Publicidad
6 Aug 2021 - 2:03 a. m.

483 años de una capital que siempre se levanta

El cumpleaños que conmemora hoy Bogotá es especial. Se da en un momento clave en su historia, en el que intenta recuperarse de los estragos de la pandemia y las protestas. Como en otros hitos, es la oportunidad de plantear nuevas dinámicas en temas como movilidad, entorno urbano, espacio público y área metropolitana.
Felipe García Altamar

Felipe García Altamar

Periodista Político.
La conmemoración de los 483 años de Bogotá se hará con varias actividades a partir de las 9:00 a.m
La conmemoración de los 483 años de Bogotá se hará con varias actividades a partir de las 9:00 a.m
Foto: El Espectador - Óscar Pérez

Hoy se festeja el cumpleaños 483 de una capital en la que casi cada generación se ha visto obligada a resurgir de una gran adversidad. Esta vez no será diferente y se recordará como una fecha en la que se intenta retomar por completo la vida que había antes de la llegada del COVID-19. Aunque hace un año también se habló de una “nueva normalidad”, solo hasta este año podría ponerse en marcha, gracias a los avances en vacunación y, vale resaltarlo, a la presión en las calles, donde miles de personas exigieron más oportunidades.

Ese llamado solo puede garantizarse con la reapertura total de la ciudad, que pondrá a prueba, una vez más, la capacidad de los capitalinos para reponerse con éxito a las consecuencias devastadoras de un hito en la historia. Como ocurrió tras el terremoto de agosto de 1917, la pandemia de 1918, el Bogotazo, en abril de 1948, e incluso después de la época de terror en los años 80 y 90. En esta ocasión, con la reactivación será una nueva oportunidad para demostrar la capacidad de adaptación a la adversidad de los capitalinos. Además, según historiadores y expertos urbanos, lo será para plantear cambios a partir de las lecciones que ha dejado esta pandemia.

>LEA: Estas serán las actividades con las que se celebrará el cumpleaños de Bogotá

Y es que para volver a brillar como capital es clave que todas las falencias y experiencias del último año se traduzcan en nuevos conceptos de ciudad y en hacer de Bogotá una capital preparada para los retos de la pospandemia no solo en salud, sino también en cambio climático, movilidad, usos del espacio público, entre otros ámbitos.

Así lo cree Ómar Oróstegui, director del centro de pensamiento Futuros Urbanos, quien explica que si algo tiene Bogotá es capacidad de adaptación a las circunstancias y que para este nuevo momento será clave que haya un cambio de narrativas e íconos en el territorio.

“No estamos muy preparados en temas como el teletrabajo y sus efectos en la movilidad o el traslado hacia la ciudad-región. Vendrán muchas implicaciones por la pandemia y ahora llega la tarea de repensar el entorno urbano. Debemos tener la capacidad de crear hitos y cambiar las narrativas que le han hecho daño a la ciudad y que han sido promovidas por grupos políticos, solo para conseguir votos”, señala Oróstegui.

>LEA: La Feria Internacional del Libro tendrá eventos presenciales en colegios de Bogotá

La actual generación ha estado inmersa en una compleja dualidad política (como ha sido toda la historia del país), en la que se han privilegiado temas como el transporte, la seguridad y el medioambiente. No obstante, como se ha visto en los últimos meses de protestas, hay una porción de habitantes que buscan transformar esas visiones y dar paso a nuevas miradas sobre otros aspectos de la ciudad.

Es por eso que para el historiador Fabio Zambrano, del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional, uno de los mayores retos será encontrar una representación política y un puesto en la sociedad. “Bogotá es una ciudad que se ha levantado de situaciones adversas y que viene siempre de menos a más. Es quizá la ciudad más exitosa de Colombia y hoy está en una situación que no es inédita”.

LEA: Con estos eventos el Jardín Botánico de Bogotá celebrará sus 66 años

Para Zambrano, cada generación de capitalinos tuvo la oportunidad y logró integrarse a las transformaciones y procesos de modernización, pero actualmente hay una “que se encuentra al garete” y que no siente que sea tenida en cuenta para la resolución de sus problemas.

Una visión similar tiene José Fernando Rubio, director del Programa de Historia de la U. Externado, quien coincide en que este cumpleaños estará acompañado de varias coyunturas, que tendrán efectos en la estructura y cotidianidad de la ciudad.

Sin embargo, Zambrano resalta que desde ya se está evidenciando un afán por seguir erigiendo un orgullo de ciudad. “Hay confluencia de dos crisis (pandemia y protestas), pero ya se ve que están reconstruyendo estaciones y es prometedora la reactivación del turismo, la gastronomía y otros sectores de la economía”.

>LEA: El Idartes celebrará el cumpleaños de Bogotá con una programación cultural

La reapertura total y el paso gradual hacia nuevos órdenes, no solo en la ciudad sino en todo el mundo, parecen ser la única alternativa para que, como en otras ocasiones, esta generación se recupere del impacto de la emergencia sanitaria y la inconformidad social. Como concluye Germán Mejía, historiador y decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la U. Javeriana, “la resiliencia es por el hecho que tenemos que vivir en la capital. No hay otra alternativa que recuperarse y seguir adelante, y hay elementos en la memoria colectiva para ello”.

Este cumpleaños será particular y pone a prueba a los capitalinos sobre su capacidad de resurgir. Otras veces ya quedó demostrado que la ciudad sabe cómo levantarse, y la conmemoración es la oportunidad de dar inicio a una nueva etapa.

>LEA: ¡Prográmese! En agosto habrá dos festivales gastronómicos en Bogotá

Felipe García Altamar

Por Felipe García Altamar

Bogotano. Periodista de Uninpahu. Vinculado a El Espectador desde 2014. fgarcia@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias