo y tenemos la experiencia gobernando, que es lo más importante. Conocemos la verdadera necesidad de la gente, no porque me la hayan enseñado en un tablero o en las redes sociales, sino porque la viví y caminé en ella. Creo que dimos muchas soluciones en Casanare, el cual entregamos como uno de los mejores departamentos del país.

Varios de sus compañeros de partido han firmado una carta a favor de Óscar Iván Zuluaga. ¿Siente que hay una parcialización a favor de él?

No, creo que hay garantías. El trabajo hasta ahora empieza y está todo por hacer. Tenemos que ganarnos el cariño de la gente, de los votantes y de los electores. Ahora el enfoque es con los militantes del partido, que tienen grados de afinidad con nuestras propuestas. El resto es independiente y puede apoyar al que estimen. El tiempo está perfecto, nos ha ido muy bien y hemos logrado avanzar bastante y vamos a avanzar mucho más. No me preocupa eso, por el contrario, me motiva a trabajar más duro. Cuando las cosas se presentan fácil uno se descansa, en cambio a mí me enseñaron que cuando uno no tiene quién lo mesa, uno saca la pata y se empuja. A mí no me está meciendo nadie, entonces me toca empujarme solito.

¿Cómo ve este asunto de la pelea en su partido?

Me parece que está mal visto, debemos mostrar unidad. No estoy de acuerdo con esas problemáticas, las cosas se deben arreglar. No podemos juzgar a las personas a primera vista. Pero también pienso que tenemos derecho a pedir explicaciones. Las cosas se van a solucionar y van a salir de la mejor manera.

¿Cuál es su visión de los otros contendores de su partido?

Pienso que hay candidatos de muy alto nivel como Paloma Valencia, María Fernanda Cabal, Óscar Iván Zuluaga, Rafael Nieto y Édrward Rodríguez. De hecho, tienen una preparación muy alta y creo que tienen un muy alto nivel. No tengo la preparación académica, pero la vida me enseñó muchísimas cosas y hay un tema adicional, que yo ya goberné. Ya fui gobernador de un departamento en crisis y lo entregué sin deudas y con ahorros. Lo posicionamos y hubo un cumplimiento de metas del plan de desarrollo del 97 %.

Siempre se ha dicho que el ganador de la consulta del uribismo será el que tenga el guiño de Uribe. ¿Cómo es su relación con el expresidente?

He sido muy amigo del presidente Uribe y me ha brindado su respaldo en muchos temas. En esta ocasión él quiere ser neutral y no ha querido tomar partido por ninguno de los candidatos. Eso es importante. A pesar de la amistad que tenemos con él y su familia, han querido marcar distancia para que gane el mejor y con las mejores propuestas. Ya cuando venga un candidato con el respaldo de él es una ganancia adicional.

¿Realmente cree que el rival a vencer en esa elección es Petro o habrá sorpresas en la primera vuelta?

Yo creo que él ha avanzado mucho. Lo único que yo sé es que le voy a ganar al que me pongan. No vine a que me miren sino a trabajar y darle mis propuestas al país. Sé que cuando me escuchen van a cambiar la forma de pensar. Respeto la candidatura de todos, incluyendo la de Petro, porque tiene derecho a ser candidato tanto por la constitución como por la ley.

Su lanzamiento tardío ha hecho que no tenga tanto reconocimiento, y no figura como tal en las encuestas. ¿Cómo hacer para que esto no le cueste de aquí a noviembre, cuando su partido escoja precandidato?

Aunque solo llevamos 10 días en el ruedo y que hasta ahora estamos arrancando, hemos avanzando. Me decían hoy si ya teníamos los equipos conformados en todo el país y solo decíamos que no tenían ni la culpa. Lo que estoy haciendo es dar a conocer mi mensaje, mi historia de vida, mis propuestas, y lo que hemos alcanzado como persona y temas de superación personal. Pienso que tenemos el tiempo necesario y el país escuchará de mi y lo que quiero es que me dejen hablar y conozcan de mi. Yo sé que en el momento que el país escuche nuestra propuesta nos van a apoyar. Estoy tranquilo y relajado, como dijo Pompilio. No nos preocupa el tiempo.

También puede ver: La larga lista de candidatos presidenciales para 2022 (actualizada)

¿Cómo ve su partido para las elecciones del próximo año? ¿Cree que van a poder sobreponerse a la mala imagen del presidente?

Independientemente de todo, el presidente es muy inteligente y ha hecho las cosas bien. Le ha faltado un poco de popularidad y de saber mostrarle al país lo que le está haciendo. Pero eso no afecta para nada. La gente en Colombia quiere ver personas y propuestas. Se están desligando de los sectores políticos, de los partidos políticos y se están centrando en las personas.

¿Cuál es su visión del actual mandatario? ¿Seguiría por la misma línea?

Yo siento que ha hecho una buena gestión. Le ha faltado transmitir y es una persona muy conciliadora y de eso se han aprovechado algunos sectores. Pienso que hay que tener mano fuerte con algunos temas y tener autoridad. Venimos de una pandemia que nos perjudicó muchísimo y no es muy fácil gobernar con un año y medio de pandemia y ahora una ley de garantías. A qué horas vamos a trabajar. Pienso que eso está muy difícil y el presidente no ha sido atrevido con estas cosas. Ha permitido que los sectores políticos opinen y eso ha sido tomado como desventaja. Hay que retomar las cosas buenas que se han hecho y cambiar en los temas en los que hay que mejorar. Pienso que de eso se trata el gobierno. No llegar a acabar todo lo que se ha hecho sino tratar de coger lo mejor de los anteriores gobiernos y arrancar nuevos procesos para mejorar la vida de los colombianos.

Ya que habla de la ley de garantías y como fue gobernador, ¿está de acuerdo con su suspensión?

Yo estoy de acuerdo. Fui gobernador y sé que la ley de garantías no nos dejaba trabajar. Teníamos casi dos años de ley de garantías y solo teníamos la mitad de nuestros periodos para trabajar. Ahora también está la pandemia que ha sido peor que la ley de garantías, porque no nos ha dejado trabajar y aún no se ha terminado. Y ahora en un mes tenemos otro año de ley de garantías. ¿A qué horas van a entregar? La plata del Estado y debe salir para tener el impacto que necesitan tener estos recursos para ayudar a las poblaciones más vulnerables para que se reconstruya el sistema económico que hay en Colombia. Pienso que la ley de garantías se debe mirar y modificar un poco para que sea más flexible en estos tiempos que venimos de atravesar una pandemia que ha perjudicado a todo el país.

En temas como la paz, ¿qué hará con la implementación? ¿Seguirá en la línea del actual mandatario o tendrá otro enfoque?

Hay que poner mucha atención en este tema. Igual ya se hizo un Acuerdo y hay que vigilar que se cumpla, porque no es justo que el Gobierno cumpla, pero que los grupos al margen de la ley no lo hagan. Pienso que las víctimas han sido las peor atendidas en este proceso. Son los más perjudicados y los que menos han sido tenidos en cuenta. Las víctimas están abandonadas y casi por fuera del Acuerdo. La Fuerza Pública está desmotivada. Que las mismas garantías que tienen los grupos al margen de la ley las tengan los integrantes de la Fuerza Pública y las víctimas.

¿Eso quiere decir que no cree que los antiguos miembros de las Farc han cumplido?

Claro que no han cumplido. El Gobierno les cumplió, la sociedad también. Tienen sus curules, que las respeto, pero pienso que las llamadas disidencias son un bloque que siguió delinquiendo y otro bloque se quedó en el ala política. Dicen que no están cometiendo delitos, pero eso es mentira. Se debe reorganizar este tema para exigirles.

Hubiera sido muy bueno que este proceso fuera exitoso, porque ninguna plata paga la paz. La paz es algo por lo que se debe luchar diariamente. Hay que crear nuevas estrategias para que los grupos al margen de la ley se sientan presionados y los miembros de sus filas tengan oportunidad de emprender y salir adelante. Pero esto no será con los cabecillas sino las bases. Además, por cada persona al margen de la ley que se le da la oportunidad, a 20 o 30 personas deben ser atendidas. Deben ser procesos abiertos porque allá hay gente buena que ha sido engañada. Ya cuando sigan, después de darles todas las posibilidades, todo el peso de la ley les caerá.

¿Cuál es su opinión de el proyecto que actualmente cursa para despenalizar el consumo adulto de la marihuana?

Pienso que hay que tener mucho cuidado con eso de pensar que estamos perdiendo la guerra entonces hay que darnos por vencidos. Como no podemos luchar contra ellos entonces que la salida sea despenalizar. Yo pienso que hay que tener cuidado porque seguimos siendo los mayores productores del mundo. A nosotros nos conocen por Pablo Escobar, la marihuana y la cocaína. Otros países están pensando en despenalizar porque no tienen el riesgo que nosotros tenemos. Imaginen lo que nos pasaría a nosotros que en cualquier lado la producimos. Si esto es despenalizado sin tener los protocolos de seguridad, pues se nos va a convertir esto en un desorden. Aunque cada uno tiene derecho a la libre personalidad. Sabemos que las drogas destruyen a la gente. No podemos darle libertinaje a la gente. Es como si vemos a una persona con un cuchillo haciéndose daño porque es el cuerpo de él y no se hace nada. Creo que incluso es menor el daño porque las drogas destruyen a las personas. No podemos ser como gobierno coadyuvantes de que esto suceda.

También puede ver: “Hablar de Petro y Uribe está aburriendo a la opinión”: Miguel Ceballos

Usted gobernó el Casanare, un departamento muy complejo pero con poca atención, ¿cómo romper el centralismo tan arraigado en Colombia?

Yo diría que tan arrecho. Hemos sido regiones olvidadas, pero gracias a Dios y al gobierno de Iván Duque que nos han invertido 10 o 20 veces más que cualquier gobierno. La media Colombia olvidada será la que genere el desarrollo y el progreso al país. Estamos preparados para vender comida al mundo y desarrollarnos, pero que nos ayuden con procesos de industrialización para competir con otros países. Hemos sido olvidados y no se dan cuenta que somos el gran tesoro que tiene Colombia para impulsar el desarrollo sostenible en el tiempo, por lo menos a 50 años. Somos regiones olvidadas que hemos aportado a la riqueza del país a través del petróleo y la minería y no nos tienen en cuenta. Trabajaremos para que el campo pueda tener fuerza.

Usted es un reconocido ganadero, ¿Cómo llevar esos conocimientos a un campo tan complejo como la economía de un país, sobre todo que ha sido afectada por la pandemia?

Lo hice en mi departamento. Cogí un departamento quebrado y endeudado y sin oportunidades y lo entregué como el departamento con la mayor competitividad y siendo el mayor productor del país. Tenemos ahora cuatro universidades públicas cuando no había ninguna. Tenemos una cobertura del 262%. Tenemos una gran inversión de recursos. Todo lo que se hizo acá lo queremos proyectar a una mayor escala. Tenemos la experiencia, ahora nos sentimos con la capacidad para mejorar lo que está ocurriendo. Porque pasamos de ser una zona roja, a tener la confianza de los inversionistas y ser uno de los destinos de recursos más importantes del país. No podemos dejar a un lado el tema de la seguridad porque esto es lo que hace que la confianza inversionista crezca. Si hay seguridad, hay desarrollo.

En términos de seguridad, ¿cuál sería la propuesta al ver que la seguridad democrática en el gobierno Duque no fue la solución que buscaban los colombianos?

Pienso que debemos hacer una reforma a la justicia de fondo. Hay muchísimos vacíos jurídicos. El bandido se aprovecha de esos vacíos y hoy tienen más derechos que una persona de bien. Hoy la Fuerza Pública siente que es mejor no actuar para no meterse en problemas. Ayer robaron a alguien una bicicleta y fue a coger al ladrón, lo golpeó y ahora puede ir a la cárcel. Usted en su casa no se puede defender. Si toca al ladrón o al bandido tiene problemas. Los derechos humanos protegen a los bandidos más que a la gente de bien. La Fuerza Pública debe retomar su ejercicio y convertirse en los héroes del país y no en la burla. Colombia es un país libre y soberano, y la soberanía no se negocia. Los derechos, los bienes y la honra tampoco se negocian. Tiene que haber una justicia que realimente proteja y no haga sentir miedo de tan solo salir de casa. Se necesita una reforma migratoria. Es injusto que un migrante venga a hacer daño a Colombia, lo capturan 15 o 16 veces y lo sueltan en el puente de la frontera. Solo tienen que pasar por el río para volver a donde estaba. Tenemos que cambiar el sistema porque vaya uno y haga algo en otro país. Primero paga su condena y luego se va para su país.

Y sobre la ausencia de relaciones con Venezuela, ¿reanudaría el diálogo con Nicolás Maduro en una eventual presidencia suya?

Creo que mientras alguien esté haciendo daño al país, pues no podemos acercarnos. Mientras que no haya una política en Venezuela donde se respeten los derechos de los colombianos y nuestra soberanía no podemos hablar. Tampoco puede haber diálogos cuando los delincuentes más grandes del país se están ocultando allá para hacernos daño y el gobierno venezolano no está haciendo nada. Pienso que están siendo cómplices y no podemos tener buenas relaciones para nada. Hay que tratar de mejorar las relaciones, pero partiendo de la base del respeto.

¿Cuáles serían los énfasis de un gobierno suyo?

La industrialización del campo es necesaria. El campesino es el que se debe quedar con la ganancia y no los intermediarios. Tenemos un plan agresivo para entregarle tierras a los campesinos para que produzcan. No podemos seguir trayendo campesino del campo al pueblo para que vivan en una caja de bocadillos de 50m2. Debemos darle un subsidio de casi 80 millones para que compre su tierra, la ponga a producir con la ayuda de unos 20 millones para un proyecto productivo. De esta forma vamos a tener a una familia produciendo su seguridad alimentaria y desarrollo para el país. Así no se vienen a engrosar los cordones de miseria en las ciudades. En la educación ya lo hice en mi departamento. También está la salud, que debemos poner más vigilancia a las EPS porque hoy hacen lo que quieren con el paciente y con las IPS. No le responden al paciente ni a la IPS. Quebraron a los principales hospitales al decir que no había plata pero sí la cobraron. Se necesita que en cada región haya por lo mínimo un hospital de tercer y cuarto nivel, para que las emergencias complejas no sean atendidas solo en Bogotá y Medellín. También hay que fortalecer el primer nivel.

Además: “Me hacen un escándalo malintencionado”: Rodolfo Hernández

En su discurso habla mucho de Dios, al presidente Duque le ha costado acciones judiciales sus continúas menciones a la virgen, ¿Cómo hará para que esté no fuera su caso si llega a la presidencia?

Siempre pondré a Dios en primer lugar donde me encuentre. El día que me avergüence de Dios, ese día acabará mi carrera. Si por creer en Dios no puedo ser presidente, prefiero no serlo. Mis creencias son arraigadas, son mi fe, y jamás renegaré de ella. El día que la niegue, hasta ahí llegué. Todo lo que he conseguido es porque Dios me lo ha permitido. Creo en él. Respeto la forma de pensar de los demás, pero para mí Dios es primero.

De no salir elegido en las encuestas de noviembre, ¿Cuál sería su papel para las elecciones de 2022? ¿Intentaría llegar al Congreso?

Hay muchas opciones. Una posibilidad es el Congreso. Hay opciones a nivel local, pero lo más seguro es que me devuelva a la finca a amansar caballos, seguir mis negocios y arreglando fincas, que es lo que sé hacer. Gracias a Dios aprendí a trabajar y no vivo de la política. Desde antes trabajo en mis temas personales y me va muy bien. Si las cosas no se dan, si Dios no permite que obtenga el aval o gane la presidencia, que es a eso por lo que me metí. Sé trabajar y conseguirme el pan de cada día. También tengo una familia muy bonita con la que me gusta estar.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.