30 Nov 2021 - 4:28 p. m.

Fajardo lleva su caso por Hidroituango a la CIDH por desconfianza en Contraloría

“Felipe Córdoba no es un contralor, es una ficha política”, aseguró el candidato presidencial que hace parte de la Coalición Centro Esperanza.
En su declaración, Fajardo se fue lanza en ristre contra el contralor Carlos Felipe Córdoba por sus conexiones políticas con expresidentes.
En su declaración, Fajardo se fue lanza en ristre contra el contralor Carlos Felipe Córdoba por sus conexiones políticas con expresidentes.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

Tras el fallo de la Contraloría por Hidroituango, que levantó tanta polémica, Sergio Fajardo decidió que llevará su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En una comunicación pública, el candidato presidencial por la Coalición Centro Esperanza manifestó que antes de renunciar a su candidatura dará la batalla legal para “demostrar que quienes conducen las ‘ías’ le hacen un juego nefasto al poder, a expresidentes y políticos importantes”. Así lo indicó este martes, refiriéndose especialmente a la Contraloría como una institución con “corrupción y deshonestidad”.

(Contexto: En firme fallo por caso Hidroituango: ¿cómo afecta a Sergio Fajardo?)

Su comunicado tiene raíz en la reciente decisión de dicha entidad en la que ratifica en segunda instancia la sanción fiscal contra 26 personas naturales y jurídicas, por el caso Hidroituango. Entre los sancionados está Fajardo, a quien podría truncársele su camino presidencial por cuenta de esta determinación, y que además llevaría a pagar a los involucrados la suma de 4,3 billones de pesos.

Aunque hay actualmente un debate sobre si estaría o no inhabilitado el líder de Compromiso Ciudadano, en su comunicación Fajardo insiste en que la decisión de la Contraloría no lo inhabilita y que, por el contrario, continuara en la carrera a la Casa de Nariño. “Se acabó el tiempo de las “ías”, hoy le corresponde al Consejo de Estado pronunciarse”, dijo. En ese sentido, se refirió a que llegará a la CIDH para pedir medidas cautelares en su proceso.

(Lea: “La verdad y decencia siempre salen adelante”: Fajardo tras fallo de Hidroituango)

“Además, como el contralor Carlos Felipe Córdoba prejuzgó, anticipando el sentido del fallo, cumpliremos también la cita ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para insistir en las medidas cautelares que solicitamos tiempo atrás. Nada nos impide seguir en la carrera por la Presidencia. Vamos a seguir y vamos a ganar”, expresó.

Insistió, además, que su defensa ha intentado mantener el caso en el campo legal. No obstante, aseveró, ha sido el contralor Córdoba quien lo ha llevado al ámbito político. Criticó entonces sus relaciones política con expresidentes y dirigentes.

“La confirmación del fallo de la Contraloría en segunda instancia no fue una sorpresa. A pesar de todos nuestros intentos por mantener este proceso en el campo legal, ha sido el propio contralor quien se ha encargado de llevarlo al terreno político. Sería necio no verlo”, agregó.

“Carlos Felipe Córdoba no es un contralor, es una ficha política”, sentenció Fajardo, haciendo un recorrido por sus vínculos con personas como el vicepresidente Germán Vargas Lleras, y los expresidentes César Gaviria y Álvaro Uribe.

(Más: El centro arropó a Fajardo tras fallo en caso Hidroituango que lo involucra)

“Fue la mano derecha de Germán Vargas en las pasadas elecciones y tiene el apoyo de su paisano de Pereira, César Gaviria. Su obediencia ya fue puesta a prueba en 2017 cuando, siendo auditor, presentó informes falsos e ilegales, sin tener competencia alguna, pretendiendo demostrar que en la gobernación había puesto la pauta a mi servicio y pagado favores a donantes de mi campaña con contratos. Todo se le derrumbó y el señor Córdoba nunca respondió por sus calumnias. Es el mismo político que fue militante de las juventudes uribistas, secretario privado de Vargas Lleras, y que nombró a la esposa del fiscal como contralora delegada”, manifestó.

En la explicación pública que dio este martes, Fajardo también hizo referencia a lo que llamó “irregularidades” en el caso en su contra por Hidroituango. “: la Contraloría cambió la acusación inicial en mi contra. Después de una supuesta y ardua investigación en la que invirtió tiempo y recursos, me acusaron por una sola conducta: no ejercer control. Entregué pruebas claras y contundentes. Hasta ahí debió llegar el caso. Sin embargo, la sorpresa fue mayor cuando toda esa investigación no importó, cambiaron rápidamente el documento y terminé imputado por varias conductas diferentes”, contó.

Acá está la carta completa para conocer el resto de las “irregularidades” que señala el precandidato Sergio Fajardo:

Recibe alertas desde Google News