2 May 2018 - 3:51 p. m.

No voy a legalizar ni a despenalizar el consumo de drogas: Iván Duque

Así lo ratificó en un debate presidencial organizado por el portal Kienyke, en donde además, afirmó que no tiene vínculos con la multinacional brasileña Odebrecht. El candidato Humberto de la Calle también expuso sus propuestas de campaña.

-Redacción Política

Mientas que cuatro de los seis aspirantes a la Casa de Nariño que participan la contienda electoral organizan sus campañas en las distintas regiones del país, dos de ellos –Iván Duque y Humberto de la Calle- siguen aprovechando el escenario que otorga los debates presidenciales organizados por los medios para exponer sus ideas de programa de gobierno. Este miércoles, fueron los únicos que asistieron al encuentro organizado por el portal KienYKe en donde explicaron cuáles serían las principales medidas que adoptarían frente a dos temas concretos: la llamada lucha contra las drogas y la corrupción.

(Lea: Campañas presidenciales en plaza pública, la pelea por los votos de la Costa y Bogotá)

El candidato del Centro Democrático, Iván Duque, afirmó que de ganar las elecciones promoverá un programa integral para acabar con el cada vez más creciente número de hectáreas sembradas con cultivos ilícitos pero que, eso sí, “no voy a legalizar ni a despenalizar el consumo”. Según dijo, su programa se desarrollará en varios ejes fundamentales que, en todo caso, sigan la línea prohibicionista con la que ha venido trabajando el país, desde que arrancó el Plan Colombia durante el gobierno de Andrés Pastrana.  

(¿No sabes por quién votar? Descubre tu candidato ideal a la Presidencia)

“La prevención del consumo desde el hogar y desde el colegio es fundamental. No podemos criminalizar al adicto a quien hay que darle tratamiento y rehabilitación. Al consumidor, hay que prohibirle la dosis, pero no para llevarlo a la cárcel sino, simplemente, confiscarle la droga. Y si reincide, imponerle la multa. Y al jíbaro, al expendedor de droga, sí a la cárcel”. Dijo Duque, y advirtió que la erradicación forzosa será su consigna, por encima de la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos. “No puede ser voluntaria la erradicación ni la sustitución”, advirtió.

Por su parte, el candidato del Partido Liberal, Humberto de la Calle, dijo que su propuesta, de ganas elecciones, sería la de liderar un debate global con la comunidad internacional en el que se plantee un nuevo enfoque en la lucha contra las drogas pero que, Colombia no podía ser el primero en dar el paso hacia la legalización, aunque no se mostró en desacuerdo con esa posibilidad. “Hay que reconocer que la guerra contra las drogas no ha tenido un resultado brillante. Por eso, creo que es legítimo panear un esquema diferente basado en el énfasis en la política de corresponsabilidad de países productores y consumidores”, explicó.

Sin embargo, sí defendió la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos –asunto incluido en el Acuerdo de Paz de La Habana-, pero sin descartar otras salidas como la erradicación forzosa. “La sustitución voluntaria significa es escoger el camino más tortuoso, pero es el que garantiza estabilidad porque lo que ha pasado es el síndrome de la ‘cobija cortica’. Es decir, usted se tapa una pierna, pero se destapa la otra. No descarto la sustitución forzosa, preponderantemente manual cuando las comunidades no colaboran”, agregó De la Calle, tras aclarar que no fue decisión del Acuerdo Final que se haya prohibido la aspersión con glifosato.

La corrupción

Otro de los temas que tocaron los candidatos tuvo que ver con la corrupción. El candidato uribista fue indagado por sus presuntos vínculos con la multinacional brasileña Odebrecht y sus tentáculos corruptos que alcanzaron varios gobiernos en Latinoamérica. “Yo saqué un comunicado en el que dije no he tenido, no tengo y no tendré vínculos con Odebrecht. No tengo rabo de paja”, dijo Duque. Y señaló que él mismo pidió a las autoridades judiciales investigar a fondo todos los hechos que giran alrededor de esta empresa. Lo anterior, en respuesta a la reunión a la que asistió Duque en 2014, en Brasil, cuando Óscar Iván Zuluaga era el candidato presidencial del Centro Democrático, y en donde se encontró con el estratega ‘Duda’ Mendoça.

Así mismo, defendió a Daniel García Arizabaleta, quien actualmente tiene un cargo directivo en el Centro Democrático, y quien fue señalado en su momento por ser, supuestamente, la pieza clave en la presunta entrega de dineros de Odebrecht a la campaña de Zuluaga en las elecciones presidenciales de hace cuatro años. “El doctor Daniel goza del derecho a la presunción de inocencia”, dijo Duque.

De la Calle, por su parte, fue indagado frente a los contratos que habría tenido en Colombia desde su oficina de abogados mientras ejerció como jefe de la delegación de La Habana. El candidato liberal afirmó que suspendió todas sus labores durante los años que ejerció el mencionado rol y que, sencillamente, recibió los honorarios que le correspondían como negociador de paz.

¿Por qué no fueron los cuatro candidatos restantes?

Germán Vargas Lleras, Gustavo Petro, Sergio Fajardo y Viviane Morales brillaron por su ausencia en el debate presidencial que se desarrolló a dos voces este miércoles. Todos tenían agenda regional y, por ello, se abstuvieron de participar en el encuentro. Vargas planeaba una correría por Norte de Santander. Fajardo iba para el departamento de Sucre, Petro tenía programada un viaje a la isla de San Andrés y Morales tenía programado un conversatorio con sus líderes regionales vía Skype.

Comparte: