12 Nov 2019 - 2:00 a. m.

¿Por qué las soluciones basadas en la naturaleza podrían frenar el cambio climático?

El planeta está cerca de sobrepasar el límite de dos grados Celsius. Si no se cambian los hábitos actuales aumentaría un grado generado graves consecuencias para el medio ambiente. Por eso, acciones como la reforestación y la protección de los océanos podrían ayudar a conservar el 30% de los recursos para 2030.

-Redacción BIBO

El ritmo actual de emisiones de gases efecto invernadero marco una tendencia en la cual, en ausencia de medidas urgentes de mitigación, el planeta estaría  cerca de sobrepasar el límite de dos grados Celsius fijado como meta del Acuerdo de París. (Lea: La gran alternativa global: sembrar 1.000 millones de hectáreas de bosque)

Bajo ese panorama, el consenso científico es muy claro, cada fracción de aumento de temperatura significa impactos progresivamente más negativos y, en algunos casos, catastróficos. Lo que dicen los expertos es que de no cambiar los hábitos actuales llegaría a los tres grados Celsius, generando efectos irreversibles en el medio ambiente.

Por eso, las acciones para mantener y restaurar ecosistemas terrestres y marinos son esenciales. Pueden actuar tanto como sumideros de carbono, como en la reducción de las emisiones por cambios de uso de suelo, ofreciendo hasta un 30% del potencial de las alternativas requeridas si queremos frenar este fenómeno. (Puede leer: Empresas colombianas se unen para restaurar el Amazonas

Comparte:
X