24 Aug 2021 - 3:17 p. m.

“Aquí no hay imposiciones de nada”: Duque sobre llegada de refugiados afganos

El mandatario defendió la relación con Estados Unidos, asegurando que hay una “política migratoria de fraternidad”. Por otro lado, en relación con la polémica en el Ministerio TIC, defendió la actuación de su ministra, Karen Abudinen, señalando que “ha sido diligente”.

Desde Corea del Sur, donde adelanta una visita de Estado de tres días buscando afianzar la cooperación económica y comercial, el presidente Iván Duque aseguró este martes, en relación con la llegada de al menos 4.000 refugiados afganos y las críticas por una supuesta injerencia de Estados Unidos, que “no hay imposiciones de nada” y que lo que persiste es una “política migratoria de fraternidad”.

Lea también: Qué viene para Colombia con la llegada de refugiados afganos

Tras la toma del talibán en Afganistán, y en medio de las tensiones por una posible crisis migratoria, Duque confirmó recientemente que Colombia recibirá una parte de los afganos que saldrán de su país. Se especula que unos 4.000 afganos permanecerán de manera temporal en el territorio nacional; se quedarán en el país mientras el gobierno estadounidense, que cubrirá el total de los gastos de su permanencia en Colombia, adelanta su registro y traslado migratorio.

“Aquí no hay imposiciones de nada. Nosotros tenemos una relación con Estados Unidos de alianza y de compartir valores. Compartimos el valor de defender los derechos humanos, de la mujer y de los niños. Desde el primer momento en el que vimos que se estaba haciendo un llamado para que más países pudieran acompañar ese proceso de transición migratoria nosotros levantamos la mano y dijimos que estábamos dispuestos a hacerlo”, explicó Duque en diálogo con la emisora Blu Radio.

De acuerdo con el primer mandatario, se trata de ciudadanos que no representan ningún riesgo para la seguridad nacional y que están buscando refugio ante la persecución del régimen talibán. “Aquí no hay imposición, sino una política migratoria de fraternidad y orientada a la protección de los derechos humanos”, insistió Duque.

También le puede interesar: Los otros países que recibirán a refugiados afganos

Ante la duda de que en medio de los refugiados pueda haber colados, es decir, personas con antecedentes por terrorismo o sindicados de delitos –lo que llevó a España e Inglaterra a adelantar una revisión–, el jefe de Estado admitió que, si bien los vuelos de salida no han contado con todos los filtros, se está coordinando con Estados Unidos y recordó que Colombia participa con la Interpol en un sistema de detección de personas vinculadas a redes de tráfico internacional.

“Estados Unidos va a garantizar que son personas que han trabajado con ellos y que haya claridad sobre sus antecedentes”, manifestó el mandatario, precisando que aún no se ha definido a qué regiones llegarán los refugios, aunque anticipó que mandatarios de Bogotá, Barraquilla o Bolívar han expresado su disposición de recibir a los extranjeros.

Consultado también sobre la polémica por la presunta corrupción en un contrato para suministro de internet rural suscrito entre el Ministerio TIC y la unión temporal Centros Poblados, que implicó un anticipo de $70.000 millones, Duque manifestó que hay “certeza de que la plata no se va a perder”.

“Vamos a destapar esta olla hasta que se sepa, exactamente, quiénes intentaron fraguar este contubernio para intentar hacerse a recursos de manera fraudulentas aplicando pólizas falsas”, dijo, defendiendo que la actuación de su ministra, Karen Abudinen, “ha sido diligente, además es un compromiso del Estado colombiano llegar hasta la última consecuencia”.

Por último, Duque se refirió al proceso de vacunación y confirmó que 100.000 personas recibirán una tercera dosis contra el COVID-19 por recomendación del Comité de Inmunología, pero solo en caso de colombianos con casos de inmunosupresión: “Es una condición grave y requieren la aplicación”, declaró.

Lea también: “Habrá tercera dosis para cerca de 100 mil colombianos con inmunosupresión”: Duque

El mandatario concluyó que el país adelanta desde ya negociaciones ante una eventualidad de que se generalice la recomendación de la tercera dosis en la política pública internacional. “La OMS ha alertado que 40 o 50 países no han aplicado una sola vacuna y no hay decisión concluyente sobre la tercera dosis, pero nosotros no nos podemos quedar esperando. Vamos a seguir conversando con las farmacéuticas”.

Comparte: