Publicidad
29 Nov 2021 - 6:04 p. m.

Las infidencias del nacimiento de la Coalición Centro Esperanza

Aunque las discusiones se llevaron con respeto, hubo momentos de tensión, como el punto de la inclusión de Alejandro Gaviria en la coalición.
La Coalición Centro Esperanza nació este domingo, tras un cónclave que duró más de 9 horas.
La Coalición Centro Esperanza nació este domingo, tras un cónclave que duró más de 9 horas.
Foto: Cortesía

La Coalición de la Esperanza viene trabajando en su consolidación desde principio de año y en un momento llegó a mostrarse como la gran fuerza de centro para 2022. No obstante, en el último tiempo se había convertido en tendencia la substracción de sus miembros y las diferencias con otros identificados con el centro, que hacía pensar que a marzo de 2022 podían llegar bastante débiles y sin tantas opciones.

Sin embargo, este domingo, la convergencia de centro dio un giro y tomó un nuevo impulso que la hace ver como un fuerte oponente para la presidenciales del próximo año. Antes de las siete de la noche se conoció que dejaba de existir la Coalición de la Esperanza y nacía la Coalición Centro Esperanza, un cambio de nombre que tiene fuertes implicaciones, ya que significa la llegada de Alejandro Gaviria a esta alianza.

Esta nueva coalición se gestó en el llamado cónclave de centro, convocado desde hace 15 días por el exministro Juan Fernando Cristo. La invitación se había hecho para lograr una sola consulta presidencial y una sola lista al Senado y, al menos, se logró el primer objetivo.

Para más noticias de las Elecciones de 2022, vea la Sección Política de El Espectador

Para los asistentes consultados, el balance de la reunión es más que positivo. No obstante, todos concuerdan en que fue un encuentro desgastante, en el que por algunos momentos se llegó a pensar que no iban a tener los resultados que se habían planteado en la invitación.

“La reunión salió bien”, comentó Juan Manuel Galán, que fue uno de los que contó que hasta el medio día “las posiciones eran bastante difíciles de conciliar”. Para este, “antes del almuerzo, yo veía que íbamos a necesitar más tiempo”. La razón de estas dificultades habría sido la discusión sobre el ingreso o no de Alejandro Gaviria a la coalición.

Como comentó el representante John Arley Murillo, líder del partido Colombia Renaciente, en la mesa existía dos opciones: que Gaviria entrara oficialmente a la coalición o se hablara de un acuerdo macro del sector. Al final, se terminó decantando los presentes por la primera opción, pero no sin antes darse un amplio debate que hizo pensar que en la jornada de este domingo no iba a haber mayores resultados.

Además: Así ocurrió el cónclave que dio vida a la Coalición Centro Esperanza

Gaviria habría dado a conocer sus diferencias con algunos puntos de la agenda programática que ya había construido la Coalición de la Esperanza. Además, según contaron algunos de los asistentes, el senador Jorge Enrique Robledo fue uno de los que puso más peros a la llegada del exministro de Salud y algunos de los temas discutidos. Aunque, según Juan Fernando Cristo, “Robledo tenía una posiciones y Gaviria también tenía otra. Pero nunca fue una posición de no facilitar un acuerdo o no querer que Gaviria ingresara”.

“Las posiciones de Robledo fueron muy valiosas, pero eran discusiones muy argumentadas. Eran temas estructurados y planteaba que eran muy estructurados. Eso fue lo que permitió que fueran acuerdos más completos. Robledo no coincidía con la visión de muchos. La discusión fue madura y fuerte de argumentos. Nunca pasó al plano personal”, expresó uno de los asistentes, que pidió no revelar su identidad.

El exgobernador Carlos Amaya también hizo referencia a este asunto al decir que “el doctor Robledo tiene unas banderas que debe defender, fue una discusión de altura, con diferencias normales frente a lo que representa Alejandro Gaviria. Se hizo un buen ejercicio de concertación”.

También: Empieza el cónclave del centro: estas son las expectativas

Estas tensiones habrían hecho que las discusiones se suspendieran por algunos minutos para que los equipos se reunieran de forma individual. En uno de esos descansos, según contó Alejandro Gaviria a Blu Radio, hubo un encuentro entre el exministro y el líder de Dignidad.

“Al final de una de las conversaciones, nos paramos a tomarnos un café, yo me encontré a Robledo y le dije: ¿en su corazón está usted tranquilo con hacer un acuerdo conmigo? Ambos coincidimos en que sí”, expresó Gaviria, que reconoció que ambos tienen posiciones que no van a dejar de defender, pero que eso no implica un motivo para no llegar a acuerdos.

El representante Murillo aseguró que gran parte de la reticencia a la llegada de Alejandro Gaviria a la coalición se esfumó cuando este confirmó que no estaba con César Gaviria o con el Partido Liberal. “Eso ayudó a bajar los ánimos”, dijo el representante por las comunidades afrocolombianas.

Carlos Amaya señaló que lo que había ocurrido en la semana fue una muestra de que el expresidente Gaviria ya no estaba con Alejandro Gaviria, pero, que, para asegurarse de que no había vuelta de hoja se consagró en los acuerdos que “que ningún candidato podrá recibir apoyos de los que nos comparten la visión de la coalición”.

Sobre este punto también se manifestó Juan Manuel Galán, líder del Nuevo Liberalismo: “Se mencionó en términos de tener claridad que no habría ambigüedad de que partidos tradicionales no pudieran apoyar a algunos de los candidatos y en ese sentido se mencionó el partido liberal. Otra cosa es que los ciudadanos del partido liberal, que militen allí, no se va a limitar la posibilidad de que ellos puedan votar por algunos de los candidatos. No se va a aceptar un aval oficial”.

Tras aceptar la llegada de Gaviria a la coalición, la discusión se fue facilitando. Allí, según muchos de los asistentes, tuvo que ver el almuerzo, en que llegaron a departir con un biche -bebida alcohólica ancestral del pacífico-, que llevó el representante Murillo para acompañar la comida. Este le comentó de forma jocosa a este diario que “el biche” se convirtió en la bebida oficial de la coalición y de una eventual presidencia de sus miembros, debido a que después de beberla fue que se comenzaron a desenredar los caminos.

Puede leer: Nuevo Liberalismo va con lista cerrada y cremallera al Senado

Después de abordar el tema Gaviria, se pasó a la discusión programática. Para algunos, esta parte del día se desarrollo sin mayores contratiempos, mientras que otros de los asistentes llegaron a decir que también fue lento y lleno de debates -aunque hacen la aclaración de que siempre se dieron con respeto y ánimo constructivo-.

Nuevamente Robledo fue uno de los que volvió a discutir algunos de los puntos. Aunque varios de los consultados reconocieron que entendían que este tiene unas banderas históricas que defender y por eso fueron tantos los momentos de debate que este planteó. “Hubo temas difíciles, como la conciliación de la agenda programática nuestra con lo que ha venido defendiendo Gaviria”, agregó el exministro Cristo sobre estas discusiones.

El representante Murillo también habló de dichas discusiones y reconoció que hubo capítulos de tensión cuando se estaba construyendo el decálogo que firmaron todos los asistentes. Sin embargo, destacó la metodología, que llevaba a que “después de una tensión nos parábamos para reunirnos en los equipos y llegar a puntos en común”.

El líder de Colombia Renaciente agregó que hubo una discusión “larga y de temas muy pesados”, pero esta fue facilitada por la mediación de Ingrid Betancourt y Humberto de la Calle; “supieron manejar los momentos de tensión. A De la Calle se le notó la experiencia de la Habana”, agregó el representante.

También varios destacaron el papel que jugó Sergio Fajardo. Aunque muchos han dicho que se le ha visto más distante por la decisión de la Contraloría, de dejar en firme el fallo en su contra, comentaron que tuvo una posición bastante abierta, que incluso llegó a sorprender ante actitudes pasadas.

“La verdad, Fajardo estuvo muy tranquilo y dispuesto a tener una postura constructiva en lograr el acuerdo para que este se lograra. No hubo gesto o palabra desobligante”, expresó Juan Manuel Galán. El representante John Arley Murillo fue otro de los que salió a favor del exgobernador de Antioquia: “Fajardo fue los que más abierto estaba y buscaba soluciones. Se vio con mucha apertura. Planteaba observaciones”.

Al final, en el decálogo se habrían incluido las posiciones de todos los miembros de la coalición. En este habría intentado conciliar las posiciones dispares y varios comentaron que dejaron sembradas varias de las banderas históricas. Por ejemplo, Amaya destacó el énfasis que hizo en la educación y la erradicación de la pobreza, mientras que Murillo comentó que hizo más fuerza por el numeral seis, en el que se habla de las etnias y comunidades afro.

Otros puntos de discusión

Además de la llegada de Alejandro Gaviria, los otros dos puntos que habrían creado más debate fueron los de las listas al Congreso y el nombre con el que se bautizaría la naciente alianza. Sobre el primer punto, estaba el antecedente de que, en los días previos, el Nuevo Liberalismo anunció que iba por su lado con una lista cerrada y paritaria en cremallera.

Sobre este anuncio, el exgobernador Amaya dijo que “no cayó mal, pero no nos alegra que anuncien eso”. La razón es que una buena parte de la coalición considera que deberían irse con una sola lista, mientras que el Nuevo Liberalismo insiste en que tendrán su lista propia, con la intención de posicionarse y volver a retomar sus votantes.

Ante este hecho, no se intentó profundizar sobre el tema de las listas, fue un tema casi tabú, y se estableció que durante esta semana se convocarán más espacios para tratar de llegar a un acuerdo. Eso sí, en el cónclave se comprometieron a que sea una sola lista o varias, cada uno de los precandidatos les dará su apoyo. “Ese es un paso importante y tenemos un compromiso de cambiar el gobierno Duque y este nefasto Congreso”, dijo Cristo en diálogo con El Espectador.

Por otro lado, el tema del nombre fue otro de los factores de tensión y fue el punto que casi hace que no hubiera acuerdo este domingo. Hubo varios partidarios, entre ellos Fajardo, de mantener el Coalición de la Esperanza, mientras que los recién llegados planteaban que se debía cambiar.

“El tema del nombre fue duro, nos tuvo discutiendo hasta 10 minutos antes del cierre”, comentó Murillo. Y es que las posiciones iban en mantener el nombre como una marca que ya estaba posicionada o cambiarlo ante un nuevo decálogo y la llegada de nuevos miembros. Según la senadora Angélica Lozano, Alejandro Gaviria insistía en que se renombrara como consulta, pero buena parte le respondía que la consulta se acaba en marzo, pero la coalición seguía por lo menos hasta primera vuelta y sería aún mayor su perduración en el tiempo si ganaban. Al final se llegó a un punto medio: Coalición Centro Esperanza.

Esta fue una de las últimas discusiones de la jornada, luego se pasaría a dar las declaraciones de prensa, en las que Ingrid Betancourt tomó la voz cantante para dar las nuevas. Sin embargo, aún queda mucho por discutir. Está el tema de las listas a Congreso, también la preocupación de la falta de representación de mujeres y etnias de los precandidatos.

Sobre las mujeres, se destacó que en las listas habrá una participación paritaria, pero que son consientes que falta una representación en la consulta. Es por eso que Juan Fernando Cristo le comentó a este diario que están haciendo fuerza para que Ángela María Robledo e Ingrid Betancourt también sean precandidatas. Por otro lado, en el tema étnico, se habló de que se espera la llegada de más fuerzas a la coalición y el representante John Arley Murillo destacó que su presencia es la muestra de la participación de la población Afro.

Por otro lado, además de estas discusiones, la senadora Lozano confirmó que siguen las reuniones para afinar el tema programático y las tareas a realizar, que incluyen una gira nacional conjunta y debates entre ellos. Sin embargo, lo más difícil pasó, y la Coalición Centro Esperanza es una muestra de que en esta ocasión el debate presidencial, como nunca antes, estará mediado por el tema de coaliciones.

Recibe alertas desde Google News